sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

Hartos de los retrasos, los usuarios demandan la suspensión del peaje

Belén Paz, usuaria de la AP-9
Belén Paz, usuaria de la AP-9
Los conductores se enfrentan a diario a severas limitaciones de velocidad y cortes continuos de carriles

Los usuarios de la autopista se muestran muy indignados con los efectos que están teniendo las obras de ampliación en el tráfico. Denuncian reducciones de velocidad, atascos, cortes de carriles y otros efectos negativos que han convertido la vía de alta capacidad en una carretera en la que uno sabe cuando entra, pero no a qué hora sale.

Aparte de este conjunto de perjuicios, lo que más molesta es que la concesionaria, Audasa, no haya aplicado una rebaja en el peaje, cuyo precio se mantiene en los 3,60 euros entre Pontevedra y Vigo. Muchos afectados incluso demandan la suspensión completa de la cuota, teniendo en cuenta que actualmente las características del servicio se han visto mermadas.


Belén Paz, usuaria de la autopista: "Cuando se ejecutaron las obras en Portugal dejaron de cobrar. Aquí sufrimos las obras, reducciones de carriles, limitaciones y atascos, y seguimos pagando"

PRONÓSTICOS. Belén Paz, de 44 años, es usuaria diaria de la autopista por motivos de trabajo, "porque vivo en Vigo y trabajo en Poio". Cuando le preguntan por los efectos de las obras de la autopista, no tarda en dejar aflorar su malestar. "Me parece increíble que sigan cobrando, porque las condiciones del servicio no son las mismas (que anteriormente)". Belén incide en que "cuando se ejecutaron las obras en la autopista de Portugal dejaron de cobrar, algo totalmente comprensible, porque no podían ofrecer el mismo servicio. En cambio, aquí sufrimos las obras, reducciones de carril, limitaciones de velocidad y atascos, y seguimos pagando lo mismo".

A su juicio, la ampliación está interfiriendo de forma muy negativa en el tráfico y, para más inri, alerta de que la situación "empeorará". Según le ha comunicado "un conocido que trabaja en las obras", está previsto que a lo largo de este mes se produzca el cierre de un carril en cada sentido en el puente de Rande. "Ahora mismo han puesto la velocidad máxima a 60 kilómetros por hora y ya es una locura, porque la gente circula con prisa y no te permiten circular a esa velocidad. Imagínate con un carril menos".

Juan Cid, usa la AP-9 por trabajo: "Es indignante que tengas que ir a 60 kilómetros por hora durante un tramo importante y que mantengan el precio tan elevado que tiene el peaje"

Juan Cid, de 35 años, es usuario habitual de la autopista y, como el anterior testimonio, se muestra enfadado por los efectos colaterales de las obras. "Es indignante que tengas que ir a 60 kilómetro por hora durante un tramo importante y que mantengan el precio tan elevado que tiene el peaje. La carretera ya no está en las mejores condiciones, pero es que ahora también tenemos que soportar limitaciones de velocidad, atascos y el tema de las obras".

Juan todavía no ha puesto una hoja de reclamaciones, "porque el ritmo diario de trabajo es tan elevado, que te indignas, pero no paras a reclamar", No obstante, considera que los afectados deberían movilizarse. "Seguramente tendría algún efecto".

PLANIFICACIÓN. Ana Belén Pérez, 44 años, es vecina de Pontevedra y circula por la autopista todos los días laborables para acudir a su trabajo, situado en Bouzas (Vigo). Desde que comenzaron las obras en Rande, tiene que salir "con media de hora de antelación de casa, porque no sabes lo que te vas a encontrar". "A veces la caravana es enorme y, como te pille un día retorcido, con muchas incidencias y camiones por delante, no llegas a tiempo, porque se acumula mucha gente en un único carril y no hay fluidez".

Ana Belén Pérez, usuaria de la AP-9: "Tengo que salir de casa con media hora de antelación, porque no sabes lo que te vas a encontrar. A veces la caravana es enorme (...) y no llegas a tiempo"

Ana Belén se ha encontrado con la situación de tener que llamar a su madre o a la guardería para avisar de que está "en caravana" y de que no llega a la hora de recogida de su hijo. Como muchos otros, presume que hay días en los que tardaría menos tiempo por la carretera nacional, pero no se arriesga, porque entonces dejaría de beneficiarse de los descuentos que disfruta como usuaria de Vía T (por los que paga solo el viaje de ida a Vigo si va y vuelve en el mismo día). Todavía no ha reclamado Porque dice que no tiene tiempo para pararse en el peaje. Sin embargo, piensa hacerlo "si existe la posibilidad de tramitar la reclamación por Internet". A su juicio, la concesionaria "no puede seguir cobrando lo mismo por el servicio que estás ofreciendo".

MÁS DESCUENTOS. Andrea Alonso, de 34 años, viaja de lunes a viernes de Vigo a Sanxenxo y se une a las reclamaciones que demandan una rebaja o incluso la suspensión temporal del peaje. "Antes de llegar a Rande hay tramos en los que prácticamente estás parado, porque no hay arcén y por cualquier incidencia el tráfico se detiene. Más cerca de Pontevedra se pierde un carril y es normal encontrarse atascos o tener que circular durante un buen tramo a ente 20 y 30 kilómetros por hora".

Andrea Alonso, viaja a diario por la autopista: "No me quejo de que haya obras, porque supuestamente son para mejorar la autopista, pero sí de que te cobren lo mismo, porque el servicio ha empeorado"

Andrea es beneficiaria de los descuentos aprobados por el Ministerio de Fomento para los usuarios de la VIA T, pero demanda otro tipo de compensaciones, pues recuerda que este tipo de bonificaciones "ya estaban vigentes antes de los trabajos de ampliación". "No me quejo de que haya obras, porque supuestamente son para mejorar la autopista, pero sí de que te cobren lo mismo, porque el servicio ha empeorado".

15 MINUTOS MÁS. Laura García, de 22 años, viaja por autopista de lunes a jueves entre Vigo y Pontevedra. También es beneficiaria de los descuentos del VIA T, pero aun así considera que "pagar 3,60 euros por este trayecto es una estafa, porque la autopista no está en condiciones".

Laura García, usuaria habitual de la AP-9: "Pagar 3,60 euros por el trayecto entre Vigo y Pontevedra me parece una estafa, porque la autopista no está en condiciones. Tardo casi 15 minutos más"

Laura cree que el ahorro de tiempo respecto a las alternativas de la carretera nacional o la carretera de Vilaboa "es prácticamente nulo". De hecho, desde que comenzaron las obras en Rande, calcula que tarda "casi 15 minutos más" en realizar el mismo viaje que hacía hace unos meses. "Deberíamos no tener que pagar, porque, aparte del tiempo, están reduciendo el limite de velocidad y hay retenciones".

    

Hartos de los retrasos, los usuarios demandan la suspensión del peaje
Comentarios