jueves. 15.04.2021 |
El tiempo
jueves. 15.04.2021
El tiempo

Ignacio Landín: "Hemos paralizado el ambicioso plan de mejora proyectado para el santuario de la Peregrina"

Ignacio Landín. GONZALO GARCÍA
Ignacio Landín. GONZALO GARCÍA

La Cofradía de la Peregrina, presidida por Ignacio Landín, se ve obligada a aparcar un ambicioso proyecto: la mejora integral del santuario, que su junta directiva tenía previsto acometer en los meses de mayo y junio. Las medidas para la contención de la pandemia del coronavirus han reducido las visitas y mermado los ingresos de la entidad

El "profundo lavado de cara" que precisa el santuario de la Peregrina con vistas al Xacobeo 2021 se limitará a una mejora "básica" que se acometerá en función de los fondos de los que disponga la Cofradía de Nuestra Señora del Refugio la Divina Peregrina, según explica su presidente, Ignacio Landín. Las restricciones impuestas por el Gobierno central en el decreto del estado de alarma —en concreto en lo que respecta a las visitas y el culto— está mermando los ingresos que la entidad religiosa obtiene de los donativos de los peregrinos que transitan el Camino Portugués, visitantes y devotos de la ciudad. 

¿Cuándo tenían previsto realizar los trabajos de mejora del templo? 
Habíamos elaborado un dossier fotográfico que teníamos previsto remitir a la Dirección Xeral de Patrimonio para solicitar el permiso preceptivo para la realización de los trabajos que pretendíamos realizar entre mayo y junio, después de que finalizase la temporada de lluvias. También pretendíamos solicitar a este departamento de la Xunta una subvención que nos permitiera sufragar parte de los elevados gastos que conllevaría la puesta a punto del santuario. Y es que ha transcurrido mucho tiempo desde la última actuación de mejora integral del exterior del templo, con desconchados en la pintura que en los últimos años se iban solucionado a base de parches. 

¿En qué punto se encuentra ese proceso? 
Lo hemos paralizado ante la actual incertidumbre que ha traído consigo la pandemia del coronavirus. Tememos que las ayudas de las administraciones para este tipo de actuaciones puedan estar paralizadas al haber surgido otras prioridades. Tendremos que esperar a que finalicen las cuatro fases de la desescalada del estado de alarma para estudiar qué podemos hacer y confiar en que no haya pegas para realizar los trabajos que resultan básicos, principalmente el pintado del exterior del templo porque el interior ya no precisa de obras de alado como las ya realizadas de limpieza y desinsección que afectaban al retablo de 1789. Seguramente tendremos que dejar para otra ocasión el arreglo de la fuente pública situada al pie de la iglesia y la reparación de la veleta situada en lo alto de una de las torres. 

Tenemos previsto hacer obras básicas en junio y julio a la espera de que se pueda celebrar la procesión de la Peregrina

¿Cómo ha afectado el cierre del santuario durante dos meses y las limitaciones de aforo y culto a los ingresos que obtiene la cofradía? 
Los ingresos procedentes de las colectas de los oficios religiosos, donativos y venta de artículos de recuerdo del santuario han disminuido muchísimo. Ni por asomo llegaremos a los 3.000 euros que solíamos ingresar durante los meses de verano, que son los tradicionales de peregrinación y de mayor afluencia de visitantes, en su mayoría peregrinos que aprovechan la temporada estival para ganar el jubileo. 

¿Estará listo el santuario para las fiestas de la Peregrina? 
Ese es nuestro deseo aunque, como le he dicho, hay mucha incertidumbre. Barajamos la posibilidad de efectuar una pequeña actuación en el transcurso de junio y julio por si finalmente se pueden celebrar las fiestas, porque todo dependerá de la evolución de las diferentes fases de la desescalada. Habrá que esperar a ver si se puede celebrar la procesión el día de la festividad de la Peregrina. Y es que ante todo está la salud de las personas. 

¿Cuándo regresarán las misas a este templo? 
En principio será después del 15 de junio, cuando finalice la cuarta y última fase de la desescalada del estado de emergencia. Habrá un acto litúrgico diario a las 19.30 horas y una misa dominical a las 13.00 horas. Hasta entonces tampoco se rezará el rosario. Estamos comprobando que tras la reapertura del santuario (solo para visitas de 9.30 a 13.00 y de 18.30 a 20.00 horas) mucha gente reza de pie un padrenuestro y se va, a pesar de que los 14 bancos en los que pueden sentarse un máximo de 20 personas están convenientemente marcados para facilitar la distancia social. Hemos trasladado las confesiones (que tienen lugar los lunes, miércoles y viernes, de 10.00 a 12.30 horas) a la sacristía de San José para evitar que los feligreses tengan contacto directo con los sacerdotes. Hay que recordar que para acceder al templo es necesario hacer uso de la mascarilla. En caso de que haya gente que no la tenga se la facilitamos a la entrada.

Ignacio Landín: "Hemos paralizado el ambicioso plan de mejora...
Comentarios
ç