La grúa de Pontevedra, entre las más caras de España

La retirada de un vehículo y su custodia durante 25 horas cuesta 132,15 euros en la ciudad del Lérez, casi tres veces más que en Ávila. La Organización de Consumidores concluye que muchos concellos ven en los enganches "una vía fácil de aumentar la recaudación".
Enganche de un vehículo en la calle Benito Corbal. RAFA FARIÑA
photo_camera Enganche de un vehículo en la calle Benito Corbal. RAFA FARIÑA

Aparcar mal tiene castigo y de eso saben bien los pontevedreses, que durante décadas han sido testigos de la frenética actividad de las distintas grúas privadas que se encargaban del servicio municipal.

Sin embargo, la tendencia de la última década es un progresivo descenso de los enganches hasta cerca del 50%, dejando el total del año pasado en unos 2.800, incluyendo traslados, infracciones e inmovilizaciones.

Quizás para compensar el bajón económico que ha provocado ese menor número de retiradas (y, consecuentemente, de multas), el coste de la grúa en la ciudad está entre los más altos de España, según un estudio elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en las capitales de provincia y en Melilla, Ceuta, Gijón y Vigo sobre el coste del enganche y la custodia del vehículo durante 25 horas.

El análisis revela diferencias de hasta el 300%, en torno a cuatro veces más, por ejemplo entre los 205,35 euros de Zaragoza o los 198,00 de Barcelona y los 54,84 de Ávila o los 50,88 de Melilla. La ciudad del Lérez se encuentra en el puesto 16 del ránking, con sus 132,15 euros.

Según la OCU, que concluye que "muchos ayuntamientos encuentran en la tasa de retirada y depósito de vehículos una vía fácil de aumentar la recaudación", el servicio de grúa y el depósito cuesta de media 117 euros, pero hay enormes diferencias en España.

Tras Zaragoza y Barcelona aparecen entre las más caras Madrid (185,95 euros), Valencia (170,97), Vitoria (165,78), Toledo (160,07), San Sebastián (160,00), Logroño (159,12), A Coruña (155,09), Lleida (154,20), Córdoba (148,00), Huesca (142,91), Castelló de la Plana (142,40), Vigo (141,75), Palma (141,10) y Pontevedra.

También por encima de la media figuran Sevilla (131,40 euros), Cádiz (131,00), Bilbao (127,98), Albacete (127,74), Murcia (127,31), Alicante (122,79) y Tarragona (119,58) e inmediatamente por debajo Valladolid (115,85), Granada (113,38), Lugo (109,69), Segovia (108,70), Girona (108,00), Pamplona (106,60) y Salamanca (105,50 euros).

Las más económicas son Palencia (104,55 euros), Soria (104,00), Cáceres (103,80), Jaén (102,10), Santander (100,00), Oviedo (97,69), Málaga (97,55), Las Palmas (92,95), Ceuta (91,03), Santa Cruz de Tenerife (89,55), Almería (88,00), Gijón (89,55), Burgos (87,00), Teruel (84,00), Cuenca (83,00), Zamora (82,90), Ourense (82,50), León (82,20), Guadalajara (79,95), Badajoz (69,00), Ciudad Real (68,51) y Huelva (65,50), además de Ávila y Melilla.

La Ley de Tráfico y Seguridad Vial, recuerda la OCU, señala que los vehículos pueden ser retirados de la vía pública por el Ayuntamiento cuando constituyan un peligro, causen perturbaciones para la circulación o estén aparcados indebidamente.

Este servicio municipal de retirada tiene un coste medio de 99,04 euros, pero las diferencias son extremas en ciudades que, como Zaragoza (180 euros), Barcelona (173 euros) y San Sebastián (160 euros), aplican una tasa mucho más elevada que el coste razonable de ese servicio por una empresa privada, afirma OCU.

Además, la custodia del vehículo en las dependencias municipales hasta su retirada por el propietario añade en muchas otras ciudades una "penalización extra", al aplicar una gran parte de los depósitos tarifas por días completos.

Así, mientras que los aparcamientos privados deben cobrar exclusivamente por el tiempo real de prestación del servicio, 47 de los 54 depósitos municipales analizados facturan por días completos, incrementando "artificialmente" la factura de este servicio, como Soria (46 euros) o A Coruña (56 euros).

Comentarios