Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

LA RECUPERACIÓN DE A XUNQUEIRA

La Deputación estudia la fusión del Parque de Maquinaria con las brigadas provinciales

Una máquina desbrozando la carretera provincial que va a Campañó
Una máquina desbrozando la carretera provincial que va a Campañó
La unificación reforzaría las sedes que el servicio de conservación de carreteras tiene, además de en Pontevedra, en Lalín, Ponteareas, Codeseda y Gondomar ► También podría suponer el jaque mate al conflicto que enfrenta a institución y plantilla desde principios de año

La Deputación quiere poner orden en sus servicios para hacerlos más operativos. Por este motivo, estudia la posibilidad de fusionar el Parque de Maquinaria con las brigadas provinciales. La decisión, que todavía no es firme, tendría dos consecuencias inmediatas: reforzaría las sedes de las que dispone el servicio de conservación y mantenimiento de carreteras y abriría la puerta al traslado de los efectivos de Pontevedra a otros centros de trabajo.

En la actualidad, ambas unidades comparten recursos para llevar a cabo las tareas de mejora de los más de 1.800 kilómetros de viales de titularidad provincial. En el Parque de Maquinaria, ubicado en A Xunqueira de Alba, trabajan 34 personas: un encargado de almacén, un auxiliar administrativo, un responsable de mantenimiento de las máquinas, dos mecánicos, un encargado de la planta de aglomerados, 20 conductores y maquinistas, seis oficiales de infraestructuras y dos peones.

Sus tareas son prácticamente las mismas que las de las brigadas. La única diferencia es que el personal del Parque de Maquinaria tiene asignados trabajos de mayor dificultad. Sirven de apoyo a sus compañeros cuando las obras en viales son de mayor envergadura y complejidad. Por ejemplo, en asfaltados o rehabilitación de carreteras.

La posible unificación de los servicios daría respuesta al traslado del centro de trabajo pontevedrés, que ocupa terrenos de dominio público marítimo-terrestre al lado de las marismas de Alba. También fortalecería el servicio de conservación viaria en las sedes que mantienen las brigadas provinciales, además de en Pontevedra, en Lalín, Ponteareas, Codeseda y Gondomar.

En estos centros trabajan ocho equipos, que se ocupan de cuestiones como desbroces, acondicionamiento de taludes y gavias y actuaciones de limpieza. Tres de ellos están destinados en Pontevedra, mientras que el resto se reparten en Lalín (uno), Ponteareas (uno), Codeseda (dos) y Gondomar (uno). Entre sus obligaciones también figuran la atención a incidencias como la caída de árboles, la presencia de nieve en las carreteras y otras intervenciones relacionadas con los efectos de los temporales en los viales.

¿REUBICACIÓN? A pesar de que esta es la opción con más probabilidades de salir adelante, la Deputación no descarta otras alternativas para la reestructuración del servicio de mantenimiento y conservación de viales. Entre ellas figura la reubicación del actual Parque de Maquinaria, cuyas instalaciones cuenta con un permiso de la Dirección General de Costas hasta 2018.

El sistema que escoja la entidad provincial no solo ayudará a mejorar el servicio, sino que también podría suponer el jaque mate al conflicto laboral que desde principios de año enfrenta a esta Administración con la plantilla del Parque de Maquinaria.

El origen de la disputa se produjo tras los cambios introducidos por el nuevo Gobierno provincial (esto es, la coalición de PSOE y BNG) en el Parque. Además de implantar la jornada continua, de ocho de la mañana a tres de la tarde (el mismo horario que el resto de funcionarios), la Deputación dio carpetazo al cobro irregular de complementos salariales.

La entidad destapó pagos de dietas y kilometraje sin justificar que se habían adquirido en la época en la que Rafael Louzán (PP) presidía la institución. El vicepresidente, Cesáreo Mosquera, llegó a denunciar casos en el que un operario del servicio cargó a la Deputación 110 pernoctas en un año.

TRES EXPEDIENTES ABIERTOS. La disputa entre la plantilla del Parque de Maquinaria y la Deputación, que se inició a principios de año, provocó la apertura de al menos tres expedientes sancionadores a trabajadores. Así lo afirman fuentes provinciales consultadas por este periódico, que recuerdan que la tramitación de este tipo de recursos no es fácil. El motivo: el servicio no dispone de jefe. Sus funciones las ejerce un funcionario de forma interina, por lo que la apertura de este tipo de procedimientos es más compleja.

El conflicto entre la institución provincial no solo ha afectado a los empleados, sino también al principal partido de la oposición en la Corporación pontevedresa: el PP. Los ‘populares’ han criticado con dureza la postura de PSOE y BNG en esta disputa, que también le ha valido un enfrentamiento con Comisiones Obreras, el sindicato del que se ha dado de baja la presidenta Carmela Silva. La central obrera reclama a socialistas y nacionalistas que zanjen el conflicto con una subida salarial. 

La Deputación estudia la fusión del Parque de Maquinaria con las...
Comentarios