La instalación de mobiliario anticipa el fin de la reforma de Barcelos

Mosquera asegura que las obras estarán listas en "tres ou catro semanas" y abre la puerta a financiar parte del futuro acceso a Santa Clara desde la plaza

Instalación de bancos de piedra en la Praza de Barcelos, este martes. RAFA FARIÑA
photo_camera Instalación de bancos de piedra en la Praza de Barcelos, este martes. RAFA FARIÑA

La instalación de mobiliario urbano, como bancos y papeleras, anticipa el fin de la reforma de los viales perimetrales de Barcelos. El concejal de Obras, Cesáreo Mosquera, confirmó este martes que la actuación rematará en "tres ou catro semanas".

Este nuevo calendario se debe a un contratiempo: la solicitud de un edificio de conectarse a gas ciudad, que obligará a levantar aceras ya construidas a la altura del número nueve de la céntrica plaza. Por este motivo, el Concello deberá ampliar el plazo de la obra, que se había prorrogado hasta el 15 de mayo, es decir, hasta este miércoles.

"A obra vai a bo ritmo. Ían intentar asfaltar, pero depende do tempo", dijo Mosquera sobre esta reurbanización, que supondrá un importante cambio estético y funcional en la zona. El proyecto, que ejecuta la empresa EC Casas y que supera los 1,9 millones de euros, contempla la renovación de todos los servicios subterráneos, la ampliación de aceras y el cambio del pavimento. Los adoquines han sido sustituidos por asfalto, que es de tipo pulido.

El aparcamiento también se modificará. Las plazas serán de servicios, limitadas a 15 minutos, y estarán ubicadas frente a los negocios. También se reordenará el tráfico, prohibiendo la bajada desde Benito Corbal.

Santa Clara

Mosquera también ratificó la total colaboración del Concello con el futuro acceso a los jardines de Santa Clara desde Barcelos. "O prioritario é que a entrada sexa digna", afirmó el edil nacionalista, que abre la puerta a la financiación de esta obra, que deberá definir el estudio de arquitectura Nieto Sobejano para la Deputación.

"O Concello dará todas as facilidades", recalcó el edil de Obras, que cree "o máis razoable" es que esta intervención se haga coincidir con la segunda fase de la reforma de la plaza, que podría ver rebajada su cota para el futuro acceso.

Comentarios