Martes. 11.12.2018 |
El tiempo
Martes. 11.12.2018
El tiempo

Un vídeo de la pareja de Sonia Iglesias que anularía su coartada reactiva el caso

Reconstrucción del paso de un vehículo por el puente de Os Tirantes. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Reconstrucción del paso de un vehículo por el puente de Os Tirantes. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La Policía analiza cientos de imágenes de vehículos y compara movimientos para intentar probar que el principal sospechoso de la desaparición mintió desde el principio, lo que le podría llevar a ser juzgado

Una imagen borrosa del que parece ser el Daewoo Kalos de Julio Araújo pasando por el puente de Os Tirantes sobre las 9.40 del 18 de agosto de 2010. Ese es el clavo ardiendo al que se agarran los investigadores que insisten en que el citado Araújo fue, con el apoyo de otras personas, el responsable de la desaparición y muerte de Sonia Iglesias, de cuyo paradero no se tienen noticias desde hace siete años y medio.

El testimonio del sospechoso, que siempre declaró que dejó a su entonces pareja en el zapatero de Arcebispo Malvar y regresó a su domicilio, en Campo da Torre, entraría en una frontal contradicción con la presunta presencia de su automóvil en la otra punta de la ciudad en una franja horaria que coincide exactamente con los minutos posteriores a los que Vila, el artesano del calzado, declaró haber recibido a la dependienta de Massimo Dutti.

Araújo puso sobre la mesa una llamada en su domicilio sobre las 11.30, así como el relato de testigos de un bar que le vieron tomar café minutos después. Sin embargo, el sospechoso carece de coartada entre las 9.35 y las 11.30, tiempo más que suficiente, según los investigadores, para hacer desaparecer a su excompañera sentimental, más aún si, como piensa el fiscal, contó con la colaboración de otras personas.

La calidad del fotograma en el que aparece el coche es muy pobre, por lo que la Policía explora nuevas técnicas de visionado

Las imágenes de las cámaras de tráfico de la Policía Local de Pontevedra correspondientes al día de la desaparición de Sonia Iglesias obran en poder de los investigadores desde el principio. Sin embargo, hasta ahora no habían llegado al convencimiento de que el vehículo que aparece en uno de los fotogramas captados en Os Tirantes a las 9.40 podría corresponderse con el Kalos del investigado.

Para acumular más indicios que sirvan para acreditar que el turismo es el de Julio Araújo, la Policía Nacional ha realizado al menos tres nuevas diligencias distintas.

Por una parte, los agentes que se dedican en exclusiva a investigar la desaparición de la dependienta acudieron a la Jefatura de la Policía Local de Pontevedra a finales de 2017, semanas antes de los mediáticos registros del inmueble de San Mauro. Los investigadores solicitaron a la Policía Local que situase las cámaras de tráfico en la misma posición en la que se encontraban el día en el que desapareció Sonia Iglesias.

Detrás de este movimiento estaría la realización de pruebas técnicas que permitan acotar el rastreo e identificar, si es posible, el vehículo en el que viajaba la desaparecida.

Ordenan reubicar las cámaras de tráfico de la Boa Vila para situarlas en la misma posición que el 18 de agosto de 2010

Paralelamente, los funcionarios llamaron a declarar a una hermana de Julio Araújo. El motivo fue que a media mañana del día de los hechos, la mujer confirmó que se cruzó con su allegado cuando circulaba por Orillamar. Al parecer, el sospechoso le adelantó y le saludó cuando se dirigía a su centro de trabajo al volante del mismo Daewoo Kalos que está siendo investigado. Los agentes hicieron un especial hincapié en la franja horaria exacta a la que se produjo el encuentro, con un objetivo claro: captar su imagen en las cámaras de tráfico de la Policía Local.

La comparación de una y otra imagen unida a los aportes tecnológicos esperados a partir de la reubicación de los sensores en la misma posición que entonces se han convertido en el elemento esencial de la investigación y que, de concluir con resultados positivos, sería la prueba que sentaría a Araújo en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial.

Más difícil de explicar parece, al menos a priori, el espectacular registro efectuado por la Policía en San Mauro hace escasas semanas, especialmente porque los agentes que acudieron al lugar pocas horas después de la desaparición confirmaron que la finca mostraba un aspecto selvático. En agosto de 2010, la maleza impedía cualquier movimiento en la parcela, por lo que se descartó la posibilidad de la presencia allí del cuerpo.

El minucioso rastreo en la zona puede ser debido a que se tengan datos concluyentes de que el sospechoso se dirigió a esa zona de la ciudad (donde hoy existen cámaras pero no en aquel momento) a través del citado análisis de los videos.

El último dato que corrobora la nueva línea de investigación se produjo tras la declaración de Araújo en la Comisaría de finales del mes pasado. La Policía insistió en sus preguntas, a las que el sospechoso no contestó por consejo de su letrado, en su supuesta presencia en la zona de Os Tirantes pocos minutos después de la visita de Sonia al zapatero. En su día ya había negado tal posibilidad. Los agentes le mostraron la foto borrosa, una imagen que esperan convertir en trascendental.

Un vídeo de la pareja de Sonia Iglesias que anularía su coartada...