Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

La huelga de examinadores dejó tirados a más de 3.000 alumnos en la provincia

Imagen del centro de exámenes de tráfico en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Imagen del centro de exámenes de tráfico en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Las autoescuelas perdieron cerca de 3,8 millones en seis meses ►El sector lamenta haber llegado a una "situación límite"

Un total aproximado de más de tres mil alumnos sin examinar, pérdidas de facturación estimadas en el entorno de los 36.000 euros diarios y un déficit acumulado en las autoescuelas superior a los 3,8 millones euros. Es el balance de los seis meses de huelga que hizo público el sector tras haberse desconvocado la protesta de los examinadores que marcó a los centros de formación vial desde el pasado verano hasta el miércoles de esta misma semana, cuando se puso fin al conflicto.

De acuerdo con los datos de la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Formaster, en Pontevedra la huelga ha producido una caída del 35% de los exámenes prácticos de conducir con respecto al año pasado. Esto supuso que alrededor de 3.250 alumnos no se hayan podido examinar este ejercicio debido al conflicto laboral o, lo que es lo mismo, una media de 30 personas afectadas por no poder hacer las pruebas cada jornada de huelga.

Por otra parte, entre junio y octubre de 2016, de acuerdo con los datos de la DGT, se realizaron en Pontevedra 9.307 pruebas prácticas de conducir. Este año, durante las mismas fechas solo pudieron desarrollarse 6.036. Además, la huelga provoca otro daño colateral, que es la pérdida económica de las autoescuelas, cifrada por el sector en una media de 36.000 euros al día.

Entre junio y octubre de este año se realizaron 6.036 exámenes prácticos en la provincia, frente a los 9.307 del mismo período de 2016


Tras la solución al conflicto laboral, la Asociación Formaster solicitó que se vuelva a la normalidad lo antes posible. Para ello pide que se intensifiquen los exámenes para descongestionar el colapso de alumnos en lista de espera para examinarse de la prueba práctica de conducción.

También reclaman que la Dirección General de Tráfico solucione el déficit de examinadores que hay en las diversas jefaturas provinciales como la de Pontevedra ya que sin resolver esta circunstancia no logrará recuperarse la normalidad en un tiempo considerado prudencial para las autoescuelas y pensando también en el interés de los alumnos.

Junto a todas estas circunstancias, Formaster precisó su interés en recordar a los ciudadanos «que no dejen de acudir a las autoescuelas, pues cada una de ellas está trabajando y ayudando a los alumnos para que todos se puedan presentar a los exámenes en un plazo lógico, en el menor tiempo posible y con la mejor preparación». Las empresas reivindicaron la «profesionalidad» de sus formadores y la necesidad de que el sector recobre cuanto antes la normalidad.

La huelga de examinadores dejó tirados a más de 3.000 alumnos en la...
Comentarios