jueves. 29.10.2020 |
El tiempo
jueves. 29.10.2020
El tiempo

Investigan la aparición de varios casos de sarampión en el área sanitaria de Pontevedra

La vacuna del sarampión. ADP
La vacuna del sarampión. ADP
El brote fue localizado hace un mes dentro de una comunidad extranjera residente en la Boa Vila ► Un joven pontevedrés y su madre se encuentran hospitalizados ► Sociedades científicas emplazan a la población de entre 40 y 50 años a vacunarse ► Sanidade afirma que "non hai ningunha situación de alarma"

El área sanitaria ha iniciado una investigación ante la detección de varios casos de sarampión, una enfermedad grave y de tipo vírica que llevaba muchos años (se habla de dos décadas) sin ser diagnosticada en Pontevedra.

Según informan las fuentes consultadas, el brote fue localizado hace un mes, en personas pertenecientes a una comunidad de "origen rumano" que residen o residían en ese momento en el municipio capitalino. Posteriormente se diagnosticaron casos en círculos supuestamente ajenos, pero que están a estudio para comprobar si guardan relación con las primeras manifestaciones del virus. Y actualmente están ingresados en el Hospital Montecelo al menos dos personas (un hijo y su madre) a causa de esta misma enfermedad. El primero es un joven pontevedrés de mediana edad que ya ha dado positivo en los test de sarampión y que ha tenido que ser hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Y la segunda es una mujer adulta que ha sido aislada en el complejo hospitalario y que está siendo sometida a diversas pruebas con el fin de confirmar o no la enfermedad. En total se calcula que se puede hablar (hasta el momento) de unos cinco afectados.

En Galicia se registraron el año pasado tres casos relacionados entre sí", dando lugar al segundo brote en lo que va de siglo

En principio, no se conoce en Galicia otro acúmulo de casos de sarampión como el que está teniendo lugar en el área sanitaria. No obstante, toda la comunidad gallega está siendo objeto de las recomendaciones sanitarias que están emitiendo el Sergas y otros colectivos sanitarios ante el resurgir del virus.

BROTES. El rebrote del sarampión no es un fenómeno exclusivo del área sanitaria, sino que se trata de una reactivación que está teniendo lugar a nivel internacional. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya emitió el año pasado un informe en el que advertía sobre un aumento de casos del 300% en los primeros tres meses de 2019 (en comparación al mismo período de 2018) y sobre el inicio de "considerables brotes de sarampión" en varios países.

España se mantiene como país "en estado de eliminación de sarampión", no es así Reino Unido, Grecia, Albania y República Checa

El mismo organismo alertó sobre la existencia de cuatro naciones europeas (Reino Unido, Grecia, Albania y República Checa) que habían perdido la calificación de "país libre de sarampión" con motivo del repunte de la enfermedad. ¿Las causas? Principalmente dos: la población sin vacunar y el movimiento antivacunas.

POBLACIÓN EN RIESGO. El Ministerio de Sanidad estatal informó el pasado mes de septiembre de que, desde 2016, España forma parte del grupo de naciones "en estado de eliminación de sarampión" y que los 233 casos confirmados entre enero y julio de 2019 fueron "importados (por gente procedente del extranjero) o secundarios a éstos". Además, insistió en que la transmisión del virus fue interrumpida "con facilidad" y en que, por extensión, no cabía cambiar la estrategia de vacunación.

No obstante, dada la aparición de nuevos casos, distintas sociedades científicas (como la Sociedad Española de Epidemiología o la Sociedad Gallega de Medicina Interna) han hecho un llamamiento a la población de riesgo para solicitar la vacuna. Fundamentalmente, las personas nacidas entre 1970 y 1980 que no han padecido la enfermedad y que no tengan claro si han recibido las dos dosis de vacuna que marca el protocolo. Los nacidos antes de ese intervalo están excluidos porque se presume que son inmunes por haber entrado en contacto con el virus con anterioridad, y los nacidos después porque se da por hecho que fueron vacunados mediante el calendario de vacunación del año siguiente (1981). Este incluyó por primera vez el suministro de la vacuna triple vírica, un inyectable que se sigue administrando hoy y que actúa frente al sarampión, la rubeola y las paperas.

En Galicia se registraron el año pasado tres casos "relacionados entre si", que representaron el segundo brote de sarampión de este siglo después del ocurrido en 2011. Entre ambos se diagnosticaron siete casos, de ahí que el hecho de que en el plazo de un mes se diagnostiquen más del doble en el área sanitaria de Pontevedra abra algunos interrogantes.

Preguntadas a este respecto, fuentes oficiales de la Consellería de Sanidade aseguran que "non hai ningunha situación de alarma que desemboque nunha urxencia para vacinarse de forma inmediata". Como prueba aluden a un estudio de seroprevalencia realizado en Galicia que concluyó que el 98,2% de las personas de entre 18 y 64 años demostraron un nivel de anticuerpos protector. Dicho estudio fue realizado en 2013 y, según Sanidade, "non existen motivos para pensar que esta porcentaxe variara de xeito notable".

Las mismas fuentes precisan que, desde la publicación del nuevo calendario de vacunación de adultos (de 2017), la Consellería de Sanidade ya recomienda a los sanitarios que, siempre que sea posible, comprueben el nivel de protección de sus pacientes y, si es el caso, ordenen el suministro de la vacuna. De cara al paciente, indican que "aquelas personas que teñan dúbidas ao respecto, deberán acudir ao seu médico de familia para que valore a conveniencia da vacinación".

Un virus "muy contagioso"


Según informa la Organización Mundial de la Salud, el virus del sarampión "es muy contagioso" y se propaga por la tos y los estornudos, el contacto personal íntimo o el contacto directo con secreciones nasales o faríngeas infectadas. El virus sobrevive en el aire o sobre superficies hasta dos horas, y puede ser transmitido por un individuo infectado desde cuatro días antes hasta cuatro días después de la aparición del exantema (erupción de la piel de color rojizo).

Vacunas

Actualmente en Galicia se administran dos dosis de la vacuna triple vírica (que protege frente al sarampión, la rubeola y las paperas) a los doce meses y a los tres años de edad. En los adultos se recomiendan dos dosis a las personas nacidas después de 1970 que no hayan padecido la enfermedad y que no tengan historia de vacunación con esas dos dosis.

Mortalidad

La OMS advierte de que el sarampión puede producir epidemias con una alta mortalidad, sobre todo en países subdesarrollados que aún hoy carecen de vacunas y, particularmente, entre niños pequeños malnutridos. "Antes de que la vacuna se introdujera en 1963 y se generalizara su uso, cada dos o tres años se registraban importantes epidemias que llegaban a causar cerca de dos millones de muertes al año", alerta la Organización. La mortalidad descendió más de un 80% entre el año 2000 y el 2017 y, aun así, se calcula que en este último ejercicio murieron 110.000 personas por esta causa, la mayoría de ellas menores de cinco años.

Investigan la aparición de varios casos de sarampión en el área...
Comentarios