lunes. 06.12.2021 |
El tiempo
lunes. 06.12.2021
El tiempo

Los IES se reorganizan con 51 nuevos docentes

La biblioteca del IES Valle Inclán, reconvertida en un aula convencional para iniciar el nuevo curso. GONZALO GARCÍA
La biblioteca del IES Valle Inclán, reconvertida en un aula convencional para iniciar el nuevo curso. GONZALO GARCÍA
La ampliación de plantilla permite los desdobles en Eso utilizando espacios extraordinarios ►Algunos centros optarán por la semipresencialidad en Bachillerato o impartirlo por las tardes

A menos de una semana para el inicio de curso en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, el aplazamiento de siete días y las nuevas decisiones tomadas por la Consellería de Educación contribuyen a que los equipos directivos de los institutos pontevedreses empiecen a ver la luz al final del túnel, con mayor o menor grado de satisfacción después de un verano marcado por la sucesión de distintos protocolos establecidos por las administraciones, que pusieron a prueba la capacidad de los centros para hacer frente a un nuevo curso marcado por la pandemia de la covid.

De los 847 docentes que la Consellería contratará para cumplir con las medidas de seguridad, según anunció este miércoles su titular, Román Rodríguez, 51 ejercerán su tarea en institutos pontevedreses, según los datos aportados por las direcciones de estos centros en la jornada del miércoles. Con este aumento de plantilla, la reorganización empieza a tomar forma para empezar a recibir al alumnado, de forma escalonada, a partir del próximo 23 de septiembre. Aun así, las circunstancias de cada instituto exigen soluciones diversas.


IES Valle Inclán

Las cinco incorporaciones permitirán hacer desdobles en Eso hasta llegar a los 23 grupos, siete más que el curso pasado, "unha barbaridade", apunta su directora, Pilar Freitas. "As aulas non son homoxéneas; témoas de 20 estudantes, de 17, de 15... Tendo en conta que en 4º xa empeza a optatividade e que temos que adaptarnos aos espazos mantendo o metro e medio de distancia". De hecho, algunos tan emblemáticos como la biblioteca se han convertido en aulas convencionales. En algunos casos puntuales también se necesitará instalar mamparas. "Estamos pedindo orzamentos e despois a ver que pasa coa Consellería. En ningún momento nos dixeron que as compraban".

La gran novedad será en Bachillerato, donde con los desdobles se llegará a los diez grupos (hay 140 alumnos en 1º y 120 en 2º). A cambio de mantener las clases en horario matinal, la falta de espacio obligará a que se impartan de forma semipresencial. "Tres días á semana virá a metade da clase e os outros dous días a outra metade. E a semana seguinte intercambiaranse as quendas".


IES Sánchez Cantón

Con 22 docentes a mayores, se convierte en el instituto de la ciudad que más ampliará su plantilla. Su directora, Rocío Viéitez, explica que de este modo se podrán desdoblar los grupos de Secundaria, contando también los que se sitúan físicamente en el Centro Galego de Tecnificación Deportiva (CGTD) pero están adscritos a este instituto. En total, en 1º y 2º se pasará de cuatro a siete grupos y en 3º y 4º de cuatro a nueve. "O principal é a saúde", subraya Viéitez, por lo que es fundamental respetar la distancia interpersonal adaptándose a los espacios disponibles. Toda la Eso será por las mañanas, que se estirarán una hora dos días para compensar el recorte de las tardes perdidas.

Bachillerato, con seis grupos en cada curso, tendrá que impartirse en horario vespertino de modo semipresencial "para que poidan vir todos os alumnos e que non perdan o vínculo diario co centro". Eso sí, lo harán por turnos. "Por exemplo nun grupo de 30 rapaces, 15 virán ás tres primeiras sesións e os outros 15 ás tres seguintes e á semana seguinte intecambiaranse os horarios. Nas tres sesións que non estean aquí estarán na casa resolvendo tarefas que se puxeron na clase. É o sistema de aula invertida". Sostiene la directora que este es el "máis pedagóxico", nada que ver con la instalación de mamparas, que "suporía unha millonada" y tener al alumnado "encaixonado". Con la mascarilla, la higiene de manos y la distancia de metro y medio "debería ser suficiente" frente a la covid-19.


IES A Xunqueira I

Con más de 600 alumnos, el instituto dirigido por Carmina Aguado incorporará cinco nuevos docentes. Está previsto que en en el claustro convocado para este jueves se aten los flecos de cara a la organización del nuevo curso, en el que se desdoblarán los grupos de Eso para respetar la distancia de 1,5 metros, "ya que no tenemos aulas tan grandes". En Bachillerato, sin embargo, se mantendrán los mismos grupos, por lo que está por ver si se apostará por la semipresencialidad o por la instalación de mamparas. "Ahora mismo somos más partidarios de las mamparas, porque no tenemos instrucciones sobre la semipresencialidad, así que tendríamos que comprarlas". En todo caso, lamenta, "los centros no están preparados para tener conexión telemática. Supone dinero y tiempo y también hay que ver si en casa tienen posibilidades de conectarse. De fácil no tiene nada". Este centro tiene la particularidad de que algunos grupos de Bachillerato "están muy cargados", al ser casi el único de la ciudad -junto con el Frei Martín Sarmiento- que ofrece la modalidad de Artístico.


IES A Xunqueira II

Después de hacer malabares y con la confirmación de cinco nuevos profesores, el instituto que dirige Juan Carlos Pérez y que cuenta con casi 700 estudiantes logró evitar el traslado de Bachillerato a las tardes y también la adquisición de mamparas. "Non as necesitamos", asevera. La solución fue desdoblar los grupos de Eso y convertir espacios más amplios como la biblioteca, el aula de música o el taller de tecnología (antiguo gimnasio) en aulas que acogerán a los grupos más numerosos. "Nas aulas normais caben 20 ou 24 e temos ata 35 nalgún curso, como 1º de Bacharelato. Preferimos dividilos en tres grupos se todos os niveis son pola mañá".


IES Frei Martín Sarmiento

"Temos graves problemas de espazo. Estamos atados", lamenta el director, David Alvariño, pues a pesar de lograr los cuatro docentes de refuerzo solicitados, las características del edificio y su carga lectiva impiden realizar desdobles en todos los cursos. De este modo, toda la Secundaria se impartirá por la mañana, pero el Bachillerato tendrá que ser en horario de tarde. Estos niveles comparten espacio con los ciclos de FP (el diurno de mañana y dos tardes y el nocturno, en la tarde-noche).

Aun así fue necesario adquirir 200 mamparas, sobre todo para los talleres de FP y las aulas de informática. El desembolso supera los 3.000 euros, aunque "os primeiros presupostos superaban os 10.000". Son de panel de cartón nido de abeja y plástico duro, más baratas y resistentes que las de metacrilato, ya que, en todo caso, "son só unha barreira física, ningún material é anticovid".


IES Torrente Ballester

Juan Vinagre, jefe de estudios, explica que con cerca de 500 alumnos han logrado que todas las clases se impartan por la mañana, tanto en Eso como en Bachillerato. Lo harán desdoblando grupos con cinco nuevos docentes y sin mamparas, pero, eso sí, sacrificando "todos os espazos dispoñibles", desde el salón de actos a los laboratorios o talleres, reconvertidos en aulas estandar, o la mismísima biblioteca María Victoria Moreno. "De momento as contas cadran, pero imos á carreira. É unha carga de traballo impresionante, pero os rapaces non se poden ver prexudicados pola neglixencia e a falta de previsión da Consellería".


IES Luís Seoane

Con cinco nuevos docentes, la Dirección explicó que para respetar la distancia todos los ciclos de FP (excepto la FP Básica) se impartirán por las tardes y está por ver si presencialmente o combinándolo con la modalidad telemática. Habrá desdobles en tres cursos de Eso y Bachillerato se trasladará a las aulas más espaciosas.


Concentración en A Peregrina. Más recursos y menos ratio, clamor desde las aulas

Docentes y familias participaron en la convocatoria realizada por los sindicatos. RAFA FARIÑA - Educación

La plaza de A Peregrina acogió este miércoles una de las concentraciones de protesta celebradas en toda la geografía gallega convocadas por los sindicatos CIG-Ensino, CCOO-Ensino, STEG y CSIF, que contaron con el apoyo de las confederaciones Anpas Galegas y Confapa, así como de las organizaciones estudantiles Erguer y Anega. Piden que la Xunta modifique su protocolo de vuelta a las aulas en todos los niveles, exigiendo, sobre todo, más recursos y reducción de ratios.

Comedores. Nuevo paso hacia su apertura el 1 de octubre
El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, presentó este miércoles el nuevo protocolo de prevención de la covid-19 en los comedores escolares, con el que se busca reforzar la seguridad sanitaria y ofrecer seguridad jurídica a las entidades que gestionan este servicio, como es el caso de la Fanpa. El documento fue aprobado por el comité clínico que asesora a la Xunta y que, afirma Rodríguez, cuenta con las aportaciones de asociaciones de madres y padres.

Entre las principales líneas destaca la limitación de aforo para garantizar la separación de al menos metro y medio sentados en diagonal, aunque el alumnado que conforma grupos estables de convivencia podrá comer agrupado.

Turnos o mamparas
También se contempla la posibilidad de incrementar el número de turnos de comedor, de emplear otros espacios o de instalar mamparas cuando no sea posible garantizar la distancia de seguridad.

En cuanto a los alumnos, será obligatorio el uso de mascarilla excepto en el momento específico de la alimentación, así como ocupar un sitio fijo en el comedor y registrar el lugar que ocupa cada uno con el fin de facilitar la localización de contactos en caso de posibles brotes.

De igual forma, el personal laboral también deberá emplear mascarilla de protección en todo momento y realizar el cuestionario de autoevaluación de la covid-19 antes de iniciar cada jornada.

Subvención
La Fanpa tenía previsto estudiar el miércoles dicho borrador para trasladar este jueves sus impresiones al secretario xeral técnico antes de su aprobación definitiva, apuntó su presidente, Rogelio Carballo.

Asimismo, la Federación recibió este miércoles la confirmación de que recibirá la subvención correspondiente al tercer trimestre del curso pasado, a pesar de no haberse justificado el gasto, que podrá derivar a este nuevo curso para prorratear entre los usuarios y aliviar el gasto que supone este servicio.

Así las cosas, Carballo considera que el 1 de octubre sigue siendo la fecha válida para que el comedor empiece a funcionar. "Se pode ser antes, antes será". Cuentan con unas 800 solicitudes entre Pontevedra y Marín.

Los IES se reorganizan con 51 nuevos docentes
Comentarios
ç