jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Habemus Transporte Metropolitano: así es el proyecto de explotación

Personas accediendo a un autobús en una de las paradas urbanas. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Personas accediendo a un autobús en una de las paradas urbanas. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La Xunta licita el proyecto de explotación, que abarca 27 líneas que comunican Pontevedra con Marín, Poio y Vilaboa y viceversa ▶Se crea una nueva línea al Sagrado Corazón de Praceres y se modifican varias líneas escolares para que transporten viajeros de a pie ▶Conserva las dos líneas urbanas

El Plan de Transporte Metropolitano por fin empieza a desprenderse del carácter etéreo que mantuvo durante años y comienza a perfilarse en algo tangible. La Dirección Xeral de Mobilidade de la Xunta de Galicia ha iniciado la fase de exposición al público del proyecto de explotación del susodicho plan y, a falta de conocer los futuros ajustes, ya se puede saber por dónde irán los tiros. Como mínimo habrá 27 líneas y los beneficiarios serán de Pontevedra y su entorno más próximo.

El proyecto de explotación ha salido a adjudicación junto con el resto de concesiones de autobús que caducan en agosto. En este saco está metida la gran mayoría de los contratos de transporte público que comunican Pontevedra con el resto de la provincia y otros destinos gallegos. Es lo que se conoce como segunda fase del Plan de Transporte gallego.

Según la documentación expuesta, el Plan de Transporte Metropolitano integrará finalmente 27 líneas de autobús que darán servicio a un área metropolitana integrada por los concellos de Pontevedra, Marín, Poio y Vilaboa. El radio de afección será, por tanto, bastante más reducido que el anterior, que también incluía a Barro, Sanxenxo, Moraña, Soutomaior, Ponte Caldelas, Cerdedo-Cotobade, Campo Lameiro y Bueu. Como resultado, el sistema abarcará una superficie de 29.574 kilómetros cuadrados, en la que residen 2.718.525 habitantes "con una renta media que se sitúa por encima de la media de la comunidad".

Los recorridos de las líneas coinciden en su gran mayoría con los que realizan las concesiones en vigor. Quizás, la novedad más trascendente es la puesta en marcha de una nueva línea (la 10) que conectará Pontevedra con el colegio Sagrado Corazón de Praceres "para atender las demandas de la comunidad educativa, que no tiene derecho a transporte escolar gratuito".

El billete costará 1,50 euros si se paga en efectivo
El billete de autobús tendrá un coste de 1,50 euros para los usuarios que paguen en efectivo y de 1,35 euros para los que dispongan de la futura tarjeta de Transporte Metropolitano. El proyecto contempla otros precios más bajos para los viajeros más habituales. Concretamente, propone bonos mensuales (con un coste mínimo de 40 euros) y bonos de 20 viajes para la línea Pontevedra-Marín y para los itinerarios que lleguen a Montecelo.

326.889 viajes a Marín
La Dirección Xeral de Mobilidade calcula que el grueso de los viajes tendrán lugar dentro del propio municipio (303.558 expediciones durante el primer año) y entre Pontevedra y Marín (326.889 en cada sentido). Le siguen las conexiones entre Poio y Pontevedra (2.036 para cada dirección y entre Vilaboa y Pontevedra (1.310).

147.000 viajes bonificados
Otro de los cálculos reflejados en el proyecto de explotación es que está previsto que cerca del 50% de los viajes a Marín (147.100) sean bonificados.

Otro cambio significativo es que algunas líneas se han reestructurado para favorecer desplazamientos más cortos (con menos paradas) y funcionales (con la inclusión de paradas a demanda). Además, cabe destacar que varias líneas de transporte escolar pasarán a funcionar como servicios de uso general, "con reserva de plazas para determinadas personas usuarias", advierte el proyecto de explotación.

Ligado con esto, el departamento autonómico exige la reserva mínima de 347 plazas para transporte escolar y emplaza a la futura concesionaria a dar servicio a los centros educativos IES Torrente Ballester, CEIP A Carballeira y CEIP Vilaverde Mourente.

Para ser más exactos, la hoja de ruta trazada por los técnicos autonómicos plantea seis líneas integradas (que combinan transporte escolar y de pasajeros) y que son las número 19, 20, 24,25, 26 y 27 (ver gráfico).

Líneas de Autobuses en Pontevedra

En paralelo, el proyecto de explotación contempla la posibilidad de que ciertos itinerarios sean prestados "bajo demanda", pero no llega a puntualizar ni en qué líneas ni en qué paradas.

URBANAS. La práctica totalidad de las líneas realizan una ruta comarcal-metropolitana, circulando por distintos términos municipales. Tan solo dos tienen la consideración de urbana y no son otras que las dos que unen la ciudad capitalina con el barrio de Monte Porreiro.

Actualmente hay dos concesiones en vigor que operan en el radio de acción de este Plan de Transporte Metropolitano en fase de gestación. Se trata del contrato XG-528 Marín-Pontevedra, que presta la empresa Transportes La Unión SA, Autobuses de Pontevedra, SA, y el contrato V-2613 Encoro de Castiñeiras-Pontevedra, que corre a cargo de Autocares Rías Baixas. Ahora, la previsión es que el contrato tenga una duración de diez años con posibilidad de prórrogas.

En cuanto al resto de concesiones que salen a licitación (en el marco de la segunda fase del Plan de Transporte gallego), destaca un paquete para el "entorno metropolitano" de Pontevedra, que abarca 21 líneas que funcionan dentro de los concellos de Poio y Marín y que comunican Pontevedra con Poio.

Aparte, salen a adjudicación dos contratos a nivel comarca, que afectan a Ponte Caldelas, Soutomaior, A Lama y Fornelos de Montes, entre otros ayuntamientos.

La Xunta inyectará medio millón al año para evitar que sea deficitario
Las arcas autonómicas ingresarán durante los diez años de concesión 506.086 euros a la adjudicataria en concepto de "compensación" por la obligación de prestar un servicio público. De lo contrario, el contrato resultaría deficitario para la empresa. Los ingresos previstos por la explotación del transporte metropolitano alcanzan los 1,4 millones de euros durante el primer año, mientras que los gastos superan los 1,8 millones. En cualquier caso, si las cuentas del Ejecutivo gallego están en lo cierto, la previsión es que la concesionaria vaya aumentando el margen de beneficios conforme pasen los años, pasando de los 48.493 euros calculados para el primer ejercicio a los 196.386 euros del décimo año. Al final de la concesión, el beneficio bruto sería de 1.138.719 euros.

5.750.085
Es el número de viajeros previsto para el primer año de funcionamiento del Plan de Transporte Metropolitano. El número se desprende de los 964.050 viajes previstos en el área, donde también se prevé el transporte de 595.852 escolares al año (transportando cada día 139 estudiantes de Primaria y 208 de Secundaria).

Habemus Transporte Metropolitano: así es el proyecto de explotación
Comentarios