sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

Jarro de agua fría para el ocio nocturno en la comarca de Pontevedra

El pub La Pomada, donde se hizo la prueba piloto del ocio nocturno en Pontevedra. ARCHIVO
El pub La Pomada, donde se hizo la prueba piloto del ocio nocturno en Pontevedra. ARCHIVO
La mayoría de locales no abrirán el jueves porque "no tiene sentido hacerlo" para cerrar en un día ► El sector, indignado

Tras meses sin actividad, la reapertura de los locales de ocio nocturno está prevista en Galicia para la madrugada del miércoles al jueves, pero solo estará permitida en los municipios en nivel de restricciones medio bajo. Es decir, este 1 de julio no podrán abrir los pubs y discotecas en los seis municipios con restricciones en vigor: Sarria y Castroverde, en Lugo; Camariñas, Malpica y Cambre, en A Coruña; y Poio en Pontevedra.

El sábado 3 bajarán al nivel medio-bajo Camariñas y Malpica, donde ya podrá regresar el ocio nocturno, pero ese día entrarán en el nivel medio Carnota, en A Coruña, y Pontevedra, Oia, Barro, Cambados, Vilaboa y Vilanova. 

Para evitar que se diese una situación absurda –que el ocio nocturno regresase en estos cinco municipios este jueves y tuviese que cerrar el viernes–, la Xunta pidió a los pubs y discotecas de estos ayuntamientos que no abriesen este 1 de julio, algo que la mayoría de locales han acatado: "No tiene sentido", dice el dueño de The Groove House en Pontevedra, Carlos Rodríguez Sierra.

Asegura que "un montón" de compañeros del sector del ocio nocturno de Pontevedra ya han mostrado su decisión de no reabrir este jueves tras más de un año cerrados. Una situación que, económicamente, supone "un revés" por el dinero invertido.  "He invertido lo último que me quedaba para cargar neveras y comprar alcohol, que es bastante caro", ha explicado, para lamentar que "a 24 horas de reabrir dicen que no dejan" desde el día 3 por el incremento de la incidencia en Pontevedra, cuando ya tienen "neveras encendidas y alarmas conectadas", así como trabajadores dados de alta en algunos casos. 

En su caso, Sierra ha puesto como ejemplo que ha invertido unos 3.000 euros para poder llevar a cabo la reapertura después de tantos meses cerrado y ahora se encuentra "sin un duro en el banco, ni en la cartera". "Estamos dolidos porque se hacen las cosas fatal, de un día para otro", ha lamentado, para criticar que "no avisan y nadie dice nada".

"PLATOS ROTOS". En este sentido, Montse, una de las dueñas de Fifty Club de Pontevedra, ha manifestado a Europa Press que "es ridículo dejar abrir un día y cerrarnos el día 3 al subir a nivel medio". "Pagamos los platos rotos de los demás", ha lamentado, para insistir en que el incremento de contagios no se debe al ocio nocturno. 

Por ello, ha confirmado que "la mayoría" de los locales de Pontevedra ha decidido "no abrir". Así, ha coincidido en que la pérdida económica "es enorme" porque han invertido en mercancía y en mobiliario, además de en personal. 

Sierra ha resaltado que "no es culpa" de los negocios de ocio nocturno "que se contagie el covid". "Nos criminalizan y nadie se disculpa", ha reprochado. Además, ha criticado que el alcalde de la ciudad "dice que se solidariza, pero todo de cara a la galería". Así, ambos dueños de locales han subrayado que llevan "un año pagando aguas y basuras" por el impuesto municipal, pese a tener el negocio cerrado pese a se había comprometido el Concello a no cobrarlo. "Nos tienen olvidados", ha sostenido el dueño de The Groove House. 

EL BROTE. Los casos positivos registrados por el brote entre los estudiantes que viajaron a Palma ha elevado la incidencia en alguna de estas localidades pontevedresas y ha llevado al comité clínico, que se reunió este martes, a subirlos de nivel, por lo que no podrán tener abierto el ocio nocturno ni celebrar verbenas y otros eventos populares. 

 El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, ya ha lamentado que la ciudad "pague las consecuencias" de botellones "que se hacen en otros sitios". 

En la comarca de Pontevedra, la incidencia acumulada ha pasado de 24,7 casos por cien mil habitantes a siete días, la semana pasada, a 84,6 esta semana, y de 38 a 109,4 a catorce días, sobre todo por el incremento en los municipios de Pontevedra, Poio y Vilaboa, según ha informado el comité clínico.

Ante esta evolución en la última semana, la zona de Pontevedra y O Salnés es la que "más preocupa", según ha dicho la doctora Marina Varela, miembro del comité clínico, que ha destacado que esta área es "la más afectada por el brote de Mallorca" que, además, tiene "un elevado número de casos vinculados a la variante Delta". 

SARRIA Y CARNOTA. Junto con estos municipios, tampoco podrá abrir el ocio nocturno en los de nivel alto –Carnota (A Coruña) y Sarria (Lugo)–, y en Cambre y Castroverde, que también entrarán en nivel medio, junto con los siete de Pontevedra. 

Así lo ha explicado el secretario general técnico de la Consellería de Sanidad, Alberto Fuentes, quien ha informado de que van a ponerse en contacto con los once municipios afectados para que no reabran el ocio nocturno de miércoles a jueves, ya que tendrán que volver a cerrarlo en la noche del viernes. 

Los contagiados por el brote se elevan a 155 en Galicia
Por lo que respecta al brote de Mallorca la cifra de contagiados se ha elevado a 155 después de las PCR a los viajeros de un avión procedente de Palma que llegó el martes al aeropuerto compostelano de Lavacolla. 

Se realizaron 86 pruebas de las que 49 dieron positivo, lo que supone una positividad del 57 por ciento, aunque solo 33 son de estudiantes (con un 67% de positividad entre ellos). De estos, 19 son del área de A Coruña y 14 de la de Pontevedra.

Los otros 16 no corresponden a estudiantes por lo que se está analizando si están o no vinculados con el caso, según ha explicado al directora general de Salud Pública de la Xunta, Carmen Durán.

Jarro de agua fría para el ocio nocturno en la comarca de Pontevedra
Comentarios
ç