jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

La Policía usará el vídeo de la agresión a Rajoy para ver si hubo fallos en el operativo de seguridad

Rajoy, con la marca del golpe
Rajoy, con la marca del golpe
Las imágenes abren un amplio debate sobre la permisividad de los escoltas en campaña

Las unidades de la Dirección General de la Policía que se encargan de coordinar la protección de las autoridades han solicitado a Diario de Pontevedra una copia del vídeo de la agresión a Mariano Rajoy para detectar posibles errores en el operativo de seguridad que rodeaba al presidente del Gobierno.

Pese a que las imágenes han dado la vuelta al mundo y que existen varias versiones (aunque solo una autorizada) de las mismas en YouTube, los responsables policiales desean contar con la grabación original, pues dispone de mucha más calidad y se pueden apreciar mejor esos pequeños detalles que suelen pasar desapercibidos para la mayoría de las personas pero que para los escoltas resultan fundamentales de cara a la realización de un buen servicio.

Precisamente, uno de los detalles más comentados del atentado que sufrió Mariano Rajoy es la facilidad con la que su agresor sorteó el perímetro de seguridad para colocarse a su vera durante más de un minuto, disfrutando del tiempo suficiente para preparar el ataque e incluso tomar una foto del candidato con su móvil.

Ante esta realidad, han sido muchas las voces que han criticado la permisividad de los guardaespaldas, mientras que otras la justifican debido a las singularidades de una campaña electoral. "En este tipo de actos públicos, los políticos buscan el contacto con los ciudadanos, el acercamiento, que se puedan tomar fotos con ellos y estrechar sus manos. Son ellos quienes nos exigen mayor flexibilidad de la que sería deseable en el cordón de seguridad", explicó un miembro del equipo de protección del presidente.

Otros defensores de la actuación de los guardias civiles y policías nacionales que protegen a Rajoy matiza que "cualquiera que busque un acto público en plena calle sabe que está mucho más expuesto y, aunque la prevención es máxima, el riesgo de que pueda ocurrir algo como lo que ha ocurrido siempre estará ahí".

Tampoco falta quien sugiere un perímetro de seguridad mucho más impenetrable, pero la medida se antoja inviable, pues además de ir en contra de la proximidad que se pretende, no estaría exenta de la reprobación popular.

La Policía usará el vídeo de la agresión a Rajoy para ver si hubo...
Comentarios
ç