Greenpeace pide a Ence ser "realista" y planificar el cierre en Pontevedra

Fábrica de Ence en Lourizán. DP
photo_camera Fábrica de Ence en Lourizán. DP

La organización ecologista Greenpeace ha pedido este viernes a la empresa Ence que sea "realista" y, tras la sentencia de la Audiencia Nacional que anuló su permiso para ocupar terrenos de Costas en Pontevedra, planifique "de inmediato" su cierre.

Greenpeace, que presentó uno de los dos recursos contra la prórroga concedida a Ence hasta 2073, entiende que "independientemente de que se pueda trasladar a otro lugar o no" la sentencia obliga a la pastera a abandonar su proyecto industrial actual.

"Hay actividades que según la ley de Costas no pueden estar en dominio público, eso deja claro el fallo de la Audiencia Nacional", ha señalado su coordinador en Galicia, Manoel Santos.

Ence, según Santos, ha tenido "mucho tiempo" para abordar un posible traslado y para proteger de manera "efectiva" los empleos que genera, "pero no ha querido" y ha preferido emplear, ha añadido, "otras tácticas cuando menos discutibles".

A este respecto, el coordinador gallego de Greenpeace ha reclamado a la empresa que "deje de intentar cambiar leyes a su gusto" y de fichar a políticos para su consejo de administración.

Además, la organización interpelará a la Xunta y el Gobierno de Estado para que comiencen a hacer los estudios "pertinentes" para recuperar la marisma de Lourizán, en la que se asienta la fábrica de Pontevedra, "restaurando el desastre generado en los últimos 60 años".

Para Greenpeace, el fallo de la Audiencia Nacional es una "fabulosa noticia" y entienden que, en cuanto sea firme, puede ser "muy relevante" para otros casos de actividades "lesivas" que, por su naturaleza, "no tienen por qué estar en dominio público".

"No creemos que esto ponga en peligro otro tipo de actividades y empleos, especialmente las relacionadas con el complejo mar-industria, pues muchas sí parece obligado que se realicen a pie de mar", ha apuntado Manoel Santos.