La guerra ya salpica a las empresas, que acusan un aumento en el precio de sus materias primas

El abastecimiento de productos como el cereal, cuyos principales países productores son precisamente Rusia y Ucrania, está garantizado pero "a corto plazo" y entidades como Nudesa o Harinas Reyes ya sufren sus precios al alza
Vista de la empresa Harinas Reyes, en el parque empresarial de O Campiño de Pontevedra. GONZALO GARCÍA
photo_camera Vista de la empresa Harinas Reyes, en el parque empresarial de O Campiño de Pontevedra. GONZALO GARCÍA

La guerra de Ucrania ya está dando los primeros coletazos a la economía pontevedresa, y empresas cuya materia prima proviene en un porcentaje considerable del Mar Negro se han visto irremediablemente salpicadas por la incertidumbre del posible desabastecimiento que podría provocar este escenario bélico.

En esta tesitura, España verá probablemente mermadas sus importaciones de aluminio y de cereales –entre otros–, que provienen en un porcentaje considerable de Rusia. De hecho, este país es el principal productor de cereales del mundo, pero también lo es Ucrania, ya que es un importante proveedor de materias primas agrícolas a toda la Unión Europea.

Aunque algunos empresarios confirman que, de momento, el abastecimiento de sus productos está asegurado, se abre un escenario incierto que dependerá de la duración y de la intensidad de la contienda. Por lo pronto, los precios de algunos productos, tan solo unas horas después de la invasión rusa, ya se han disparado y en algunos casos, como en el caso del trigo, tocó el "límite al alza" el pasado miércoles –lo máximo que pueden subir en una sesión–, una cifra que no se alcanzaba en los productos agroalimentarios desde la crisis del año 2008. "Y no subieron más porque hay un límite al alza en los mercados". Así lo explica Mónica Fondevila, jefa de compras de la empresa silledense Nudesa, una de las principales productora de piensos de la comunidad. Así, explica que, en previsión a este conflicto, los precios ya se han estado incrementando los últimos días.

El trigo tocó el miércoles "el límite al alza", un precio que no se alcanzaba en los productos agroalimentarios desde la crisis de 2008

"A corto plazo lo que más se resienten son los mercados energéticos y los del cereal. España es deficitaria en cereal, el 40% del maíz que entra en España es de origen ucraniano", cuenta Fondevila, que insiste en que, a pesar del incremento del precio de las materias primas, su preocupación actual se centra en el suministro de los productos. Y es que desde hace dos días los puertos están cerrados por seguridad en Ucrania. "Cada uno de nosotros se ha puesto en contacto con su proveedor, que son multinacionales que operan en todo el mundo, y en principio parece que al menos en Galicia ya habían llegado barcos para que por lo menos tengamos mercancía, sobre todo maíz, durante un mes, que era nuestra primera preocupación". Por lo tanto, habrá abastecimiento para este tipo de empresas "pero a corto plazo".

También es cierto que estos proveedores multinacionales "ya están buscando otros orígenes", pero esto "supone un sobrecoste".

La jefa de compras de Nudesa recuerda, también, que Rusia y Ucrania son "los primeros exportadores de girasol del mundo", por lo que todos los productos derivados del aceite "se han encarecido salvajemente".

Empresa de piensos Nudesa, en Silleda. DP
Empresa de piensos Nudesa, en Silleda. DP

Así las cosas, Mónica Fondevila apunta que el desabastecimiento de algunos tipos de productos, como el cereal, puede llegar a ser "un problema al que nos tengamos que enfrentar", una preocupación con la que conviven "no desde el miércoles, sino desde hace ya un mes en previsión de todo esto".

Todo dependerá, así, de la capacidad de los puertos y de la cantidad de mercancías que puedan recibir.

Manuel Brandariz, gerente de Harinas Reyes, corrobora que la contienda bélica "está afectando muchísimo al sector", ya que "Ucrania y Rusia son los dos principales productores del mundo de cereal, de maíz y de trigo, entre otros" y entre estos dos países tienen entre el "25 y el 30% del cereal del mundo". Por ello, "ayer –por el miércoles– hubo un auténtico colapso de los mercados financieros y la bolsa de Chicago, que es la gran referencia para América, hubo que frenarla, y la bolsa de París, referente para Europa, en las dos primeras horas de apertura subió un 15% y se colapsó todo. Los operadores dejaron de vender cereales, los clientes llamándonos... fue absolutamente caótico".

Con todo, Brandariz explica que "a nosotros no nos va a afectar demasiado, más allá de la variable precio", ya que desde el punto de vista logístico "no tenemos problema, porque nuestras compras no están en Rusia y en Ucrania, las tenemos en otros lados", por lo que asegura que la empresa no tendrá ningún tipo de problema de suministro hacia sus clientes. "Pero sí es cierto que desde el punto de vista global si puede afectar, y mucho".

Con todo, "la mayor parte de la industria" se ha adelantado a los acontecimientos y las empresas han generado stock para sobrellevar este conflicto. En el caso de Harinas Reyes, el stock se ha aumentado "tranquilamente más de un 30%", confirma Manuel Brandariz, que señala que el mercado "empieza a estar ya algo más tranquilo". Y es que "después de una subida de precios muy grande suele haber una corrección técnica y está bajando ligeramente", concluye.