miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo

La Guardia Civil de Pontevedra limpia de narcotráfico el puerto de Barcelona

Una laboriosa investigación del Eco Galicia se salda con 24 detenidos, entre ellos el líder en el sur de Europa del clan de los Balcanes

En la calle Perfecto Feijóo, a apenas 200 metros de la redacción de este periódico. Allí residía Afrim Haxhijahja, súbdito albanés que acabó por confesar que dirigía una red internacional dedicada al tráfico de heroína. Los seguimientos a este individuo y a las personas con las que se relacioba llevaron a los especialistas antidroga del Eco Galicia hasta el puerto de Barcelona, donde, tirando del hilo, han logrado dar un golpe de efecto a una red de narcotraficantes que llevaba años introduciendo toneladas de cocaína por la dársena de la Ciudad Condal.

Los agentes de la Guardia Civil de Pontevedra lograron acreditar la participación en el entramado criminal de 24 personas de distintas nacionalidades, entre ellas N.V., presunto líder del clan de Los Balcanes en el sur de Europa. Medio millón de euros en efectivo y el bloqueo de unos 20 millones más en activos inmobiliarios es el saldo final de esta última fase de la operación Pórtico, que incluyó la detención de dos estibadores portuarios (los empleados que se encargan de extraer los contenedores de los buques) como presuntos facilitadores para que la droga llegase a manos de sus dueños, que, en este caso, eran los miembros de la mencionada organización de Europa del Este.

La red criminal desarticulada llevaba años introduciendo importantes cantidades de cocaína ocultas en contenedores

La pieza de caza mayor que buscaban los agentes dependientes de la Unidad Central Operativa (UCO) era el croata N.V., un individuo que se gastaba más de 30.000 euros cada mes en casinos, alquiler de vehículos e inmuebles y mujeres compañía. Había establecido una posición de dominio y jerarquía después de viajar a Colombia y llegar a pactos con los proveedores de la cocaína. En Barcelona consiguió entretejer toda una red de intermediarios que le conferían el control del puerto a través de, entre otras personas, dos estibadores, obteniendo así la logística necesaria en el interior de la terminal de mercancías para extraer las sustancias estupefacientes. El segundo de a bordo de N.V.. sería, según los investigadores, el dominicano O.F.M.G., que, además de encargarse de parte de la logística, aprovechaba su posición para distribuir por su cuenta una parte del pastel.

En cuanto a los ya citados estibadores portuarios, D.M.T. y J.M.M., de nacionalidad española, sus arrestos fueron "de gran importancia", pues aprovechaban su posición para extraer la droga de los envíos procedentes de Sudamérica.

Su presunto líder, de nacionalidad croata, se gastaba 30.000 euros al mes en casinos y alquileres de viviendas de lujo 

Esta última fase de la operación incluyó tres nuevos registros domiciliarios, en los que se incautaron diez kilos de MDMA, lo que acredita la capacidad del grupo criminal para traficar no solo con cocaína y heroína, sino también con drogas de diseño. Los agentes también intervinieron abundante documentación relacionada con anteriores envíos de contenedores, además de diverso material electrónico y de comunicaciones. En total, a los 24 arrestados y el medio millón decomisado se añadió la intervención de 35 automóviles de gama alta y 130 cuentas bancarias.

Además de cocaína y heroína, algunos de los arrestados traficaban con drogas de diseño a gran escala
 

Para llevar a cabo el operativo, los investigadores con base en Pontevedra contaron con la colaboración de efectivos de la Policía Judicial de Catalunya, todo ello bajo la coordinación del Juzgado de Instrucción 32 de Barcelona. Junto a la desarticulación del grupo, que llevaba años colando importantes cantidades de cocaína por el puerto, fue especialmente relevante y dificultosa la investigación por presunto blanqueo de capitales a través de propiedades inmobiliarias, delitos atribuidos a los dos miembros más destacados de la organización criminal.

De la heroína a la cocaína y de Galicia a los Boixos Nois 
Tras la primera fase de la operación, bautizada Azúcar Amargo y que se saldará con la condena del citado albanés afincado en Pontevedra, la Guardia Civil logró cazar a Vitor do Ouro, uno de los mayores traficantes del área metropolitana de Oporto y que ya conoce su sentencia: nueve años de prisión.

Los seguimientos a los albaneses y al poiense Javier Mosteiro llevaron al Eco Galicia hasta Artur Qato, otro conocido narco de Europa del Este. Esa segunda fase se llamó operación Cromañón y se saldó con un nuevo alijo de heroína, 38 kilos, decomisados a siete individuos de nacionalidades búlgara y albanesa que exportaban el caballo desde Turquía.

Estos arrestos ya fueron en Barcelona, donde la Guardia Civil extendió sus pesquisas hacia personas relacionadas con el grupo Casuals, la facción más radical de los conocidos Boixos Nois. En esa fase cayeron A.T.A., uno de los líderes del grupo ultra. y M.M.R., otro de los hombres fuertes, con capacidad para blanquear beneficios a través de distintas sociedades. Estas personas condujeron al ECO Galicia hasta los estibadores y, finalmente, al clan de los Balcanes.

La Guardia Civil de Pontevedra limpia de narcotráfico el puerto de...
Comentarios