martes. 24.05.2022 |
El tiempo
martes. 24.05.2022
El tiempo

Hallan una posible ara romana en Santa Clara

Columna de piedra que los técnicos consideran una ara romana. CEDIDA
Columna de piedra que los técnicos consideran una ara romana. CEDIDA
El estudio arqueológico previsto por la Deputación determinará el origen de la pequeña columna, descubierta en un pasillo durante la reciente visita del Consello Asesor del Museo al interior del convento ► Mosquera asegura que los técnicos están "absolutamente convencidos" de que se trata de una pieza de la época romana

Un hallazgo inesperado. La Deputación ha descubierto una posible ara romana en Santa Clara. Así lo asegura a este periódico el vicepresidente provincial, Cesáreo Mosquera, que explica que durante la reciente visita del Consello Asesor del Museo al interior del convento, que tuvo lugar el pasado 12 de enero, los técnicos encontraron una pequeña columna de piedra.

"Fixáronse nela e, despois de darlle moitas voltas, saíron absolutamente convencidos de que era unha ara romana", añade.

La pieza estaba pegada a la pared del tramo final de uno de los pasillos del cenobio y cerca de la zona en la que se encuentra el lagar. Sobre ella había una vieja sartén de cocina, que habría permanecido allí desde que las clarisas dejaron el convento en 2017.

La altura del pedestal es de aproximadamente un metro y dispone de base, fuste y cabecera. "Parece ser que non tiña un uso relixioso", dice Mosquera, que señala que la posible ara está "bastante degradada" como consecuencia de un proceso de meteorización. A simple vista tampoco se aprecia ninguna inscripción.

La comprobación del origen y el valor patrimonial de piezas de este tipo la determinará el estudio arqueológico que la Deputación llevará a cabo en Santa Clara. "De confirmarse, a gran pregunta é se isto estaba no convento ou veu de fóra. No caso de que xa estivera aquí, haberá que estudar se houbo algo aquí. Se aparece un asentamento romano, magnífico", destaca Mosquera.

Las catas verificarán si en la zona que ocupa el conjunto monacal, que se fundó en el siglo XIII, hubo restos del antiguo Imperio Romano, una hipótesis que nunca se había puesto encima de la mesa y que, de constatarse, obligaría a revisar la historia de Pontevedra. "En principio aí nunca se plantexou que houbera nada. Pero dependerá das catas arqueolóxicas", indica Mosquera.

En el análisis del contenido y evolución del cenobio se usará la datación por radiocarbono. El contrato se licitará por 287.000 euros

Los trabajos, asociados al estudio arqueológico, histórico y de paramentos previsto en el convento, están a punto de salir a contratación. Se licitarán por casi 287.000 euros y la adjudicataria dispondrá de tres meses para completar la tarea, que requerirá de al menos 20 profesionales de distintas ramas para analizar al detalle el complejo monacal, tanto desde el punto de vista técnico como documental.

En este proyecto se utilizará la datación por radiocarbono (a través del Carbono 14) para determinar la antigüedad de distintos materiales, también el de la columna de piedra hallada en el interior del cenobio. Si el calendario no sufre cambios, el informe estará contratado en marzo y sus conclusiones estarán listas en el primer semestre del año. La ampliación del mismo no se descarta si se producen nuevos hallazgos.

Uso museístico. El vicepresidente de la Deputación, y edil de Infraestruturas en Pontevedra, espera que este plan arroje más luz sobre los "misterios" de Santa Clara, que es patrimonio municipal desde el pasado 1 de diciembre, fecha en la que el Concello formalizó la compra del recinto, antigua propiedad de las clarisas.

El informe determinará también si el convento reúne los requisitos necesarios para que el Museo pueda establecer allí su sede arqueológica, lo que supondría descartar de forma definitiva la construcción de un nuevo edificio en Valdecorvos para albergar los fondos pétreos provinciales.

Las catas verificarán si en el recinto hubo huellas de la época romana, una hipótesis que hasta ahora nunca se había planteado

El uso museístico de Santa Clara iría acompañado de una cesión de la propiedad a la Deputación por parte del Concello, que pagó 3,2 millones de euros por la adquisición del conjunto monacal.

La operación urbanística, una de las más importantes en la historia de la ciudad, fue acompañada por el compromiso municipal de mantener en depósito los bienes de la iglesia. Los cuatro retablos del siglo XVIII, el púlpito, la sillería del coro y un órgano de 1795 se quedarán en Pontevedra durante cuatro años. Y si las clarisas no los reclaman después de este tiempo, se abrirá la posibilidad de compra.

Los siete bienes tendrían un valor de mercado de entre 135.000 y 155.000 euros, según la tasación encargada a Juan Manuel Monterroso, catedrático de Historia del Arte de la Universidade de Santiago de Compostela.

El primer análisis revela que el cenobio fue objeto de tres grandes reformas desde su fundación en 1271

El primer análisis en Santa Clara revela que el convento fue objeto de tres grandes reformas desde su fundación en el siglo XIII, concretamente en 1271.

El vicepresidente de la Deputación, Cesáreo Mosquera, señala que la primera intervención importante en el conjunto monacal tuvo lugar en la primera mitad del siglo XVIII, en la época barroca; la segunda a principios del siglo XIX y la tercera a partir de la década de 1970, en pleno siglo XX. El estudio histórico del cenobio será fundamental para conocer la evolución de un recinto que fue propiedad de la Orden de las Clarisas durante 750 años.

El trabajo no solo incluirá el estudio arquitectónico y arqueológico, sino también documental. Con toda probabilidad se solicitarán documentos a la congregación religiosa para arrojar más luz sobre este bien patrimonial. Mosquera asegura que, en cada inspección visual, los técnicos realizan nuevos descubrimientos.

Entre ellos figura la aparición de una inscripción en una de las paredes situada en las inmediaciones de la lareira. Allí puede observarse una fecha, 1726, que daría la pista de la época en la que se habría construido esta parte de la edificación. El convento de Santa Clara ha sufrido obras de distinta índole.

Las más recientes tienen que ver con la instalación de un ascensor que comunica la planta baja con la zona en la que residían las monjas. En el inmueble también pueden verse canalizaciones de plástico o algunas ventanas de aluminio. El recinto está formado por varias construcciones.

La cabecera de su iglesia gótica, que el Concello abrirá a usos culturales, como conciertos, es la mejor conservada de Galicia. Las clarisas vivieron en este espacio en régimen de clausura desde su fundación. Desde entonces, sufrieron cuatro desalojos temporales a causa de conflictos bélicos y desamortizaciones: en 1702, 1719, 1807 y 1868.

Efecto Santa Clara: Moreda prevé más visitas guiadas tras cubrirse las de febrero en menos de 30 minutos
El Concello programará más visitas guiadas en primavera a las ya previstas en febrero y marzo. Así lo aseguró este sábado el concejal de Patrimonio Histórico, Xaquín Moreda, ante la avalancha de solicitudes para conocer el interior del convento.

Las plazas previstas para los fines de semana del mes que viene se cubrieron "en menos de media hora". "Este tempo récord no que se esgotaron non demostra o interese", apuntó.

Más reservas, el 18F

El 18 de febrero se abrirá el plazo para solicitar las visitas guiadas de marzo, que se celebrarán todos los fines de semana, sábados y domingos, en horario de mañana y de tarde. Los interesados podrán hacerlo a través de la página web.

640 plazas más

A las 640 plazas de febrero se sumarán otras tantas para marzo. Las visitas guiadas se harán en grupos de 20 personas.

Hallan una posible ara romana en Santa Clara
Comentarios