viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

Un inicio de curso escolar marcado por la polémica y la incertidumbre

Inicio de curso en el CEIP Barcelos. DAVID FREIRE
Inicio de curso en el CEIP Barcelos. DAVID FREIRE
La comunidad educativa se enfrenta al estreno del curso más atípico, marcado por la pandemia del coronavirus

Nunca un inicio de curso fue tan incierto como el de 2020-2021, en el que el alumnado volverá a las aulas seis meses después y en plena pandemia de la covid-19, justo el mismo día en el que en Pontevedra se empiezan a aplicar restricciones derivadas de la escalada en el número de casos.

Para este jueves están llamados los matriculados en 4º y 5º de Infantil, en 1º, 2º y 3º de Primaria y de Educación Especial. Este viernes deberán volver los otros cuatro cursos.

Pero no será un regreso tranquilo a unos centros educativos públicos que, según la comunidad educativa, no reúnen las mínimas condiciones de seguridad que contribuirían a la tranquilidad de las familias, de ahí que muchas tengan clarísimo que sus hijos no irán al colegio.

Los equipos directivos y docentes llevan diez días adaptando los centros a un estricto protocolo marcado por horarios escalonados, cinco lavados de manos en horario lectivo, grupos burbuja, recreos separados y múltiples normas más. Un protocolo que, según la plataforma Familias Galegas, es un "teatro da hixiene" en el que se programan "multitude de rituais que entorpecen el proceso educativo", por lo que animan a dejar "as aulas baleiras" hasta que la Consellería "poña os medios para que a escola poida cumprir co mínimo risco a súa función social".

Habrá huelga de profesorado en una jornada en la que empezarán cinco niveles

En la misma línea, varios sindicatos convocaron para este jueves una huelga de profesorado y personal no docente a la que, no obstante, los servicios mínimos decretados por la Xunta amenazan con dejar en anécdota. Esta movilización cuenta con el apoyo de la Federación Provincial de Anpa de Pontevedra (Fanpa), mientras algunas Anpa de la ciudad también proyectan acciones de protesta para exigir más recursos a la Administración para la escuela pública.

COMEDORES. El curso comenzará también en Pontevedra sin comedor escolar ni Plan Madruga, aunque ambos servicios no deberían tardar en iniciarse. La Federación Olívica de Asociaciones de padres de alumnos de Vigo y comarca (Foanpas) y la Fanpa reiteraron su compromiso a gestionarlos después de que el nuevo conselleiro de Educación, Román Rodríguez, les trasladara el compromiso adquirido este miércoles en la reunión del Consello Escolar de Galicia de aumentar "de forma substancial" las cuantías de las ayudas a las entidades que gestionan los comedores escolares en la comunidad. El objetivo es facilitar el cumplimiento de las medidas de adaptación a los protocolos anticovid sin que ello suponga «un prexuízo para as familias no prezo do menú», que en Pontevedra sube de 83 a 117 euros.

El curso empezará sin comedor ni Madruga, aunque el acuerdo entre la Consellería y la Fanpa está cerrado en materia de financiación y seguridad jurídica

Asimismo, la Xunta trabaja en un protocolo específico para el funcionamiento de los comedores escolares, que será sometido a evaluación y asesoramiento del comité clínico y que servirá de "reforzo da seguridade xurídica" que Educación le ofrece a los gestores de estos comedores, "sempre e cando» las medidas de adaptación a la situación derivada de la pandemia se ajusten a las determinadas por la Administración. Estas medidas suponen «un recoñecemento ao esforzo e ao trabajo" que las Anpa realizan para ofrecer un servicio de comedor escolar "coas dificultades engadidas" que supone la actual situación sanitaria.

Un inicio de curso escolar marcado por la polémica y la incertidumbre
Comentarios