jueves. 19.05.2022 |
El tiempo
jueves. 19.05.2022
El tiempo

EL COLECTIVO FEMINISTA HARÁ UNA CONCENTRACIÓN EN LILA Y NEGRO

La brecha salarial se acentúa en Pontevedra

Plantilla de una conservera de la zona de Arousa
Plantilla de una conservera de la zona de Arousa
Las mujeres pontevedresas ganan de media 14.767 euros al año, un 23% menos que los hombres ►La diferencia de nóminas es superior al promedio nacional y autonómico ►Las féminas superan en el municipio a los varones en afiliaciones a la Seguridad Social

El calendario de conmemoraciones señala que el miércoles se celebra el Día Internacional de la Mujer de la Trabajadora, promovido en sus inicios para reclamar la igualdad de género en la revolución industrial e instaurado de forma oficial por la ONU en 1975. La Administración ha promovido durante los últimos años leyes y medidas encaminadas a promover la igualdad en el mercado laboral y favorecer la conciliación familiar. Sin embargo, en la práctica muchas de estas medidas se quedan en papel mojado, haciendo que siga siendo necesario reclamar la paridad de condiciones bajo el paraguas de efemérides como la que se celebra este miércoles.

Pontevedra bien merece una lectura exhaustiva de la situación, pues dispone de una brecha salarial más pronunciada que la existente en otros lugares del país y de la comunidad autónoma. Las cifras de la Agencia Tributaria correspondientes a 2015 (último año evaluado) revelan que las trabajadoras de la provincia cobran una media de 14.767 euros al año, un 23,4% menos que la clase obrera masculina. La disparidad es más leve que la que se registraba hace unos años. Hace una década, por ejemplo, la brecha entre ambos sexos era del 29%, lo que hacía que ellos cobrasen 5.054 euros más al año que ellas. No obstante, cabe incidir en que Pontevedra supera la diferencia de salarios que hay a nivel nacional (del 22,3%) y a nivel Galicia (22,1%), o lo que es lo mismo, las vecinas de la provincia se quedan por debajo de los 16.143 euros que perciben de media las mujeres en España y los promedios de las otras tres provincias gallegas.

Las pontevedresas tendrían que trabajar 3,6 meses más para igualar el poder adquistivo de la clase obrera masculina

 

SECTORES. Una simple regla de tres basta para saber que las pontevedresas deberían trabajar 3,6 meses más al año para poder igualar el poder adquisitivo de sus compañeros varones. Ellas cobran una media de 1.230 euros al mes y ellos 1.607.

La brecha salarial es común en todos los sectores de actividad, aunque con distinta intensidad. El campo de la agricultura y la pesca es el que arroja una mayor diferencia de nóminas por sexos, hasta el punto que, según los datos de la Agencia Tributaria, las mujeres cobran al año 8.968 euros al año, un 43% menos que los hombres. El apartado del comercio, que también incluye reparaciones y transporte, es el segundo sector más discriminatorio en cuestión de sueldos. Los pontevedreses perciben por esta actividad 18.694 euros y las pontevedresas 13.228 euros, un 29,2% menos.

La diferencia salarial entre géneros llega al 43% en el campo de la agricultura y la pesca, y al 29,2% en el comercio y el transporte

En la industria presenta la brecha salarial es del 29,1%, en los servicios a empresas del 28,3% y en la información y comunicaciones, del 26,3%. Solo se quedan por debajo del 20%, los trabajos que se desarrollan en las entidades financieras y aseguradoras (18,7%), servicios sociales (15,2%) y construcción y actividades inmobiliarias (5,3%).

¿Pese a la brecha, cuáles de estas áreas son más rentables para las mujeres? A tenor de las cifras oficiales, las aseguradoras, donde el sueldo medio de las féminas ronda los 24.565 euros, y los servicios sociales, en los que el promedio se acerca a los 20.423 euros.

Por contradictorio que parezca, la brecha salarial es simultánea a la incorporación creciente de la mujer al mercado laboral. En 2006, la mayoría de los cotizantes contabilizados en Pontevedra eran hombres (55,5%). En la actualidad, las mujeres ganan el pulso con un 51,8% de las afiliaciones a la Seguridad Social (14.447 cotizantes mujeres frente a 13.396 cotizantes varones). ¿Por qué? Fundamentalmente, por la destrucción de empleo sucedido en campos eminentemente masculinos, como la construcción o la industria, y la necesidad de mantener la economía doméstica a flote.

La brecha salarial se acentúa en Pontevedra
Comentarios