jueves. 03.12.2020 |
El tiempo
jueves. 03.12.2020
El tiempo

Los hoteleros advierten que sin ayudas Pontevedra se quedará sin hoteles en invierno

La cafetería del Hotel Rías Bajas mantiene las persianas bajadas. BEA CÍSCAR
La cafetería del Hotel Rías Bajas mantiene las persianas bajadas. BEA CÍSCAR
El sector reclama a las instituciones bonificaciones fiscales para afrontar la situación económica. El mes de septiembre registró un 34% de ocupación, frente al 87% del año anterior, y en octubre no llegarán al 20%

Los hoteleros de Pontevedra lanzan un SOS. Aunque los meses de otoño e invierno nunca fueron los mejores para el sector en Pontevedra, nunca se habían planteado el cierre estacional hasta ahora. Las bajísimas cifras de ocupación registradas desde el final del confinamiento en los establecimientos de la ciudad, incluida la temporada alta, han dejado en una situación muy delicada a los empresarios hoteleros que, aseguran: "No cubrimos los gastos desde el año pasado".

Los datos hablan por sí solos. Mientras que en el mes de julio de 2018 la ocupación fue del 82% y en el mismo mes de 2019 del 87%, este año la crisis sanitaria ha hecho menguar esta cifra hasta un 35%. En agosto los datos fueron un poco mejores, la ocupación se situó en un 60% , aunque son treinta puntos menos que en los años anteriores. Y es que el mes por excelencia del turismo para el sector en la ciudad había arrojado un 90 y un 96 por ciento de ocupación en 2018 y 2019 respectivamente.

La caída vuelve a ser más pronunciada en septiembre, con solo un 34% de plazas ocupadas en los establecimientos hoteleros de la Boa Vila frente al 83 y 87% registrado en los años anteriores. Octubre, mes calificado como "catastrófico" por la presidenta de la Asociación de Hoteleros de Pontevedra, no llegará a un 20%. "Ni puente del Pilar ni nada", manifestó Paula Lourido. En 2018 y 2019 se había alcanzado el 70 y 72% de ocupación.

Mientras el capítulo de ingresos ha sufrido un recorte brutal a causa de la pandemia, el de gastos se mantiene mes a mes, tal y como explican desde el colectivo de hoteleros. "Son muchos los gastos fijos que tenemos, aunque varían mucho dependiendo de cada hotel, ya que cada uno tiene sus características, pero todos generamos empleo", recuerda Paula Lourido.

Los empresarios del sector aseguran que solicitaron una reunión en abril con el Concello de la que aún no han obtenido respuesta

La presidenta de los hoteleros recordó este jueves que estas empresas cuentan entre diez y treinta empleados cada una y no reciben ningún tipo de ayuda ni del Concello ni de la Xunta, excepto las bonificaciones por veladores "que no tenemos todos". "Todos pagamos nuestros impuestos y en ningún caso nos han hecho ni un pequeño descuento o bonificación, destacando basuras, agua e IBI, ya que pagamos como uso hotelero aunque no hayamos utilizado las instalaciones en meses", subrayó la portavoz de los hoteleros de la ciudad, que advirtió además que si las cosas no mejoran muchos de los establecimientos hoteleros de la ciudad se verán abocados al cierre estacional, algo que hasta el momento no había ocurrido en Pontevedra.

"Sin hoteles no hay turismo y sin turismo no hay hostelería ni comercio", advierte.

Para buscar soluciones entre el sector, solicitaron una reunión con responsables municipales el pasado mes de abril "de la que nunca hemos obtenido respuesta", dice Lourido. "Siempre ha habido muy buena relación con el Concello —subrayó Paula Lourido— pero en esta ocasión nos hemos visto desamparados y ninguneados".

"Hemos visto que en otros sitios los ayuntamientos han aportado su granito de arena a favor de la hostelería. Sin ir mas lejos, en Vigo han concedido un descuento en basuras de un 25% o un 95% en terrazas", añadió en relación a las medidas adoptadas en otras ciudades para paliar las consecuencias económicas .

Además de la actividad turística, el paso de peregrinos del Camino Portugués por la ciudad o la celebración de congresos son las principales fuentes de clientes para el sector hotelero en Pontevedra. Las restricciones a la movilidad durante el confinamiento y la situación sanitaria así como las limitaciones actuales de aforo y reunión han derivado en la disminución drástica de reservas de plazas hoteleras en los establecimientos de Pontevedra y puesto en jaque al sector.

"Las instituciones y organismos deberían colaborar para ayudar a mantener el empleo en la ciudad. Este invierno vamos a ver una Pontevedra muy triste, una realidad que esperamos que no se alargue en el tiempo ya que sería inasumible", manifestó Paula Lourido.

El Concello asegura que se adoptarán nuevas medidas para colaborar con el empresariado de la ciudad

PROMOCIÓN ECONÓMICA. Estar al lado de las empresas en estos momentos, es en palabras de la edil de Promoción Económica de Pontevedra, Yoya Blanco, "una de las constantes desde que se inició la pandemia". La concejala señaló este jueves que desde el departamento de Turismo y Promoción Económica se dirigieron a todos los sectores para conocer las principales demandas y situación tanto a su llegada al Gobierno bipartito, como durante la crisis sanitaria.

"En una de las reuniones sectoriales sacamos el tema de la formación de personal por parte de los guías de turismo", puso como ejemplo la edil, que aseguró estar en contacto con empresarios hoteleros y trabajar en el impulso de iniciativas desde la plataforma Pontelovers o el Plan Reinicia Turismo que cuentan con empresarios del sector.

Yoya Blanco aseguró además que se adoptarán nuevas medidas para colaborar con el empresariado de la ciudad. "Por descontado que va a haber más medidas, más con la que está cayendo. Tenemos muchas cosas que hacer, muchas ideas en la cabeza, pero ahora mismo estamos condicionados por las restricciones a causa de la pandemia", concluyó la edil.

En Sanxenxo | "La temporada ha sido demasiado corta"
La situación del sector hotelero en Sanxenxo "es particular". La estacionalidad es una realidad que afecta a las empresas en general en los concellos turísticos de costa, aunque este año el cierre de los establecimientos llegó antes de lo normal.

Lo cuenta el presidente de Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo, Alfonso Martínez, que explica que muchos hostales y hoteles del municipio cerraron sus puertas ya al finalizar el mes de septiembre.

"No es raro que a estas alturas de año la mayoría de los hoteles estén cerrados, pero en esta ocasión lo han hecho antes", señaló. "La temporada ha ido desde la última semana de julio hasta septiembre. Otras veces se alarga de la Semana Santa hasta pasado el puente del Pilar". Pero la cancelación de la fiesta del marisco de O Grove o el hecho de que no haya excursiones de mayores ha cambiado las cosas.

Alfonso Martínez llama la atención sobre que algunos hoteles de hasta cuatro estrellas que en otro momento permanecerían abiertos también se encuentran clausurados y recuerda que las cifras del verano salvaron los muebles. "La media de ocupación fue del 54%", dijo el representante de CETS. "Sanxenxo aguantó bien el verano lo que pasa es que la temporada fue mucho más corta".

El 98,3% de los hosteleros dan negativo en un cribado voluntario

De los 670 hosteleros de Pontevedra que voluntariamente participaron en el cribado de covid del Sergas cuando se iniciaron las restricciones en el municipio, solo nueve personas dieron positivo por coronavirus, es decir, un 1,3% del total.

Así lo manifestó este jueves la portavoz de la Asociación de Hosteleros de Pontevedra (HOEMPO), quien subrayó que esta cifra es indicativa de que las cosas se están haciendo bien en el sector. Los hosteleros de la ciudad se reunieron el miércoles para adoptar medidas que les ayuden a paliar los efectos económicos de la pandemia.

Del encuentro salió la propuesta de crear un sistema de mediación para negociar rebajas en los precios de los alquileres, así como promover un sistema de rastreo en la hostelería en la ciudad.

Los hoteleros advierten que sin ayudas Pontevedra se quedará sin...
Comentarios