Pablo Varela Castejón: "Sin la insistencia de los grupos policiales no se lograría nada"

Tras nueve meses en el cargo, Varela ha tenido que enfrentarse al mayor repunte de entrada de droga de la historia reciente de Galicia

Pablo Varela Castejón. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Pablo Varela Castejón. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

EL BALANCE del primer año de Pablo Varela al frente de la Fiscalía Antidroga incluye interminables jornadas de trabajo, macrojuicios de la máxima complejidad y la petición a las autoridades de más medios, tanto materiales como humanos, para combatir el narcotráfico en Galicia. "Es necesario actualizar el sistema".

¿Cuáles fueron las operaciones más relevantes?

Hay dos incautaciones de cocaína de una particular importancia. Por una parte, la investigación relacionada con Los Boyacos, que dio lugar a la interceptación de un cargamento de cocaína que superó los 2.000 kilos. Por otra, la aprehensión en el mercante Kraken de un alijo de más de 5.000 kilos. En heroína, la incautación de 62 kilos en Caldas.

¿Qué aspectos destaca?

En lo que se refiere a las tramas organizadas de narcotráfico, que aprovechan la infraestructura, los conocimientos personales, los contactos y la dedicación de grupos gallegos, no solo a la cocaína, sino también a la heroína. Recientemente, la semana pasada, se resolvió una nueva operación relacionada con el tráfico de heroína. Son ejemplos que ponen de manifiesto el modo en el que las organizaciones de narcotráfico gallegas siguen siendo capaces de gestionar, o bien de prestar la colaboración precisa, a las organizaciones colombianas para hacer llegar a España grandes cantidades de cocaína. Además, extienden su funcionamiento hacia el tráfico de heroína.

¿Cómo se combate todo esto?

Se ha puesto de manifiesto que hay una actividad sostenida de los grupos dedicados al narcotráfico y que los contactos que mantienen con organizaciones de ámbito lationamericano y del Este de Europa les permiten desarrollar una actividad que les lleva a disponer de enormes cantidades de estupefaciente. Eso se está consiguiendo atajar gracias a la labor judicial de investigación, en la que están implicados los jueces de Instrucción de toda la provincia. También por el trabajo de las unidades policiales de investigación, con una gran experiencia y que desarrollan una labor coordinada que permite lograr los objetivos. Y eso solo lo consiguen tras muchas horas de seguimientos. Desde el punto de vista de la Fiscalía, estamos reforzando un sistema de trabajo que ya venía implementado desde tiempos de Marcelo Azcárraga y de Luis Uriarte, una tarea de equipo en la que hay un fiscal en Vigo, David Calzada, además de Servando Caíño y Lidia Labrador, esta última en Cambados, y el delegado Antidroga, que nos dedicamos a estas causas. El trabajo es desbordante, pero si atendemos a las cifras de cantidades incautadas y a la tramitación judicial, se pone de manifiesto que desde todos estos puntos de vista el trabajo ha sido intenso.

A todo ello se une la celebración de macrojuicios en la Audiencia.

Este año se celebró en Vigo un juicio importante relacionado con un cargamento de droga, además de otro en el que resultó condenado un agente de la Guardia Civil por colaborar con un grupo dedicado al robo de cocaína a otras organizaciones. En Pontevedra destacó, además, el juicio de la organización de Rafael Bugallo Piñeiro (O Mulo), pendiente de sentencia, así como el del cargamento de 4.000 kilos de hachís tras el naufragio del Garbi III (el alijo relacionado con la desaparición de Pelopincho). Son causas de una particular importancia que muestran que estas organizaciones siguen estando de actualidad.

¿Cuál es la clave para hacer caer a estos grupos?

Hay que destacar la eficiencia policial y el trabajo coordinado de las distintas unidades dedicadas a la lucha contra el narcotráfico. Policía Nacional con Udyco y Greco, pero también Tráfico Medio. Son grupos que han trabajado con el Edoa y con el Eco de la Guardia Civil. El SVA (Servicio de Vigilancia Aduanera) aporta un trabajo operativo importante y también investiga el enriquecimiento patrimonial de estas personas. Sin la insistencia de estos cuerpos no se lograría nada. Puede parecer que las incautaciones pierden importancia, pero desde las de mayor entidad hasta otras con menores incautaciones que, en todo caso, suponen la desarticulación de grupos dedicados a esto, son muy importantes.

A nivel judicial, ¿qué se puede hacer para mejorar?

Desde el punto de vista judicial lo más necesario es contar con los medios precisos para hacer más eficiente la respuesta en la tramitación de los juicios. La labor de dirección de la investigación se aborda desde juzgados ordinarios que tienen su sede en villas las que la infraestructura no es la adecuada para investigar a estos grandes entramados. Es el compromiso de los funcionarios lo que permite superar la insuficiencia de medios. Deberíamos contar con órganos especializados, no porque los jueces de Instrucción no puedan desarrollar esa labor. Lo hacen, pero a costa de la carencia de medios y de tiempo. Si el trabajo en equipo es el método por el que apostamos, es evidente que hasta que contemos con una infraestructura y organización adecuadas, solo el compromiso personal de quienes trabajan permite superar esas insuficiencias de un sistema que es necesario actualizar de una vez.

"La reincidencia se debe a que existe una actividad delictiva perfectamente organizada"

Recientemente han salido de prisión grandes narcotraficantes históricos. ¿Ha podido influir eso en el actual repunte del tráfico de cocaína hacia Galicia?

No tengo datos que me permitan afirmar eso. Las salidas de prisión han llegado después de cumplir condenas largas y de entidad. Sin embargo, no se puede entender la reincidencia de algunas personas sin considerar su actuación como la de una sola persona que va a prisión por unos hechos. Si se produce la reincidencia que tenemos es porque existe una actividad criminal de carácter organizado y porque existe una actividad delictiva mucho mayor de la que se correspondería con un solo sujeto. Si esto sucede es porque no trabajan de forma aislada sino organizada.

Es curioso el caso de Sito Miñanco, uno de los narcotraficantes más famosos que, según ha trascendido, ha cumplido la parte final de su condena en Algeciras, donde se halla el puerto más caliente del narcotráfico español. ¿Puede tener algo que ver en ello?

No puedo decir por qué Sito Miñanco está o no en Algeciras, no dispongo de esa información, pero probablemente la entrada de drogas por ese lugar no tenga mucho que ver con su presencia allí. Todos conocemos ese puerto y su importancia en el narcotráfico a nivel internacional.

Comentarios