domingo. 27.09.2020 |
El tiempo
domingo. 27.09.2020
El tiempo

La gripe causa 35 ingresos y un fallecimiento a dos semanas del pico

Una enfermera vacuna a un doctor en A Parda. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Una enfermera vacuna a un doctor en A Parda. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

▶ Todos los casos analizados son del tipo A, un virus más agresivo que presenta una tasa de mortalidad de entre el 10% y el 14% ▶ La mitad de los hospitalizados no son grupos de riesgo ▶ Medicina Interna recomienda la vacunación de la población infantil y la toma de precauciones

La incidencia de la gripe sigue dibujando una curva ascendente en el área sanitaria de Pontevedra, donde ya se ha decretado la fase de epidemia. El jefe de Medicina Interna, Juan Carlos Rodríguez, calcula que el pico llegará dentro de unas dos semanas, para cuando está prevista la mayor congestión de enfermos en los PAC y en Urxencias.

El virus aterriza con retraso, porque «es muy dependiente del frío y los últimos meses han sido muy cálidos». Pero ojo. Hay que estar precavidos. El Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHOP) ya ha registrado 25 ingresos a causa de la gripe (cinco de ellos niños) y el fallecimiento "de un paciente con factores de riesgo".

A diferencia de otros inviernos, el virus que está circulando «casi de forma exclusiva» es del tipo A, más agresivo que las variantes B y C y con un índice de mortalidad de «entre el 10% y el 14%». De hecho, hasta la fecha todos los pacientes ingresados en el CHOP por gripe se infectaron con el tipo A y casi la mitad no estaban considerados grupo de riesgo, lo que da muestra de la virulencia de los agentes víricos de este año. "La gripe es muy transmisible y una enfermedad seria. Es más grave en gente con factores de riesgo, pero también puede tener consecuencias importantes en cualquier grupo de edad, como ocurre en este caso", señala Rodríguez.

El jefe de servicio estima que «lo ideal sería la vacunación universal», pero como ello todavía «resulta muy complejo», incide en la relevancia de proteger a los más débiles. Uno de los principales grupos a tener en cuenta es el de mayores de 65, que ya desde hace unos años parece haber tomado conciencia sobre la importancia de defenderse frente al virus. A falta de conocer los datos definitivos, los balances provisionales calculan que se alcanzará un índice de vacunación de cerca del 65%.

RETOS DE FUTURO. En la presente campaña también se ha percibido un aumento del 100% en el número de embarazadas que han solicitado la vacuna, llegando a las 500. Y en el colectivo sanitario, en el que se pretendía una cobertura por encima del 40%, "probablemente se llegue al 50%", augura Rodríguez.

Ahora el gran reto sería conseguir aumentar las tasas de vacunación en otros colectivos vulnerables, especialmente entre la población infantil. "Los niños menores de cuatro años son un grupo de riesgo, pero el miedo a los falsos efectos de la vacuna hace que se vacunen poco (...). Se debería incidir mucho más en la necesidad de suministrarles la vacuna. Los niños pequeños son los grandes transmisores de la gripe", advierte Rodríguez.

Vinculado con esto, el responsable de Medicina Interna señala que gran parte de la gente mayor que ingresa en el CHOP con gripe "ha estado en contacto con nietos o bisnietos" infectados por el virus. Por ello, emplaza a los mayores y a los pacientes de riesgo que conviven con menores con gripe a tomar unas medidas mínimas de precaución. "Deben lavarse mucho las manos, procurar no acercarse mucho a los pequeños durante los primeros cinco días, que son los considerados de contagio, y ponerse mascarilla, una medida muy sencilla que puede evitar muchos problemas. Si (la persona) no toma estas medidas, aumentan las posibilidades de tener que ingresar en el hospital y no solo eso, corre el riesgo de contraer una neumonía, acabar en la UCI o incluso fallecer. Por eso insisto: protejámonos bien en casa".

Según añade, los pequeños son más transmisores que otros segmentos de la población porque tienen más opciones de infectarse (por la fragilidad de su sistema inmune) y, especialmente, por su comportamiento: "Porque tosen sin taparse, se suben al colo, te meten el dedo en la boca... El contacto siempre es más estrecho con un niño pequeño que con un adulto". Las sociedades de Pediatría han impulsado una campaña en este sentido, a favor de la vacunación. Rodríguez insiste en que los progenitores deben seguir sus recomendaciones y vacunar a sus hijos. "La vacuna es completamente segura y se puede poner a partir de los seis meses", insiste.

SIN ASPIRINA. La composición de la vacuna varía cada año y, al parecer, la de este invierno debería ser efectiva. "No se ha demostrado que haya mutaciones del virus y en teoría la vacuna debe demostrar eficacia".

Otras recomendaciones que hace públicas el jefe de Medicina Interna es que , ante la sospecha de padecer gripe, nunca se debe tomar aspirina, sino que se debe recurrir al paracetamol. "Además, se deben evitar los antibióticos hasta acudir al médico de cabecera, ya que no sirven de nada ante los virus. Y otra cosa importante: ante los primeros síntomas hay que solicitar cita médica. A Urxencias solo deben llegar los casos graves".

Urxencias: "Por muy bien que se hagan las cosas tiene que haber colapsos porque el espacio es escaso"
El CHOP diseñó un plan de contingencia para hacer frente a la gripe y para acortar los tiempos de espera. En él participan hasta siete servicios hospitalarios, incluidas las Urxencias, pero ni el propio jefe de Medicina Interna se atreve a bajar la guardia. Es más. Él mismo advierte de que, "por muy bien que se hagan las cosas, tiene que haber colapsos, porque el espacio del que disponemos en Urxencias (de Montecelo) es escaso". "Los planes de contingencia siempre valen de algo y están muy coordinados con la dirección y el personal de los puntos de mayor riesgo. Actúan y son eficaces, pero el problema que tenemos en nuestro complejo es que el área de Urxencias es muy pequeña en relación a la población que atiende. El personal está muy sensibilizado con este tema. Los pacientes con sospecha de gripe se aíslan muy pronto y Medicina Preventiva insiste mucho en la higiene de manos. Ahora bien, decir que eso va a impedir los colapsos en Urxencias no es posible por todos los factores involucrados".
Afectados: En Galicia se registraron siete muertos, cinco de ellos sin vacunar
El número de fallecidos en Galicia por gripe ha aumentado a siete en la última semana, cinco de los cuales no estaban vacunados.

Además, se registraron 290 ingresos desde el inicio de la temporada, de los que 25 requirieron asistencia en la UCI. La gran mayoría (253) tenía indicada la vacuna, pero 147 no la habían recibido. La campaña de vacunación autonómica concluyó ayer con más de 564.400 personas vacunadas, 34.240 más que durante el invierno anterior.

 

La gripe causa 35 ingresos y un fallecimiento a dos semanas del pico
Comentarios