El jugoso negocio ilícito de la marihuana

La Guardia Civil desmantela una red con un vecino de Portas y otro de Redondela asociados a un portugués que producían marihuana ► Un Ferrari y más de 600.000 euros fueron incautados
El Ferrari intervenido a los miembros de la organización desmantelada por la Guardia Civil. DP
photo_camera El Ferrari intervenido a los miembros de la organización desmantelada por la Guardia Civil. DP

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (Edoa) de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, en una operación conjunta con la Polícia de Segurança Pública (PSP) de Oporto, desmanteló una organización criminal transfronteriza dedicada especialmente al lucrativo negocio de la marihuana y que, además, detenciones mediante, se salda con la puesta en libertad provisional de todos los arrestados salvo uno de los que cayeron en el país vecino.

La organización, destaca el Instituto Armado, tenía como punto de referencia un laboratorio para la producción de marihuana a gran escala, donde se incautó una importante cantidad de droga, además de plantas y todo lo preciso para su crecimiento, en el lugar de Amoeiro, provincia de Ourense.

                      El Ferrari y el dinero intervenidos a los miembros de la organización y dos imágenes del laboratorio para la producción de marihuana a gran escala gestionado por los investigados y ubicado en una localidad de Ourense .
El laboratorio para la producción de marihuana a gran escala, situado en Amoeiro. DP

Junto al propietario de la parcela operaban un vecino de Portas y otro de Redondela, este último presunto líder del entramado criminal junto a un ciudadano portugués.

Lo lucrativo del negocio que tenían entre manos se aprecia al comprobar los efectos intervenidos, entre los que se hallan tres coches, uno de ellos un Ferrari, y más de 600.000 euros en efectivo, todo ello procedente de la actividad ilícita investigada.

                      El Ferrari y el dinero intervenidos a los miembros de la organización y dos imágenes del laboratorio para la producción de marihuana a gran escala gestionado por los investigados y ubicado en una localidad de Ourense .
El dinero intervenido a la organización. DP

La Guardia Civil de Pontevedra consiguió llegar hasta la plantación merced a los seguimientos efectuados al vecino de Portas y al de Redondela, que acudían periódicamente a Ourense y también viajaban a Portugal para mantener vivo un negocio que ya era transfronterizo.