miércoles. 23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo

Habrá comedores y Madruga si la Xunta ratifica su apoyo

Reunión con las ANPA celebrada en la sede de Fanpa para dar cuenta de las novedades. RAFA FARIÑA
Reunión con las ANPA celebrada en la sede de Fanpa para dar cuenta de las novedades. RAFA FARIÑA
La Fanpa impulsa ambos servicios esperando que Sanidade valide su protocolo para derivar posibles responsabilidades ► Las familias confían en que Educación colabore económicamente para compensar el incremento de los costes, un 40%

Cientos de familias pontevedresas y marinenses respirarán aliviadas al saber que la Federación Provincial de ANPA de Pontevedra (Fanpa) retomará la gestión de los comedores escolares y del Plan Madruga para el próximo curso, una vez que la Xunta de Galicia se comprometió a prestar su apoyo para descargar a la entidad de las posibles responsabilidades derivadas de un brote de Covid-19. También deberá ratificar su intención de colaborar económicamente para sufragar el incremento del 40% en el coste de los servicios debido a las medidas vinculadas a la nueva normalidad. Asimismo, las últimas modificaciones del protocolo de seguridad facilitan que los espacios disponibles sean suficientes para las solicitudes recibidas, unas 800 entre ambos municipios, un 30% menos que el curso pasado.

La decisión empezó a fraguarse tras una entrevista celebrada a mediodía de este viernes entre representantes de la Fanpa y el jefe territorial de Educación, César Pérez, quien los citó justo unas horas antes de la reunión convocada por la federación con todas las ANPA asociadas, en la que se debatiría sobre la complicada situación, que tenía en vilo a buena parte de la comunidad educativa a solo seis días del inicio del curso. El encuentro con Pérez Ares fue “cordial”, según la Consellería de Educación, y en él “púxose de manifesto polas dúas partes a vontade de avanzar en puntos de encontro”.

Rogelio Carballo, presidente de Fanpa, aportó más detalles sobre la entrevista, en la que vio a Pérez Ares “moi preocupado polas repercusións económicas” que tendrá el incremento de precio para las familias, que, en muchos casos tendrán difícil asumirlo.

Una solución, que trasladará a la Consellería, es aumentar las subvenciones para este servicio, ahora estancadas en apenas 40 euros al año por escolar. “Calculamos que para un alumno que vaia a Madruga e comedor todo o curso o incremento do prezo será de 2.000 euros”. No en vano, el esfuerzo económico se traduce en que una tarifa mensual de 83 euros de disparará a 117. En el Madruga, con desayuno, sube de 52 a 84. “Entendemos que igual temos que adiantar cartos -algo habitual con estas ayudas-, pero as familias non van poder asumir este custe excepcional nin de lonxe. Non queremos ter comedores para ricos”.

El nuevo protocolo permite reducir la distancia inicial entre escolares que provengan de la misma aula o burbuja

La segunda cuestión que impedía a la Fanpa asumir la gestión de estos servicios era la imposibilidad de aceptar la responsabilidad derivada de un brote de coronavirus. En este sentido, explicó Carballo, el jefe territorial se comprometió a ejercer de intermediario con la Consellería de Sanidade para que técnicos de este departamento “validen” el protocolo que la Fanpa y la empresa concesionaria, Arume, han elaborado para poner en marcha estos servicios complementarios y que, asimismo, se anexaría al propio protocolo de cada colegio elaborado por la respectiva comisión Covid. “Queremos que se lle dean o visto bo e garanticen que o protocolo é seguro”.

Si estos dos asuntos traían de cabeza a la federación, nada podría solucionarse si la falta de espacio continuara siendo un obstáculo, pero esta circunstancia está también solventada, anunció Carballo. El nuevo protocolo permite reducir la distancia inicial entre escolares que provengan de la misma aula o burbuja “e a separación entre grupos mesmo se pode resolver instalando as mamparas que terán que adquirir os centros”. De este modo “poderemos atender a todo o alumnado que o precise”, incluso superando la cifra inicial de 800 peticiones, ya que la universalidad está garantizada.

Eso sí, será necesario establecer dos turnos de comidas -un sistema que hasta ahora solo se llevaba a cabo en el CEIP Froebel-, con equipos de monitoraje distintos y la correspondiente desinfección entre ambos servicios. Asimismo, está contemplado que los horarios se adapten a las salidas escalonadas. En este sentido, apuntó, también se espera que las 300 solicitudes del Plan Madruga se disparen, pues la conciliación será inviable para muchas familias por la entrada escalonada al colegio.

La gran incógnita que sigue pendiente es la fecha en la que se empezará a prestar el servicio, pero lo que quedó claro en la reunión de anoche es que no será el 10 de septiembre y que, en todo caso, dependerá de la diligencia de la Xunta para asumir sus compromisos.

En la provincia de Pontevedra se contabilizan 72.945 alumnos. De ellos, 21.670 corresponden a Infantil, 50.841 a Primaria y 434 a Educación Especial

DATOS DE MATRÍCULA. Por otra parte, la Consellería de Educación hizo públicos este viernes los datos provisionales de matrícula para el curso 2020-2021, que empezará de forma escalonada el jueves 10 (Educación Especial, 4º y 5º de Infantil y de 1º a 3º de Primaria) y el viernes 11 (6º de Infantil y de 4º a 6º de Primaria), que en Galicia ascienden a 194.221 escolares, un 1,3% menos que el curso pasado.

En la provincia de Pontevedra se contabilizan 72.945 alumnos. De ellos, 21.670 corresponden a Infantil, 50.841 a Primaria y 434 a Educación Especial, que se distribuirán entre 361 centros educativos. Por municipios, en la capital se matricularon 7.914 escolares, frente a los 8.067 del curso pasado. De ellos, 2.309 son de Infantil (81 menos), 5.511 de Primaria (66 menos) y 94 de Especial (seis menos).

En toda la comunidad, subraya la Consellería, se pondrán en marcha 158 nuevas unidades, “o que leva consigo a incorporación de 240 profesores” para estas etapas educativas, una cifra que podrá complementarse con los 221 docentes de apoyo vinculados a los programas de rendimiento académico de la iniciativa Arco.

Habrá comedores y Madruga si la Xunta ratifica su apoyo
Comentarios