domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

Kuki Galiano se desmarca de la polémica de la churrería clandestina

La churrería de Kuki Galiano, regentada por David
La churrería de Kuki Galiano, regentada por David
La investigación se centra en otros miembros de la familia vinculados al obrador ilegal que destapó el Seprona

David Galiano, que regenta la churrería Kuki Galiano, ha querido desmarcarse de la polémica de los churros clandestinos y deja claro que su negocio de venta ambulante de frituras no tiene nada que ver con el galpón ilegal que el Seprona destapó el pasado jueves en la zona de Campolongo.

David, que el pasado fin de semana montó su puesto de venta de churros en el recinto ferial con motivo del Culturgal y que el sábado fue mencionado por este periódico como ejemplo de una familia que cuenta con varios puestos ambulantes, aseguró que de los seis hermanos que forman la familia, varios se dedican al mundo de los churros, pero puntualizó que no todos están siendo investigados y que él no es uno de ellos. De hecho, ayer mismo fuentes de la Guardia Civil informaban de que la investigación sigue abierta por la vía administrativa, pero que, de momento, no se plantean realizar más inspecciones.

La familia Galiano, que cuenta con una gran tradición churrera en Pontevedra y la comarca, se ha visto salpicada por un suceso que perjudica al nombre familiar, del que viven varios miembros pero sin compartir negocio, pues son totalmente independientes.

En el galpón ilegal que el Seprona descubrió se elaboraban churros que posteriormente se repartían puerta a puerta por negocios de hostelería del centro de la ciudad. Aunque en un primer momento se habló de una decena de locales, parece que la cifra podría aumentar considerablemente, pues los empresarios no dudaron de la calidad del producto al ser ofertado por un miembro de la familia Galiano. Los churros se elaboraban en pésimas condiciones en un galpón en el que también había productos cárnicos caducados.

Kuki Galiano se desmarca de la polémica de la churrería clandestina
Comentarios
ç