La pleamar obliga a cortar un carril de la autovía entre Pontevedra y Marín

El agua también alcanzó a los vehículos estacionados en As Corvaceiras
La Guardia Civil, en la autovía de Marín
photo_camera La Guardia Civil, en la autovía de Marín

La coincidencia de la pleamar en mareas vivas con una situación marítima complicada producto de las borrascas atlánticas hizo que el cauce de la ría de Pontevedra no fuese suficiente y obligó a la Guardia Civil a cortar un carril de circulación en la autovía de Marín en torno a las 16.00 horas de este miércoles.

Al mismo tiempo, el agua alcanzaba a algunos vehículos estacionados en las zonas más próximas a la ría en el muelle de As Corvaceiras. Ambos puntos son problemáticos de forma habitual, siempre que coinciden la pleamar, las condiciones marítimas adversas y las rachas de viento.

La incidencia se resolvió en cuanto bajó la marea, sobre las 17.30 horas.

Comentarios