lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

La mayoría de los acusados en la venta fraudulenta de gasóleo acepta penas menores

Momento del juicio contra una trama integrada por el exjefe provincial del Servicio de Vigilancia Aduanera y mandos de la Guardia Civil
Momento del juicio contra una trama integrada por el exjefe provincial del Servicio de Vigilancia Aduanera y mandos de la Guardia Civil
De los 23 acusados originales –entre los que se ven implicados agentes de Vigilancia Aduanera y de la Guardia civil– la fiscalía ha retirado la acusación contra cinco de ellos, uno se encuentra en rebeldía y otro ha fallecido

La mayoría de los 23 acusados originales en un caso de venta fraudulenta de gasóleo con implicación de agentes de Vigilancia Aduanera y la Guardia Civil han aceptado penas menores a cambio de reconocer su implicación en los hechos juzgados este jueves en la Audiencia de Pontevedra.

La fiscalía ha retirado la acusación contra cinco de los acusados y once han pactado penas inferiores a los dos años de prisión, mientras que uno se encuentra en rebeldía y otro ha fallecido.

La investigación se remonta al año 2000, con retrasos que incluyen un cambio de competencia de la audiencia coruñesa a la pontevedresa cuando el juicio original se encontraba próximo a comenzar.

El juicio persigue delitos contra la hacienda pública y de falsedad documental en la venta de gasóleo, en la que la red desviaba gasóleo entre depósitos fiscales, siempre partiendo de Mugardos (A Coruña) para comercializarlo con denominaciones que evitaban el pago de impuestos.

Una acción fraudulenta que se estima que pudo superar los 30 millones de euros.

De entre quienes han aceptado su pena, dos responsables empresariales asumirán condenas de un año y cuatro meses de prisión y multas de 1,7 millones de euros, más la devolución de lo defraudado.

De los cuatro acusados que siguen encausados y serán interrogados en el juicio propiamente dicho, dos eran agentes de Vigilancia Aduanera, uno de ellos jefe provincial del servicio en A Coruña, José C.C., y otro, el encargado de controlar a las empresas de la trama Acibro y Depogal, José Ángel C.C.

Siguen imputados igualmente los que se consideran responsables principales de las empresas defraudadoras.

Los implicados también falseaban supuestos repostajes del combustible, que recibieron visados por parte de tres agentes de la Guardia Civil, que han aceptado multas de seis meses y un año de suspensión de empleo por haber visado tales falsos repostajes sin conocimiento de causa.

En el trámite de cuestiones previas, en el que las defensas de los cuatro acusados -cuyas peticiones de pena rondan los cuatro años- solicitaron la nulidad de las actuaciones por supuestas irregularidades en la investigación, tales como el excesivo secreto de las actuaciones, ha sobrevolado la cuestión del retraso de la causa, toda vez que el escrito de conclusiones iniciales de la fiscalía es de 2008.

El fiscal ha ironizado con que el procedimiento no ha sido "el más rumboso" y ha anunciado que tendrá en cuenta el retraso a la hora de su petición definitiva de penas.

La mayoría de los acusados en la venta fraudulenta de gasóleo...
Comentarios