lunes. 23.09.2019 |
El tiempo
lunes. 23.09.2019
El tiempo

La Guardia Civil ya vigila con lupa la N-550, la AP-9 y la salida hacia Madrid por Mos

Vigilancia entre Barro y Pontevedra, uno de los puntos más peligrosos, en el arranque de la operación salida. J. CERVERA-MERCADILLO
Vigilancia entre Barro y Pontevedra, uno de los puntos más peligrosos, en el arranque de la operación salida. J. CERVERA-MERCADILLO

La primera fase de la operación salida se activó en Pontevedra ►Más de 200 agentes velarán por la seguridad vial

La presencia del helicóptero Pegasus, el aumento de efectivos de la Guardia Civil sobre el terreno (más de 200 en Pontevedra de los 600 de toda Galicia) y la campaña pública para la concienciación de los conductores son las principales medidas que ha puesto en marcha la Dirección General de Tráfico (DGT) para reducir al mínimo los accidentes en las carreteras estatales durante la operación salida de Semana Santa, cuya primera fase se inició ayer en toda España. En el caso concreto de las Rías Baixas, los agentes prestarán una especial atención sobre los puntos más conflictivos, entre los que destacan la N-550 (los recientes accidentes, algunos de ellos mortales, ocurridos a las puertas de Pontevedra así lo demuestran), la AP-9 en distintos puntos, en especial en las salidas de las dos grandes urbes de la provincia, la autovía de O Salnés y la A-55, el tramo entre el alto de Puxeiros y O Porriño, atravesando el término municipal de Mos, que se ha convertido al mismo tiempo en el principal recorrido de los pontevedreses que viajan por carretera hacia Madrid y el resto de España y en el punto negro por excelencia de la red vial nacional.

En cuanto a las cifras globales de Galicia, la Dirección General de Tráfico prevé más de 1,5 millones de desplazamientos por carretera durante la Semana Santa de este 2019. La Guardia Civil intensificará los controles de velocidad, alcohol y drogas.

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, presentó la operación especial de Tráfico acompañado por la coordinadora de la DGT en Galicia, Victoria Gómez (exjefe provincial de Pontevedra) y el jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil, Francisco Javier Molano.

La citada operación especial, según informa la Delegación del Gobierno, se desarrollará en dos fases. La primera comenzó a las 15,00 horas de ayer y finalizará a las 24,00 horas de mañana. Para esta primera fase, Tráfico prevé 434.000 desplazamientos en Galicia.

La segunda fase, en la que se prevén 910.000 desplazamientos en Galicia, comenzará el miércoles 17 de abril y finalizará el domingo 21 en las provincias de A Coruña (a excepción de Padrón), Lugo y Ourense, mientras que en Pontevedra se dará por cerrada el lunes 22 de abril.

Losada recordó que en la campaña de Semana Santa del año 2018 se registraron tres víctimas mortales en las carreteras gallegas. Ante ello, apeló a seguir las indicaciones de los agentes de Tráfico y a preparar el viaje antes de la salida, consultando las predicciones de movilidad y del tiempo y revisando el estado del vehículo.

El delegado también incidió en que las distracciones y el exceso de velocidad son las principales causas de los accidentes registrados en Galicia en lo que va de año, destacando que desde enero se han perdido la vida en las carreteras gallegas 27 personas, nueve más que en las mismas fechas del año pasado, una cifra "inasumible que no podemos permitir".

Ante las pantallas del centro de gestión de Galicia, el delegado del Gobierno dijo que esta operación es una de las más conflictivas del año por la multitud de desplazamientos que se producen en un corto espacio de tiempo, con orígenes y destinos similares y realizados en los mismos días y horas. Losada llamó a los gallegos a actuar con responsabilidad y prudencia en los desplazamientos llamados «cortos», en vías convencionales y secundarias, de por sí con mayor riesgo añadido y donde la familiaridad invita a un exceso de confianza de los conductores.

La Guardia Civil ya vigila con lupa la N-550, la AP-9 y la salida...
Comentarios