La huelga del transporte se desinfla en Pontevedra

La patronal calcula que ya están operativos el 85% de los transportistas que trabajan en la provincia ▶ La plataforma replica que el 60% de pymes y autónomos siguen paradas, siendo los puertos las zonas más afectadas ▶ "Llevamos diez años acumulando pérdidas", advierte Transmarín
Camiones circulando por la autopista AP-9. DAVID FREIRE
photo_camera Camiones circulando por la autopista AP-9, en una imagen de archivo. DAVID FREIRE (ADP)

"Sin ninguna duda se ven más camiones en la carretera". Las medidas anunciadas por el Gobierno central y la losa de llevar 14 días con el camión aparcado han descafeinado la huelga indefinida convocada por la Plataforma en Defensa del Sector Transporte.

La guerra de cifras que existe entre los huelguistas y los contrarios al paro dificulta el cálculo de los porcentajes de seguimiento. Sin embargo, ambos bandos coincidieron este lunes al señalar que salieron a rodar bastantes más camiones de los que constaban hace una o dos semanas. Integrantes de la plataforma estiman que de un 10% de pymes y autónomos operativos se ha pasado a un 40%, mientras que la patronal considera que, si se suma ese 40% al resto de transportistas que nunca llegaron a arropar la convocatoria, la tasa de actividad alcanzó el 85%.

"Ni las bonificaciones ni las subidas cubren los gastos"

La decisión de seguir o no con el paro fue sometida a votación entre las asociaciones de transportistas. En el caso del Puerto de Marín, la cooperativa Transmarín decidió este lunes "seguir parados" al considerar "insuficientes" las medidas anunciadas por el Gobierno.

La entidad reúne a 20 transportistas que se encargan de movilizar la mercancía que se descarga de los buques hasta las fábricas destino y viceversa. Y según advierte su presidente, Juan Carlos de la Fuente, la subida de los carburantes ha puesto a los profesionales en una situación límite: "Llevamos diez años acumulando pérdidas y ni las bonificaciones del Estado ni lo que están subiendo los contratistas por la subida del gasoil nos da para cubrir gastos".

Por poner un ejemplo, el transportista señala que de media los cargadores ofrecen una media de entre 170 y 180 euros por un viaje de Marín a Ourense y que el gasto promedio en gasoil en ese trayecto (unos 100 litros) prácticamente se come el presupuesto. "Con las rebajas nos puede salir a 1,70 euros el litro de carburante y luego que todo salga bien al descargar y no tengas que estar allí dos horas, porque si no, también tienes que sumarle las dietas".

La cooperativa está permitiendo el movimiento de productos alimenticios en la rada. Sin embargo, su previsión es mantener la huelga hasta que al menos "haya movimiento en otros puertos".

Responsables del Puerto de Vilagarcía señalaron en este sentido que el impacto de la huelga todavía es visible, pero que el movimiento de camiones ascendió de un promedio de un 30% (registrado en los últimos días) a "un 60% con respecto a un día habitual".

Asetranspo reitera que "no hay que cargar cuando no interesa"

Los transportistas de la provincia están adheridos a dos grandes asociaciones. La Asociación de Empresarios de Transportes Discrecionales de Mercancías de Pontevedra, Asetranspo, es la que tiene mayor representación con más de 500 empresas adheridas y una flota de unos 3.000 vehículos. En este caso, la entidad se postuló desde un principio en contra de la huelga y en estas dos semanas de paro ha mantenido intacta su postura. Su presidente, Ramón Alonso, insistió este lunes en que el Gobierno ha autorizado por decreto la potestad de los transportistas para reclamar a los cargadores una subida proporcional a la escalada de combustibles. Por ello, reiteró que la solución al conflicto pasa por "no cargar cuando no interesa".

La Asociación Empresarial de Transporte de Mercancías por Carretera de Galicia, Apetamcor, que cuenta con 332 socios en la provincia, obtuvo un empate en la votación celebrada el sábado en O Porriño, con 27 papeletas a favor de seguir la huelga y otras 27 en contra. Finalmente, el recuento de votos a nivel autonómico hizo que la asociación se postulara a favor de seguir con el parón, aunque según subrayó este lunes, lo hace con total respeto frente a los socios "que queiran traballar".

"Queremos es que se cobre el precio real del transporte"

La división de opiniones que existe en el tejido asociativo se extrapola a los sentimientos que se pulsan sobre el asfalto.

Las pymes y autónomos que han decidido volver a la carretera destacaron este lunes la necesidad de obtener ingresos para sufragar los gastos que siguen corriendo pese al parón del sector: nóminas, seguros, cuotas de la Seguridad Social y, sobre todo, las letras de los camiones, que pueden superar los 2.000 euros al mes por cada vehículo.

Además, incidieron en que "la movilización es para pedir cosas al Gobierno, pero no para tener secuestradas a las fábricas y dejarlas sin servicio", puntualizó uno de los transportistas que ha reanudado la actividad.

La opinión de esta parte choca contra la que arrojan los partidarios de continuar con el paro. Según informaron este lunes varios testimonios consultados, muchos contratistas han elevado el precio de los viajes para poder movilizar materia prima y descongestionar almacenes. Por ejemplo, de los 290 euros que se pagaban por trasladar mercancía de Coruña a Vigo se ha pasado a abonar 380, pero según indican estos profesionales, es un incremento provisional, "para salir del paso", que no da solución de futuro para el sector.

"Estas subidas son pan para hoy y hambre para mañana. Y las bonificaciones que ha anunciado el Gobierno de Sánchez tampoco nos sirven, porque si mañana el gasoil sube 20 céntimos, ya no valen para nada. Lo que queremos es que se cobre el precio real del transporte. Ni más ni menos", concluyó uno de los profesionales pontevedreses que han decidido seguir inactivos.

Emigración de las asociaciones a la plataforma
La Plataforma en Defensa del Sector del Transporte asegura que en las últimas semanas ha recibido multitud de solicitudes de transportistas de Pontevedra para adherirse a la misma. Las fuentes consultadas no han podido concretar el número, pero aseguran que el volumen de migraciones "es importante". Preguntadas por este asunto, algunas de las asociaciones existentes en la provincia aseguran que, por el momento, no se percibe una gran fuga de transportistas.

Nueva asociación
Fuentes del sector añaden que varios transportistas de Pontevedra han empezado a mover ficha para crear una nueva asociación provincial y que está prevista otra a nivel gallego.

Baja la presencia de piquetes en las zonas industriales
La décimoquinta jornada de la huelga del transporte se resolvió en Pontevedra sin incidentes reseñables. Tanto los polígonos industriales como los puertos y otros complejos fabriles funcionaron sin la presencia de los piquetes informativos que en días anteriores produjeron el bloqueo de varias industrias.

No obstante, la falta de camiones siguió lastrando la actividad habitual de distintas plantas de producción. En O Campiño, por ejemplo, la fábrica de harinas Harinas Reyes continuó un día más con la actividad parada, debido a las dificultades para transportar el producto que ya está elaborado en las instalaciones. Los responsables esperan que la situación se desenquiste a partir del martes y poder, así, reanudar la producción.

Comentarios