jueves. 22.04.2021 |
El tiempo
jueves. 22.04.2021
El tiempo

Los impulsores del club La Viuda Azul tendrán que reconocer que traficaban

Algunos de los abogados de los investigados, el jueves, a las puertas de la Audiencia Provincial. GONZALO GARCÍA
Algunos de los abogados de los investigados, el jueves, a las puertas de la Audiencia Provincial. GONZALO GARCÍA
El fiscal les ofrece una propuesta de penas a la baja exigiendo que acepten los delitos contra la salud pública y de asociación ilícita ▶ Tras los hechos volvieron a abrir un local en Mollavao

Que las asociaciones creadas con el pretexto de consumir cannabis bajo fórmulas legales acaban convertidas en ilícitos puntos de venta de marihuana es una realidad más que acreditada en Pontevedra. Otra cosa es que tales delitos, contra la salud pública en su modalidad de sustancias que no causan grave daño a la salud, por una parte, y asociación ilícita, por otra, deban acarrear largas estancias en prisión.

El Tribunal Supremo ya se ha pronunciado al respecto, señalando punto por punto el reproche penal que corresponde a las personas que se lucran mediante la venta ilícita de sustancias empleando clubes cannábicos como tapadera. La reciente sentencia tras el juicio contra los impulsores de Casa María sirvió de ejemplo, y las seis personas que este jueves debían sentarse en el banquillo de la Sección Cuarta de la Audiencia como presuntos responsables de La Viuda Azul tienen sobre la mesa idéntica oferta de pacto por parte de la Fiscalía Antidroga. Así, y con la condición de que reconozcan los hechos que se les atribuyen, saldarán sus deudas con la Justicia con penas de unos cuantos meses de cárcel por cada delito, claramente inferiores a los más de dos años que el Ministerio Público contemplaba en su escrito de acusación provisional, todo ello al compás de lo acordado en su día por el Alto Tribunal en el citado modelo de Casa María.

La jornada del jueves sirvió para que los representantes legales de los seis encausados conociesen de primera mano la propuesta del delegado Antidroga, Pablo Varela, que les recibió en la sala de vistas para exponerles su postura. Con ella en la mano, los letrados salieron para comunicársela a sus patrocinados, que son los que ahora tienen la última palabra. Pueden reconocer los hechos y evitar el juicio (el acuerdo se suscribiría en un despacho sin presencia de medios de comunicación) o bien negarlos y someterse a la vista oral, con la incerteza del resultado y la posibilidad de recibir una pena mayor a la que se les ofrece.

El Tribunal Supremo se pronunció hace meses sobre los clubes cannábicos fijando una jurisprudencia que ya sigue la Audiencia

La clave del dictamen de Casa María radica en que los investigados permitían que sus socios consumiesen las sustancias estupefacientes en el exterior de las instalaciones. En el caso de La Viuda Azul, que en el momento de ser desmantelado por el Grupo Operativo de Tráfico Medio de Estupefacientes de la Comisaría Provincial operaba en la Rúa Nova, entre las calles Alameda y Paseo de Colón, ocurría algo similar. Ello quedó acreditado merced a las numerosas incautaciones realizadas por los funcionarios policiales a personas que salían del lugar tras hacer acopio de cannabis. Por ello, el fiscal determina que las penas a imponer a sus responsables deben ser las mismas.

En el caso de ambas entidades dedicadas a la venta de cannabis entre sus socios concurre, además, una circunstancia que puede ser desfavorable para sus responsables. Tanto Casa María como La Viuda Azul mantuvieron sus actividades después de ser desmanteladas. Sin ir más lejos, el colectivo que el jueves estaba citado para un juicio que ahora parece cerca de evitar instaló sus dependencias en el barrio de Mollavao, donde volvió a ser desarticulado por obra y gracia del mismo grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional. Por esos hechos habrá un nuevo proceso penal.

Los impulsores del club La Viuda Azul tendrán que reconocer que...
Comentarios
ç