viernes. 16.04.2021 |
El tiempo
viernes. 16.04.2021
El tiempo

PERIODISTA GANADORA DEL PULITZER

Mar Cabra: "No hemos aprendido a relacionarnos de forma saludable con la tecnología"

La periodista Mar Cabra. NACHO RUBIERA
La periodista Mar Cabra. NACHO RUBIERA
Especializada en análisis de datos, Mar Cabra ganó un premio Pulitzer como parte del equipo internacional que sacó a la luz los denominados ‘papeles de Panamá’. Este viernes abrirá el encuentro online de periodistas ‘As mulleres que opinan son perigosas’ hablando de tecnoestrés

De adicción a la tecnología y de hiperconectividad hablará este viernes Mar Cabra (Madrid, 1983) en la charla inaugural del encuentro online As mulleres que opinan son perigosas. Periodista de investigación y especialista en análisis de datos, Cabra formó parte del equipo internacional que sacó a la luz los denominados papeles de Panamá, ganador del Premio Pulitzer en 2017 por su trabajo. Actualmente es autora del blog Tecnosaludables, en la web de El Confidencial, y está implicada en distintos proyectos relacionados con el tecnoestrés.

Si las mujeres que opinan son peligrosas, no digamos las que analizan datos e investigan.
En eso, hombres y mujeres por igual (ríe). Ser periodista que hace preguntas incómodas no es agradable y, a la vez, es necesario para sacar a la luz asuntos que los poderosos quieren mantener ocultos.

¿El análisis de datos es uno de los retos del periodismo actual?
Ahora mismo el mayor reto que existe a nivel mundial es ver cómo nos adaptamos a un mundo en el que la tecnología tiene una presencia tan importante, ver cómo nos digitalizamos. En este mundo digital se genera mucho conocimiento y, por lo tanto, el periodismo tiene que ser capaz de filtrar esa gran cantidad de información.

El papel del periodista parece más importante que nunca a la hora de ayudar a entender esa maraña de datos que nos rodea. ¿Es así?
Tenemos muy poca cultura digital y entendemos muy poco lo que nuestros ojos no pueden leer. Es decir, estamos acostumbrados a leer documentos, a leer textos, a hablar... Pero cuando nos ponemos delante de una hoja de cálculo con cientos o miles de líneas con información, datos y cifras, nuestra mente es incapaz de interpretar todo eso. La tecnología nos está ayudando a analizar y sintetizar cuáles son las claves para hacerlo. El objetivo: entender qué es lo que pasa más allá de lo que te están contando.

En los papeles de Panamá trabajamos casi 400 periodistas durante un año analizando once millones y medio de documentos. Demostramos que juntos somos poderosos

Usted formó parte del equipo que sacó a la luz los denominados papeles de Panamá. ¿Fue un trabajo muy complicado?
Trabajamos casi 400 periodistas durante un año analizando once millones y medio de documentos. Fue una labor ingente. No solo analizamos los documentos, sino que después hicimos reporterismo alrededor de lo que apuntaban los datos. Fue una labor muy complicada desde el punto de vista tecnológico, periodístico y también desde el punto de vista humano. Una clave de ese trabajo fue que demostramos que, si juntamos fuerzas, los periodistas podemos ser más poderosos.

E incluso cambiar el mundo.
Cambiarlo totalmente. El mundo no ve ahora mismo los paraísos fiscales de la misma manera. Ayudamos a cambiar leyes, a que se hicieran investigaciones sobre personas y organizaciones concretas, y a que se recuperaran más de mil millones de dólares en impuestos que habían sido evadidos.

¿Qué supuso recibir el Pulitzer?
Yo no creía que pudiese ganar un Pulitzer. Porque es muy difícil siendo española. A estos premios te tienes que presentar y solo pueden hacerlo periodistas que trabajen para medios de comunicación en Estados Unidos. Así que yo nunca imaginé que iba a poder tener un Pulitzer. Pero en este mundo globalizado es posible que una española trabaje para una organización estadounidense y acabe ganándolo. Para mí fue un sueño cumplido. Al mismo tiempo, no disfruté de todo porque a nivel personal no me encontraba bien. El Pulitzer me ha hecho darme cuenta de que los éxitos no solo se miden en premios sino también en felicidad y en otros valores.

De algo muy relacionado con eso hablará en el encuentro de Pontevedra. ¿Qué es el tecnoestrés?
Ahora mismo tenemos un gran contacto con la tecnología, tanto a nivel personal como a nivel laboral. Más aún durante la pandemia. Pero las personas no hemos aprendido a relacionarnos de manera saludable con ella. Sin embargo, los que la desarrollan sí que han aprendido muy bien cómo funciona nuestra mente. Utilizan las últimas técnicas de la neurociencia y de la inteligencia artificial para captar nuestra atención. Caemos en una sobreexposición tecnológica que ataca nuestras vulnerabilidades psicológicas. Utilizamos más de lo que querríamos la tecnología y eso nos genera un gran estrés. Y dependencia. La pregunta que nos tenemos que hacer en este momento es qué tipo de relación queremos tener con la tecnología. ¿Qué tipo de relación quiero tener con mi teléfono móvil? ¿Me lo quiero llevar al baño cada vez que voy a hacer pis? ¿Me quiero levantar con él y que sea lo primero que vea? ¿O quiero tener espacios en los que dejar que mi cuerpo descanse? Esas son las preguntas que nos tenemos que hacer todos, periodistas y no periodistas.

Pero es difícil deshacerse de esa idea de que, si no revisas el móvil, te estás perdiendo algo.
Eso se llama Fear Of Missing Out: FOMO. Está incluso tipificado, fíjate, y tiene que ver con cómo están diseñadas las notificaciones y con la manera en que las redes sociales intentan captar nuestra atención. Porque hay técnicas psicológicas que demuestran que si recibes recompensas de manera intermitente, te enganchas más. Revisas sin parar la información en busca de ese refuerzo que a veces obtienes y a veces no.

¿De verdad es posible dar un paso atrás con la tecnología y vivir de otra manera? ¿Usted lo consiguió?
En el mundo físico tenemos puertas y ventanas. Incluso hay gente que pone alarmas en sus casas. Eso no son más que límites a las interrupciones de los demás, controles para que mi vecino, el pesado, no entre en mi espacio cuando le dé la gana. En el mundo digital no estamos acostumbrados a poner esos límites. El primer paso que tenemos que dar es ese. No se trata de desentendernos de nuestro teléfono para siempre, se trata de que el vecino pesado no entre cada dos minutos en tu casa. Y eso es totalmente posible.
 

Encuentro online
La cuarta edición de As mulleres que opinan son perigosas comienza este viernes, a las 16.45 horas, con la inauguración oficial, en la que participarán las coordinadoras del evento, Susana Pedreira y Diana López Varela. A las 17.00 hablará Mar Cabra y a las 17.30, la directora de Podium Podcast, María Jesús Espinosa de los Monteros. De cultura y memoria en la prensa local charlarán Belén López y Montse Fajardo a las 18.00. La fotoperiodista ganadora del Pulitzer Susana Vera intervendrá a las 18.45 y la adjunta al director de eldiario.es, Esther Palomera, cerrará la primera jornada a las 19.15. El encuentro se podrá seguir en abierto a través de www.depo.gal.

Mar Cabra: "No hemos aprendido a relacionarnos de forma saludable...
Comentarios
ç