Las intensas lluvias amenazan la campaña de Navidad del marisqueo

El sector realizó un paro de dos días esta semana para no afectar a la almeja, que "pode morrer por tanta auga doce" ► La presión del colectivo, que quiere trabajar, reabrirá las playas a partir del lunes
Una mariscadora en una jornada de trabajo en una playa del fondo de la ría de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Una mariscadora en una jornada de trabajo en una playa del fondo de la ría de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El mal tiempo amenaza la campaña de Navidad del marisqueo, la más importante del año. Y todo ello por las intensas lluvias que se están registrando en Pontevedra, que podría generar nuevos episodios de mortandad de bivalvos por exceso de agua dulce en el mar.

El sector se ha anticipado a este escenario y ha realizado un paro preventivo durante esta semana. Ni jueves ni viernes han bajado a las playas del fondo de la ría como consecuencia de la alerta amarilla por temporal y para no afectar al desarrollo de la almeja sembrada en los arenales ni a la que ya tiene el tamaño óptimo para ser extraída. "Parouse por precaución. E porque o banco marisqueiro está cheo de semente e pode morrer con tanta auga doce. Decembro está aí e non nos podemos xogar a campaña de Nadal", explica la patrona mayor de la cofradía de San Andrés de Lourizán, Mari Carmen Vázquez Nores.

"Isto para a ameixa é fatal. Aínda que pode morrer por baixa salinidade, se andas nela xa está garantizado que morrerá a maioría", añade el patrón mayor de la cofradía de San Gregorio de Raxó, Iago Tomé.

El patrón mayor de la cofradía de San Telmo de Pontevedra, César Rodríguez, también advierte de la importancia de proteger las especies sembradas. "Vai depender da salinidade da auga. Pode ser que vaias traballar e non pase nada ou que vaias e acabes matando ás crías que están débiles", expone.

La decisión de interrumpir la actividad extractiva durante dos jornadas ha generado un gran revuelo en el marisqueo a pie, que emplea a 466 personas. Lo reconocen todas las agrupaciones consultadas por el Diario, como la de Raxó. "Mucha gente entiende el parón porque se puede morir la almeja, pero otros defienden que necesitan ganar dinero", indica la presidenta de este último colectivo, Elena Padín.

Desde la Agrupación de Marisqueo a Pé de San Telmo, la más numerosa, se insiste en que la interrupción de la actividad se apoya en criterios técnicos. A pesar de que las lluvias serán intensas durante todo el fin de semana, la presión de una parte del colectivo, que quiere faenar, reabrirá las playas del fondo de la ría de Pontevedra el próximo lunes y el martes.

Aunque la medida aún no se ha aprobado de forma oficial, el sector da por hecho que regresarán a los arenales. La cota prevista para el 30 de octubre, que podría variar, es de ocho kilos de almeja japónica y medio de fina.

El parón biológico. El marisqueo a flote volverá a la faena a mediados de noviembre

El marisqueo a flote, del que forman parte unas cien embarcaciones en la ría de Pontevedra, volverá a la faena a mediados del mes que viene.

El sector inició un paro biológico el pasado 15 de octubre, que mantendrá hasta el próximo 15 de noviembre, para facilitar el desarrollo de los bivalvos.

El colectivo está obligado a parar su actividad durante dos meses al año. Lo hacen entre octubre y noviembre y después de la campaña de Navidad.

Comentarios