miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

EXCÓNSUL HONORARIO DE REINO UNIDO EN GALICIA

James Skinner: "Una de las primeras peleas que traerá el Brexit será por la pesca"

James Skinner. DP
James Skinner. DP
Fue durante años cónsul en Vigo, conoce bien la situación de aquel país y de este y tiene claro que el Brexit traerá muchos quebraderos de cabeza a los británicos, pero también afectará a la UE. "A lo largo de este año es cuando la gente empezará a darse cuenta de lo que supone realmente salir de Europa; esto todavía es como una piñata que va a reventar", asegura
 

El 31 de enero Reino Unido abandonó oficialmente la UE. ¿Se empezarán a apreciar ya los cambios? 

De aquí a fin de año es cuando se supone que se van a atar los cabos de los acuerdos que están pendientes, porque se ha aprobado una ley que dice que después del 31 de diciembre no se va a poder pedir una extensión para seguir negociando. La UE le está diciendo a Boris Johnson que no hay tiempo para atar esos cabos en un año, que tendría que tener al menos otros dos, pero no va a ser así, de modo que está todo en el aire y nadie sabe exactamente qué va a pasar. Ahora mismo en la práctica no se van a notar muchas diferencias; no se van a cambiar de repente las normas de libre movimiento, los acuerdos comerciales, etc, sino que poco a poco habrá que ver cómo se hace con las fronteras y con todo lo demás. Son cosas que se van a negociar y, mientras tanto, a lo largo de este año es cuando los británicos van a empezar a darse cuenta de lo que supone realmente el Brexit, porque no hay un inglés que tenga idea de lo qué se le viene encima con la salida de la UE. Entre Boris Johnson -que actúa como un dictador de ultraderecha- y Nigel Farage -que era eurodiputado, todavía más ultraderechista y que se ha pasado el tiempo burlándose de la Comisión Europea-, la gran mayoría del pueblo británico está envenenado con mentiras y falsas promesas de que van a vivir como ‘Alicia en el país de las maravillas’, pero pronto se van a dar cuenta de que no será así. 

¿Y qué sucederá con los extranjeros, entre ellos los españoles, que viven y trabajan en Reino Unido? 

Los que ya son residentes, depende de la cantidad de años que hayan estado, pueden pedir la residencia permanente e incluso la nacionalidad británica. Lo que va a ocurrir en el futuro es que se va a empezar con un sistema de cuotas. En EEUU, Australia y Canadá ya lo hay y los ingleses quieren introducir algo similar. Eso quiere decir que si yo, por ejemplo, soy un médico y quiero ir a trabajar a Reino Unido, tengo que ver si la cuota para médicos ya está llena o no para poder ir o no. Además, son permisos de trabajo específicos con una oferta de trabajo concreta y solo por un tiempo limitado. Así que muchos españoles y de otros países europeos no querrán ir a trabajar allí cuando en otros estados de la UE sí tienen libertad para buscar empleo. La Seguridad Social en Reino Unido ya está hecha un disparate, ya se han marchado muchos médicos y enfermeros españoles y se está con un gran déficit de personal en los hospitales; y eso es ahora, después será aún peor. Los ingleses viven en un mundo de fantasía creyendo que pueden imitar a EEUU o Australia, cuando Reino Unido está a 30 millas de la costa europea, donde hay 450 millones de europeos que van a estar excluidos de Inglaterra y viceversa, y los ingleses parece que aún no se han dado cuenta de eso. Si yo soy un profesional británico y quiero venir a España a montar un negocio, no va a ser tan fácil como cuando el país estaba en la UE. 

Usted es tan contrario al Brexit y tan consciente de sus consecuencias que ya ha pedido la nacionalidad española. 

Sí. Primero empecé diciendo que el Brexit era una tragedia, después un desastre y ahora digo que es una absoluta estupidez. Me han otorgado la nacionalidad española, pero aún hay que hacer los trámites con el Registro Civil y eso puede tardar meses, así que ahora estoy en un limbo. De hecho, Inmigración española tiene que hacer algo con nosotros, porque somos unos 400.000 británicos los que vivimos en España y a lo mejor tardarán meses en darnos el carné de identidad mientras se tramita la nacionalidad, ¿qué vamos a hacer mientras tanto? ¿andar con un pasaporte? 

¿Hay muchos británicos residentes aquí que también estén tramitando la nacionalidad española? 

Sí, al menos unos 7.000 de los que verdaderamente residen en España, de acuerdo con la última cifra que conozco del año 2019. La solicitud ha aumentado casi un 200%. Lo que pasa es que las autoridades españolas exigen que para eso renunciemos a la nacionalidad británica y muchos están temerosos porque no quieren perderla; pero de acuerdo a la ley británica no la perdemos, conservamos nuestro pasaporte británico. Eso sí, no lo podemos usar en España una vez que nos concedan la nacionalidad; de lo contrario nos la quitarían. 

¿Qué sucederá entonces con los británicos que viven en Galicia y en el resto del Estado español? 

En España hay dos tipos de británicos, pero en Galicia la mayoría son personas que se han casado con gallegos o gallegas, que tienen sus negocios y están trabajando. En general, los que no tengan la nacionalidad perderán todos los derechos comunitarios. No tendrán acceso a oposiciones, no podrán participar en elecciones locales ni europeas… Y muchas otras cosas. Nos sacan todos los privilegios que teníamos por ser europeos, que eran muchos. Es decir, estaremos en España pero como extranjeros extracomunitarios. 

El Brexit va a afectar a sectores clave en Galicia y para los que las relaciones con Reino Unido son importantes, por ejemplo la pesca. ¿Qué cree que va a pasar? 

El de la pesca es un problema enorme y esa va a ser una de las primeras peleas que va a haber, porque los ingleses tienen mucho mar pero no comen pescado y hay que resolver lo que sucederá con las exportaciones y la pesca allí. Pero no solo en ese sector; la cantidad de acuerdos comerciales, aranceles…, la libertad que hay gracias al Tratado de Maastricht… Todo eso cambiará y será un problema. Y no hablemos de los servicios financieros, de los acuerdos sobre Seguridad Social, de las pensiones… Todo eso está aún metido en un cajón y va a estallar de aquí a fin de año. Va a haber peleas y van a salir todas las cucarachas de las cloacas del Reino Unido en relación a su actitud hacia la UE, porque desgraciadamente los ingleses no saben lo que es Europa, son una isla. Y el primer follón que se va a armar va a ser con Irlanda. Hay que ver qué pasa con todo eso porque aún está flotando en el aire. Boris Jonhson es un chiflado y el presidente de Estados Unidos no hace más que echarle gasolina al fuego, dándole alas, pero en EEUU es ‘América primero y siempre’, así que si los ingleses creen que los americanos les van a poner una alfombra roja están muy equivocados. 

CAMBIO DE POSTURA. "Ahora la mayoría de británicos seguiría en la UE, pero es tarde"

¿Cree que hoy en día la mayoría de la población británica seguiría votando a favor del Brexit? 

En el referéndum el 52% votó por salir de la UE y el 48% por quedarse, pero ahora es a la inversa; lo que sucede es que es demasiado tarde. ¿Qué va a ocurrir? Que las autoridades británicas que están a favor de la UE van a mirar con lupa cada cosa que no cumpla las promesas del Gobierno, así que el resto del año ese país va a ser un follón, entre lo que quiera hacer el Gobierno, lo que haga la oposición y cuando la gente se empiece a dar cuenta de las cosas: de que su hijo no puede ir de Erasmus, de que la juventud inglesa tiene las manos atadas, etcétera. Ahí es cuando van a empezar a enterarse los ingleses de qué es el Brexit. 

¿Cree que el Brexit puede producir un efecto contagio a otros países o que más bien será una vacuna al ver esos efectos negativos? 

Es una incógnita. Hasta cierto punto los británicos tienen razón en que la UE necesita un lavado de cerebro, porque hay demasiado despilfarro, mucha burocracia y muchas tonterías y todas esas cosas son las que han perjudicado la idea de los ingleses sobre la UE. Pero también hay que tener en cuenta lo que está pasando en Polonia, porque el Gobierno polaco se está metiendo en el sistema judicial y la UE ya le ha llamado la atención; y cuidado que eso está empezando a pasar aquí: el Gobierno está empezando a jugar también con el sistema judicial y con eso hay que tener mucho ojo, porque podría traer un efecto dominó. Que no nos empiecen a sacar tarjetas amarillas por cosas fundamentales de la UE. 

James Skinner: "Una de las primeras peleas que traerá el Brexit...
Comentarios