Isolina Castro: "Una persona sola, si no tiene un buen equipo detrás, no crece"

Isolina Castro empezó hace 40 años en Electrónica Moderna, cuando era una empresa de iluminación, y tuvo la iniciativa de introducir el tema del interiorismo, con el que ha llevado el nombre de Pontevedra por toda Galicia y ha conquistado mercados incluso en Madrid, Marbella, Palma de Mallorca y Viena.
Isolina Castro fundadora de Eléctrica Moderna. DP
photo_camera Isolina Castro fundadora de Eléctrica Moderna. DP

LA ASOCIACIÓN Amigos de Pontevedra le otorgó un galardón a Isolina Castro por su trabajo como decoradora de interiores y la proyección de su empresa Eléctrica Moderna, con la que ha llevado la decoración made in Pontevedra a ciudades como Madrid, Marbella, Palma de Mallorca y Viena.

¿Cómo inició su negocio y cómo ha sido su evolución?

Eléctrica Moderna era una empresa de iluminación y yo empiezo, hace 40 años, a trabajar aquí y poco a poco introduzco el tema del interiorismo. Esto va creciendo conmigo y con mi equipo. Una persona sola sino no tiene un equipo, y un buen equipo, detrás no crece. Yo he tenido la suerte de tener ese equipo para ayudarme a crecer. Mi familia también. Mi hija mayor, Patricia, empezó conmigo a trabajar aquí y después abrimos un estudio de interiorismo y decoración en Madrid, Indietro, que ahora mismo gestiona ella.

¿En qué sectores han tenido mayor acogida sus proyectos?

Hemos hecho los interiorismos de los Rodman R41. Este ha sido uno de nuestros principales clientes. Toda la tapicería y los complementos de estos barcos de recreo están desarrollados por nosotros. Hacemos proyectos también de contrarrestauración en restaurantes y hoteles, a los que le dedicamos muchas horas.

"Mi premio es para todas las mujeres de mi generación que no pudieron salir de sus casas"

¿Por qué cree que su propuesta de decoración ha sido tan exitosa en Galicia y en el exterior?

Nosotros tenemos un formato de trabajo que a la gente le gusta. Si el cliente lo pide, hacemos un interiorismo completo desde la reforma hasta que entre con su maleta. Eso al cliente le da mucha facilidad. Cuidamos con esmero cada detalle, que sean buenas telas, buena tapicería, que el complemento sea el adecuado, que no falte luz. Personalizamos cada proyecto y hacemos que el cliente participe para que el resultado sea una casa que tenga su esencia.

¿Ha percibido algún cambio en su clientela?

Estamos muy agradecidos porque en los últimos cinco años tenemos un público cada vez más joven. Ese cliente que no quiere gastarse mucho, pero quiere buenos detalles de complemento, que hagan que su casa cambie. La gente joven que viene acá sabe que, con cuatro complementos que le pongamos nosotros notarán la diferencia. No tiene que ser algo hipercaro, en lo que pones una alfombra ideal, dos pantallas y un jarrón bien colocado y dos cojines consigues un cambio en el espacio de tu casa.

¿Cómo recibió este premio?

Estoy muy agradecida con este premio que me otorga la ciudad, que ha reconocido mi trayectoria. Y quisiera compartirlo con las mujeres de mi generación que no han podido realizar su trabajo fuera de sus casas para atender a sus familias. Que sepan que yo luché y trabajé, pero que detrás de mí hay mucha gente que no pudo salir de sus casas, que tuvieron que quedarse por falta de oportunidades. Mi premio es para todas ellas.

Comentarios