miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Una inspección detecta 1.030 vados que no estaban dados de alta en Pontevedra

Vado permanente en Pontevedra. JAVIER CERVERA - MERCADILLO
Vado permanente en Pontevedra. JAVIER CERVERA - MERCADILLO

El reparto de las nuevas placas homologadas del Concello se retrasa y no se completará hasta finales de año o principios del que viene
 

El Concello acaba de finalizar la inspección de los vados permanentes, un trabajo realizado en horario de tarde por cuatro funcionarios de Disciplina Urbanística para evitar el colapso de las oficinas. En la revisión se detectaron 2.309 señales de este tipo en Pontevedra, lo que supone 1.030 más de las que constan en los registros, que solo contabilizan 1.873 vados dados de alta. El resto están instalados de forma ilegal.

La tarea llevada a cabo por el personal del Concello se compaginó con la entrega de las nuevas placas reglamentarias. La primera de ellas se colocó en el acceso posterior del Hospital Provincial el pasado mes de octubre. Desde entonces se han repartido 137 vados homologados y, por lo tanto, los únicos legales. 

La distribución de estas señales, que serán gratuitas, tardará más de lo previsto. El objetivo es que todos los vecinos que paguen esta tasa dispongan de la nueva placa a finales de este año o principios del que viene.

Con las nuevas placas, Pontevedra se evitará la anulación de posibles multas y fraudes en el uso de las mismas

Aunque es el Concello el que se pondrá en contacto con los particulares para la renovación del vado, Disciplina Urbanística solicita la colaboración de los administradores de fincas para agilizar los trámites.

La regularización de los vados se produce después de dos sentencias judiciales que pusieron en cuestión estas señales por carecer de número de licencia. Esto libró a dos vecinos de la multa de tráfico por aparcar en estas zonas prohibidas. Con las nuevas placas, Pontevedra se evitará la anulación de posibles multas y fraudes en el uso de las mismas.

La impresión de las nuevas placas, que tendrán coste cero para el ciudadano, ha supuesto un gasto de 16.800 euros. La ordenanza fiscal que regula la entrada de vehículos a través de las aceras prevé dos tipos de tasa para los vados permanentes: una de 24,63 euros al año para garajes y aparcamientos particulares de viviendas unifamiliares, fincas o recintos particulares, y una de 28,33 euros para los garajes de comundidades para uso exclusivo de viviendas.
 

Una inspección detecta 1.030 vados que no estaban dados de alta en...
Comentarios