martes. 27.10.2020 |
El tiempo
martes. 27.10.2020
El tiempo

Ir en bus desde Monte Porreiro a Montecelo será posible a partir de 2020

Un usuario subiéndose a un autobús en la Praza de Galicia. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Un usuario subiéndose a un autobús en la Praza de Galicia. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El pacto del transporte entre Concello y Xunta dará servicio al barrio de O Burgo, a centros de salud, al campus y a varias sedes administrativas ▶Pontevedra pagará el déficit de las líneas urbanas, más de 100.000 euros al año ▶Una de ellas saldrá de Manuel del Palacio y otra desde la estación

El pacto del transporte entre la Xunta y el Concello introducirá importantes cambios en el ámbito urbano para conectar el centro de la ciudad con Monte Porreiro y Montecelo. Uno de ellos afectará al número de líneas, que se reducirán de cuatro a dos, para evitar que los autobuses vayan vacíos. Ambas funcionarán de forma circular.

El primero de los circuitos saldrá de la rotonda que une Rosalía de Castro con Manuel del Palacio, subirá al Hospital y acabará en Monte Porreiro. Esta ruta permitirá que los vecinos de este barrio puedan ir en autobús a la residencia, un servicio directo del que ahora no disponen.

Monte Porreiro mantendrá las frecuencias, un bus cada 15 minutos, pero la ruta será distinta para alejar el tráfico de los salones del Lérez

La segunda línea partirá de la estación de autobuses de Pontevedra y finalizará en Monte Porreiro. Este núcleo, el más poblado de la ciudad, mantendrá las mismas frecuencias que hasta ahora, es decir, un autobús cada 15 minutos. Lo que cambiará será la ruta del conductor.

Los trayectos ya no se realizarán por la avenida de Bos Aires, sino por O Burgo, que en la actualidad no cuenta con este servicio. Este cambio ayudará a reducir el tráfico rodado en los salones del río Lérez y, de paso, la contaminación a orillas de este enclave natural.

La línea continuará por la parroquia de Lérez y desembocará en Monte Porreiro a través del puente de As Palabras, inaugurado en 2011. Para ir desde la estación de autobuses a O Burgo habrá que subir por la avenida de A Coruña, que cambiará de sentido y que es en la que se encuentra uno de los accesos al campo de fútbol de Pasarón.

La subvención del billete abrirá una nueva negociación
La subvención del billete del transporte metropolitano de Pontevedra abrirán una nueva negociación entre la Xunta y el Concello. El servicio implicará viajes gratis para los menos de 19 años y una rebaja en el precio del viaje para el resto de usuarios.

Las antiguas cifras
El Gobierno gallego diseñó el bus metropolitano, que incluyen autobuses de otras localidades con parada en Pontevedra, para doce concellos. Su coste anual se fijó inicialmente en 1.359.000 euros. La Consellería de Infraestruturas aportaría 936.500 euros y los 422.500 euros restantes los concellos. Pontevedra tendría que abonar la mayor parte de la cuota local: 300.000 euros.


El concejal de Mobilidade, Demetrio Gómez Junquera, recordó en la tarde del miércoles que la reorganización del transporte urbano dará servicio a la Casa do Mar, a "todos os centros de saúde", al campus universitario de A Xunqueira y a varias sedes administrativas, como los juzgados de A Parda. Lo hizo después de la reunión que mantuvo por la mañana en Santiago con responsables del Gobierno gallego, entre ellos, el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro.

El encuentro sirvió para pulir los detalles de una negociación que está casi cerrada y en la que se han introducido algunas modificaciones. Al convenio del transporte urbano entre ambas administraciones solo le faltan flecos. "O acordo económico está", afirmó Gómez, que evitó concretar el dinero que deberá aportar Pontevedra para asumir el déficit de ambas líneas. "Non imos discutir a cantidade. En comparación con outras cidades, o custe por habitante será doce ou trece veces inferior", dijo en referencia a urbes como Vigo. "É un bo acordo para a Xunta, para o Concello e para os veciños de Pontevedra", recalcó.

Responsables de la Consellería de Infraestruturas confirmaron a este periódico que la aportación de Pontevedra superará los 100.000 euros al año.

"É un bo acordo para a Xunta, para o Concello e para os veciños de Pontevedra", asegura el concejal de Mobilidade

LOS FLECOS. El concejal nacionalista recordó, por otra parte, que el nuevo sistema de movilidad tiene pendiente algunos asuntos. Uno de ellos tiene que ver con la definición de las paradas exactas que tendrán las dos líneas que darán servicio a Montecelo y Monte Porreiro. Estas podrían modificarse para garantizar que el servicio funcione lo mejor posible.

La Xunta y el Concello volverán a reunirse en las próximas semanas para cerrar los términos del acuerdo, que no podrá ponerse en marcha hasta que la Consellería adjudique el contrato del transporte metropolitano de Pontevedra. La concesión se encuentra paralizada por el recurso administrativo presentado por varias empresas que incurrieron en baja temeraria en el proceso de licitación que tiene abierto la Administración autonómica. El dictamen definitivo podría producirse antes de que acabe el mes, lo que desbloquearían las 28 líneas incluidas, 16 de ellas con origen y destino en la capital provincial.

Gómez Junquera avanzó que Pontevedra está en disposición de activar el convenio del transporte urbano "ó día seguinte" de que se resuelva el contrato del bus. La previsión inicial es que las dos líneas puedan entrar en servicio a partir de 2020.

Aunque el hacha de guerra parece enterrada entre el Concello y la Xunta, lo cierto es que todavía se aprecian restos de aquella disputa, como este miércoles evidenció la Consellería en un comunicado

RESCOLDOS. El pacto del transporte obligará a Infraestruturas a seguir manteniendo la gestión de las líneas de autobús, cuyas pérdidas serán asumidas por Pontevedra. Ambas administraciones han protagonizado duros enfrentamientos en los últimos años, especialmente al calor de procesos electorales.

Aunque el hacha de guerra parece enterrada, lo cierto es que todavía se aprecian restos de aquella disputa, como el miércoles evidenció la Consellería en un comunicado de prensa. En él aseguró que "o Goberno galego mantén o seu compromiso de garantir que os veciños de Pontevedra teñan servizos de autobús para desprazarse ós centros de demanda, a pesares de que o Goberno local renunciase a tomar a iniciativa de poñelo en marcha, de acordo coas súas competencias como concello de máis de 50.000 habitantes".

¿MÁS AYUDAS? Una vez activado el convenio del transporte, el Concello podrá estudiar la posibilidad de seguir subvencionando sus líneas urbanas, como ocurre con las dos que ahora van a Monte Porreiro. "Poderanse manter ou non", indicó el edil de Mobilidade.

La concesión que gestiona Autocares Rías Baixas recibió este año una ayuda municipal de 71.849 euros para que el viaje sea más barato desde el sexto viaje.

EL RECORRIDO DE LAS LÍNEAS VERDE Y AZUL SERÁ DE MEDIA HORA

Las dos nuevas líneas de transporte de Pontevedra

El concejal de Mobilidade, Demetrio Gómez Junquera, puso este miércoles un nombre provisional a las dos líneas urbanas que el Concello negoció con la Xunta. La de color azul saldrá de la rotonda entre Rosalía de Castro y Manuel del Palacio y la verde partirá de la estación de autobuses. Sus destinos serán Montecelo y Monte Porreiro, respectivamente. "Ir dunha punta a outra da cidade levará media hora, unha hora se un vai e volve", apuntó el edil del BNG, que recordó que el servicio se adapta al modelo urbano de Pontevedra.

14 KILÓMETROS POR HORA. El cálculo de los tiempos de desplazamiento en autobús se han calculado a una velocidad de 14 kilómetros por hora.

Ir en bus desde Monte Porreiro a Montecelo será posible a partir de...
Comentarios