viernes. 17.01.2020 |
El tiempo
viernes. 17.01.2020
El tiempo

"En las bodas no busco posados, fotografío momentos reales"

José Mosquera, galardonado con el premio al segundo mejor fotógrafo de bodas de 2019. CEDIDA
José Mosquera, galardonado con el premio al segundo mejor fotógrafo de bodas de 2019. CEDIDA
VisualGal es el nombre de la empresa de este fotógrafo que ha participado en todas las ediciones de 'Si, quero' y que este fin de semana volverá a estar con un expositor propio. Inmortalizar la naturalidad de las celebraciones es una de las señas de identidad de su trabajo

Su trabajo durante el año pasado lo hizo ser premiado como segundo mejor fotógrafo de bodas en 2019 a través de un portal internacional que valora la labor de los profesionales del gremio. Más allá de galardones, José Mosquera está de acuerdo en que el mejor reconocimiento es la satisfacción de las parejas cuando reciben las imágenes de sus enlaces.

Las fotografías de las bodas han cambiado mucho en los últimos años, pasando de aquellos posados estáticos tradicionales a imágenes mucho más frescas, originales y naturales. ¿Qué es lo que más demandan las parejas en los reportajes de sus enlaces?
Aún hay fotógrafos que siguen manteniendo el estilo de siempre, pero a mí las parejas me vienen a buscar porque realizo fotos sin posados, buscando momentos espontáneos y sin que se note mi presencia. Yo no dirijo ni doy indicaciones, sino que paso un poco desapercibido; no soy el protagonista y dejo que todo fluya naturalmente para reflejarlo tal cual sucede. Busco momentos reales y recuerdos reales.

Para las fotos nupciales se eligen todo tipo de escenarios, desde playas hasta espacios muy urbanos, ¿cuáles son los más buscados?
Los espacios los elegimos entre los novios y yo. Les pregunto si tienen algún lugar que les guste o que sea especial para ellos, con el que tengan algún vínculo, y entre ellos y yo seleccionamos un sitio. Aquí lo más habitual es hacer este tipo de trabajos yendo a zonas de playa, aprovechando que vivimos en un entorno con un litoral tan bonito, pero hacemos de todo.

"Alrededor de la mitad de las parejas quieren hacer reportajes pre-boda o post-boda, pero la otra mitad se centra en el día del evento"

¿Cuál ha sido el reportaje de boda más curioso que ha hecho?
Este año, por ejemplo, fuimos a hacer una post-boda a las dos de la madrugada para tener fotos con las estrellas, de los novios con la Vía Láctea de fondo... Algo diferente. Para ello nos deplazamos a uno de los lugares de Europa en el que mejor se observan las estrellas, que es en la frontera entre las provincias de Ourense y Zamora, donde no hay contaminación lumínica, e incluso nos encontramos con astrónomos y con muchas personas con telescopios.

¿Las parejas más jóvenes son más atrevidas que las de más edad a la hora de realizar sus reportajes fotográficos de boda o es algo en lo que no se nota la edad?
No, que va. No tiene nada que ver con la edad. Hay parejas más atrevidas y más clásicas, pero en eso no influye la edad.

¿Son muy habituales los reportajes pre-boda?
Alrededor del 50% de las parejas los hacen.

¿Y los post-boda?
Tampoco los hace todo el mundo. Más o menos la mitad de las parejas los quiere, pero la otra mitad no. Mis reportajes son muy documentales el propio día de la celebración, así que muchos de los novios que acuden a mí son personas a las que no les gusta posar, que prefieren las fotos naturales y por eso no quieren post-boda.

"Yo reservo el día completo para cada boda, ofrezco exclusividad"

Hay algunos post-boda en los que incluso el fotógrafo se va de luna de miel con los novios para retratarlos en el destino que hayan elegido para su primer viaje como matrimonio. ¿Ha hecho usted algún trabajo de este tipo?
Hice un par de ellos en Suiza, pero no es algo que me llame mucho la atención. Me gusta más trabajar aquí.

¿Qué presupuesto medio suelen dedicar las parejas a los reportajes fotográficos de sus bodas?
Entre 2.000 y 3.000 euros aproximadamente. Depende.

¿Y se hacen todavía vídeos o eso ya está pasado de moda?
La mitad de las parejas los hacen. Hoy en día son mucho más trabajados y diferentes a los clásicos que se solían realizar antes.

¿Usted acompaña a los novios durante todo el día de la celebración?
Sí, siempre. No hago medias bodas, sino que reservo el día completo para cada trabajo y ofrezco exclusividad.

Aunque no deja de ser un trabajo, me imagino que para un fotógrafo debe ser especial compartir un día tan emotivo y feliz con las parejas y sus familias, ¿no?
Por eso me gusta tanto esta profesión. El día de su boda las personas son todo felicidad y nunca suele haber ningún problema. Es un trabajo muy bonito en el que se hacen muchos amigos y en el que cogemos confianza hasta el punto de que dejas de verlos como clientes. Compartes con ellos un día muy especial.

"En las bodas no busco posados, fotografío momentos reales"
Comentarios