Dos jóvenes de Pontevedra quedan finalistas en el primer campeonato mundial de arte aéreo

Antía Coto y Ania Iglesias, dos alumnas de Gothic Circus School, competirán en la primera prueba nacional que se celebra de esta disciplina ► El evento tendrá lugar en Madrid los días 27 y 28 de abril
Antía Coto y Ania Iglesias en Gothic Circus School. RAFA FARIÑA
photo_camera Antía Coto y Ania Iglesias en Gothic Circus School. RAFA FARIÑA

AerialArt Championship surgió "por la necesidad de que exista un evento competitivo dentro del circo, para que todos aquellos amantes y profesionales de los aéreos puedan entrar en un ambiente de competición pero cuyo perfil sea eminentemente artístico y no deportivo", y se ha convertido en el primer campeonato nacional de esta disciplina.

La prueba, que se celebrará en Madrid los días 27 y 28 de abril, contará entre sus participantes con dos pontevedresas: Antía Coto y Ania Iglesias, las dos alumnas de la escuela Gothic Circus School. Estas dos jóvenes, de 20 y 15 años, respectivamente, competirán en la categoría absoluta dúo con un número en aro aéreo. Un espectáculo que promete dejar con la boca abierta a todos los asistentes.

"En el campeonato hicieron como una preselección entre toda la gente que envió sus videos para poder participar en esta final y ellas dos quedaron finalistas", explica su profesora, Rebeca Santos Folgar, que es directora de Gothic Circus School en Pontevedra, titulada en danza clásica y formada en disciplinas aéreas, pole dance y aeroyoga con más de 10 años de experiencia artista y docencia.

Pase lo que pase, asegura, "para mí es un orgullo que mis alumnas evolucionen y consigan algún puesto en este campeonato nacional. En él participan muchísimas escuelas de toda España y ya estar ahí es un orgullo".

Santos hace hincapié en que esto "es una gran oportunidad" ya que "después de este campeonato pueden llegar a formarse en otros sitios y es una forma de darles visibilidad a ellas, a su trabajo, y obviamente también a la escuela".

Antía Coto y Ania Iglesias llevan nueve y ocho años, respectivamente, practicando este deporte, y para ellas, ya solo el hecho de participar en esta final, es un auténtico logro.

"Llevo practicando danzas aéreas ocho años y para mí, estar seleccionada en este campeonato es un orgullo y una oportunidad increíble para mostrar nuestra pasión por este deporte y el trabajo, dedicación y esfuerzo que hemos realizado", reconoce Antía Coto.

Ania Iglesias, por su parte, explica que lleva haciendo danzas aéreas desde los seis años y "para mí entrar en el campeonato es un honor".

"Estoy muy orgullosa de haber entrado, todo esto es gracias a la ayuda de mi entrenadora Rebeca y mis compañeras que siempre me han apoyado y ayudado a sacar partido a lo mejor de mi. Es una alegría poder participar y estoy muy agradecida", añade la joven.

Justamente a su profesora es quien dedica también Coto este logro. "La verdad que esto no hubiera sido posible sin nuestra entrenadora, Rebeca, gracias a la cual hemos aprendido todo lo que sabemos a día de hoy. Ella es la que está todos los días con nosotras enseñándonos y corrigiendo todos los fallos, ensayo tras ensayo", afirma la deportista.

Comentarios