lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

La hostelería local espera un diciembre de récord gracias a las cenas navideñas

Los profesionales de la hostelería viven en diciembre uno de los meses de mayor ocupación. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Los profesionales de la hostelería viven en diciembre uno de los meses de mayor ocupación. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Muchos establecimientos tienen desde hace semanas todas las plazas cubiertas para los viernes y sábados del próximo mes

Si le ha tocado la misión de organizar en la ciudad de Pontevedra la cena navideña de su empresa, su equipo o su grupo de amigos; si quiere celebrarla uno de los viernes o sábados previos a las fiestas y a estas alturas todavía no ha reservado en ningún restaurante, no le quedará más remedio que armarse de paciencia para poder encontrar un local disponible.

Desde mediados e incluso principios de noviembre, muchos establecimientos de hostelería de la capital del Lérez han colgado ya el cartel de completos para los fines de semana de diciembre.

"Los datos de los que disponemos son muy positivos y es cierto que muchos negocios ya tienen ocupados los días de mayor actividad, que son principalmente los viernes y los sábados", confirma Víctor Pampín, presidente de la Asociación de Hostaleiros Empresarios de Pontevedra (Hoempo).

Y es que, aunque diciembre no se considera temporada alta en las Rías Baixas, las cenas navideñas generan uno de los mayores picos de actividad de todo el año en establecimientos como restaurantes, asadores y marisquerías.

"Las reservas continúan en la línea del año pasado, que ya fue bueno, y eso implica que bastantes negocios contratarán más personal para esas fechas, dependiendo de su capacidad", añade Pampín.

Aunque diciembre no se considera temporada alta en las Rías Baixas, la Navidad genera uno de los mayores picos de actividad

De hecho, la mayoría de los pontevedreses y vecinos de la comarca han sido previsores y han empezado a reservar con suficiente margen, de ahí que muchos negocios ya tengan las agendas completas para ciertas jornadas, incluso desde principios de noviembre. Es el caso del restaurante El Cafetín, situado en la Alameda. Su responsable, Rubén González, señala que "os venres e os sábados de decembro estamos cheos desde hai un mes, porque contamos con empresas e outros clientes habituais que reservan con moito tempo para asegurarse de non quedar sen sitio aquí e, de feito, tamén temos ceas e comidas para outros días da semana. Podemos dicir que este local funciona moi ben durante todo o ano, pero nestas datas as reservas prodúcense con máis antelación".

También en el asador Virgen del Camino están a tope para las jornadas estrella. "Los fines de semana del 6, el 13 y el 20 ya estamos completos, tanto los viernes como los sábados", indican en el establecimiento. "Para esos eventos la mayoría de los clientes son plantillas de empresas y grupos de amigos que quieren reunirse para celebrar las fiestas, así que estas fechas siempre son muy potentes y con mucha actividad".

Además, el aluvión de reservas en los restaurantes no es exclusivo de la capital del Lérez. En otros ayuntamientos del entorno sucede lo mismo. En Casa Laura (situada en Campelo, Poio) subrayan que "este ano a cousa está incluso máis animada que o ano pasado. Recibimos moitas chamadas pedindo presupostos de ceas e temos tamén moita actividade para Fin de Ano".

En cuanto a menús y precios, el abanico es de lo más variado y apto para todos los gustos y bolsillos, aunque una de las opciones preferidas es la de las parrilladas y también suele incluirse algún marisco en el repertorio de platos. De hecho, en la Praza de Abastos de Pontevedra también esperan que estas fiestas resulten igual de satisfactorias que todos los años, tanto en lo referido a ventas para restaurantes como para casas particulares. El año pasado, en las vísperas de las jornadas festivas de Nochebuena y Fin de Año los camarones habían cotizado allí a entre 40 y 120 euros por kilo, dependiendo del tamaño; el percebe se movió entre 50 y 120 euros; las cigalas entre 45 y 75; las nécoras de la ría entre 30 y 70 euros; el centollo entre 25 y 35; la almeja babosa se pagó a entre 22 y 24 euros por kilo y la japónica a unos 15; los langostinos se quedaron en 12, igual que las vieiras y el buey de mar había cotizado a 15 euros. Falta por ver cómo serán los precios este año, ya que dependerán de la cantidad de marisco disponible en las lonjas.

Hoteles llenos en Vigo para el encendido de luces del sábado
El alumbrado navideño de Vigo se ha convertido en uno de los más llamativos de Galicia y es por eso que el Concello olívico espera un aluvión de visitantes para la jornada de mañana, coincidiendo con el encendido de las luces.

El Ayuntamiento dirigido por Abel Caballero señaló que el año pasado la iluminación atrajo a más de dos millones de personas y lo cierto es que en algunas jornadas, sobre todo coincidiendo con los fines de semana, los trenes entre Vigo y Pontevedra se quedaron escasos para transportar a todos los viajeros que optaron por desplazarse desde la capital del Lérez hasta la urbe olívica utilizando este medio de transporte para evitar coger el coche, principalmente en los horarios nocturnos de regreso a Pontevedra.

En esta ocasión, algunos hoteles de Vigo ya están prácticamente completos para determinados días y los hay que han organizado eventos especiales con motivo del prendido de luces.

La hostelería local espera un diciembre de récord gracias a las...
Comentarios