sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

Justicia para Alexandre Bóveda

La futura Ley de Memoria abre la puerta a la anulación de las sentencias del franquismo, como la que condenó a muerte al intelectual galeguista, y al reconocimiento y reparación de los represaliados

El anteproyecto de Ley de Memoria Democrática, que inicia su tramitación parlamentaria tras ser aprobada este martes por el Consejo de Ministros, fue celebrado este miércoles por familiares de represaliados en Pontevedra durante la guerra civil y la dictadura. La futura legislación abre la puerta a la anulación de las sentencias del franquismo como la que condenó a muerte al intelectual galeguista Alexandre Bóveda, fusilado en A Caeira el 17 de agosto de 1936.

Su nieto, Valentín García Bóveda, se acordaba el miércoles "de toda a xente que estivo turrando durante 40 anos" para que se haga justicia. Asegura que sin las asociaciones de la memoria, como la Fundación Alexandre Bóveda, de la que él es vicepresidente, no se habría atendido a una reclamación histórica.

"Se falamos de dereitos humanos, o anteproxecto chega tarde. Se poñemos a liña no que é o Estado español, chegou cando tiña que chegar. Pero ben chegado sexa", señala García Bóveda, que recuerda que esta es una pequeña victoria para las personas que han luchado por la memoria. "Houbo xente turrando, perdendo folgos, amigos e diñeiro e con discusións familiares para procurar algo que parte da sociedade dicía que non pagaba a pena. Para nós é un orgullo. Porque non habería Goberno que fixese isto se non fose polo movemento da memoria. Se tiveramos claudicado con Rajoy en canto nos deixou sen un puñetero peso (a la Ley de Memoria en vigor, que dejó sin consignación presupuestaria), hoxe en día non teriamos este anteproxecto", subraya.

Para Marica Adrio, hija de Gonzalo Adrio, referente en la lucha por la recuperación de la memoria en Pontevedra desde la Transición, la nueva legislación "es importante porque estamos viviendo un momento en el que el discurso del odio parece revitalizarse".

Su padre perdió a su hermano José Adrio (abogado) y a su tío Germán Adrio (maestro), ambos fusilados el 12 de noviembre de 1936. "Yo no puedo evitar acordarme hoy de muchísima gente. De mi padre, que fue un poco la representación de la lucha por la memoria en Pontevedra junto a la hija de Bóveda; de mi tío José Luis; de su madre, mi tía Yoya, y de toda la familia. Pero también de la familia Caamaño y de todas las que fueron represaliadas en Pontevedra. Es un gran día para todos", destaca Marica Adrio, abogada y senadora del PSOE.

Para esta pontevedresa, el anteproyecto de Ley "dignifica la democracia porque, por primera vez, se condena el ensalzamiento de la dictadura". "Hay que recordar a todas las personas que creen que se están reabriendo heridas y levantando ampollas que aquí hubo un golpe de estado contra un gobierno legítimo. Y que mientras el bando vencedor ha podido enterrar a sus muertos, a otro ni siquiera se le ha permitido recuperar los cadáveres de sus familiares. Me parecen muy bien todas las medidas que han sido incluidas en esta ley: convertir en un cementerio civil el Valle de los Caídos, identificar fosas comunes, anular las sentencias... Especialmente esto último fue algo por lo que peleó mucho mi padre. Hoy estaría feliz. Yo lo estoy por él. Es un gran paso para todos los que somos demócratas", asegura.

"SIMBÓLICA". La revocación de las resoluciones judiciales ha generado dudas entre los expertos. También en las familias. "Ningún poder que non sexa o xudicial ten capacidade para anular sentenzas", dice Valentín García Bóveda, que considera que lo que se producirá será "unha anulación simbólica que dará dereito a obter un documento de reparación". En 2015, y a instancias de su familia, el Gobierno ya reconoció que el intelectual galeguista fue condenado a muerte "por razones políticas e ideológicas". Aquella fue la primera reparación moral de la figura de Alexandre Bóveda.

Marica Adrio, que forma parte de la Comisión Constitucional del Senado, se muestra algo más optimista sobre la misma cuestión. "Es necesario hacer todo lo posible para anular esas sentencias, para que se borren los antecedentes de todos estos condenados por motivos políticos y se limpien expedientes. Que jurídicamente no va a ser fácil, seguro que no. Pero habrá que pelear para que se consiga", señala.

El anteproyecto de Ley de Memoria Democrática también contempla la creación de un mapa de fosas y la posibilidad de exhumar los restos de los asesinados por los franquistas. El investigador Pepe Álvarez señala dos en la comarca: una en Xeve (Pontevedra) y otra en Tenorio (Cotobade).

Justicia para Alexandre Bóveda
Comentarios
ç