jueves. 23.09.2021 |
El tiempo
jueves. 23.09.2021
El tiempo

Juzgan a un acusado de obligar a prostituirse a su novia durante un año

Audiencia Provincial de Oviedo. EP
Audiencia Provincial de Oviedo. EP
El hombre, de nacionalidad rumana y con otra imputación similar, amenazó a la mujer con vender a su hija y golpearla

Un ciudadano rumano se enfrenta a una pena de 15 años de prisión y libertad vigilada durante diez acusado de prostituir a dos mujeres bajo amenazas y agresiones en Avilés y Pontevedra.

Según relata el Ministerio Fiscal, el acusado conoció en marzo de 2015 en una discoteca de Oviedo a una mujer de su misma nacionalidad, a la que ofreció irse con él a Pontevedra e iniciar así una relación sentimental, comenzando la convivencia tres meses después. A los tres días de llegar a la ciudad del Lérez, le propuso que se prostituyera, negándose ella en un primer momento, pero la obligó bajo la amenaza de vender a su hija, que estaba en Rumanía, y con golpearla por todo el cuerpo.

La Fiscalía mantiene que el acusado llegó a quitarle la tarjeta del teléfono para impedir que se comunicara con terceras personas y le cambiaba constantemente el número de móvil, por lo que ejerció la prostitución desde junio de 2015 hasta marzo de 2016, cuando consiguió escapar.

INCLUSO EMBARAZADA. La mujer trabajaba desde las cinco de la tarde a tres de la madrugada, de lunes a domingo, incluso estando enferma y durante el embarazo. El Ministerio Fiscal argumenta que la víctima entregaba todas las ganancias del día al acusado, entre 100 y 200 euros, y también tuvo que realizar envíos a Rumanía a través de 38 operaciones por un total de 7.165 euros.

Con anterioridad a estos hechos, en marzo de 2019, la acusación sostiene que este hombre conoció a una mujer, que actualmente es testigo protegida, en el Club Delphos de Oviedo y ambos iniciaron una relación sentimental por la cual se fueron a vivir a Avilés.

La mujer trabajaba desde las cinco de la tarde a tres de la madrugada, de lunes a domingo, incluso estando enferma y durante el embarazo

Al cabo de una semana, el acusado le dijo que, como no tenían dinero, tenía que ejercer la prostitución en la calle y ella se opuso, pero fue obligada por su compañero sentimental que la agredía cada vez que se negaba.

La Fiscalía asegura que el acusado coartaba su libertad de movimientos, le había quitado su documentación personal y no tenía las llaves del domicilio.

La testigo protegida tenía que entregarle al final de la jornada todo el dinero obtenido ejerciendo la prostitución, unos 200 euros, y en otras ocasiones, cuando él se iba a Rumanía, le hacía enviarle ese dinero.

De esta manera, la mujer realizó 48 operaciones de envío de dinero a Rumanía durante el periodo comprendido entre el 16 de marzo de 2010 y el 12 de diciembre de 2011 por un total de 15.784 euros, con destinatario el acusado o terceros y pudo escapar finalmente ese mismo mes de diciembre.

En el juicio que se celebrará el próximo martes en la Audiencia Provincial de Oviedo, el hombre afrontará acusaciones de sendos delitos de prostitución coactiva y un delito de blanqueo de capitales continuado.

Juzgan a un acusado de obligar a prostituirse a su novia durante un...
Comentarios
ç