viernes. 30.07.2021 |
El tiempo
viernes. 30.07.2021
El tiempo

La Xunta proyecta más de 60 líneas de bus en el área de Pontevedra

Estación de autobuses de Pontevedra
Estación de autobuses de Pontevedra
Impulsa la primera fase del plan de transporte público por carretera, con el que prevé paliar la renuncia de las concesionarias ►Propone cinco contratos para el área pontevedresa, valorados en 3,7 millones de euros ►Los usuarios costearán el 60%

El transporte público en autobús sufrirá una metamorfosis en los próximos meses.La Consellería de Infraestruturas e Vivenda presentó el martes la primera fase del transporte público por carretera y, a tenor de los avances, habrá cambios sustanciales en las rutas que ahora mismo conectan la ciudad del Lérez con las parroquias del extrarradio y los concellos limítrofes.

Las concesiones en vigor son fruto de una prórroga de diez años que se aprobó en 2009 y que se acerca a la fecha de caducidad definitiva. Esto se ha unido a otro detonante, y es que algunas de las empresas concesionarias han comunicado que no quieren seguir adelante con esta prestación ante lo deficitario que resulta el servicio en algunos lugares del territorio. De hecho, según informó este martes la conselleira Ethel Vázquez, tras la aprobación de la nueva ley que regula esta actividad, se produjeron renuncias de casi 600 líneas, lo que obligó a acelerar la tramitación de las nuevas adjudicaciones.

En el área de Pontevedra, el replanteo se ha traducido en la licitación de cuatro contratos con los que se prevé dar cobertura a distintos ayuntamientos que circunvalan la ciudad por el Norte, el Este y el Sur, desde A Lama hasta Tui. Cada contrato contempla un número diferente de líneas, de la que buena parte compatibilizarán el transporte de viajeros con el transporte escolar. En total, se prevén impulsar 65 itinerarios distintos que, ya de entrada, se presentan como deficitarios.

El Gobierno gallego prevé que el coste del funcionamiento superará los 3,7 millones de euros (3.753.336 para ser más exactos) y que los usuarios solo sufragarán el 60%. El resto (algo más de 1,4 millones de euros) tendrá que ponerlo de su bolsillo.

Pontevedra-Marín


El ámbito territorial de este contrato abarca cuatro municipios: Pontevedra, Vilaboa, Marín y Poio, en los que hay registradas 33 entidades (núcleos y parroquias) que reúnen una población de 130.371 habitantes (un 2,2% más que hace diez años). La Xunta prevé poner a rodar en este área seis líneas, en las que, en un principio, no está contemplada la modalidad de transporte escolar.

Está previsto que las seis líneas de autobús contempladas entre Pontevedra y Marín sean las más rentables

Darán cobertura a buena parte del rural pontevedrés a través de diversos itinerarios. Una de las líneas unirá O Castelo con Pintos (pasando por Lérez, Pasarón, estación de autobuses y Marcón), otra conectará Fontáns con la estación de autobuses (haciendo paradas en Santa María de Xeve, Gabián, Gato Morto, A Xunqueira y Arcebispo Malvar) y una tercera enlazará A Canicouva con Alba (atravesando Figueirido, Bértola, Tomeza, Campolongo, Lérez y A Cendona). Una cuarta línea partirá de Bora hacia A Devesa, pasando por Casas Novas, Valdecorvos, Campolongo, A Barca, Campañó y A Cañota. Las dos restantes unirán Marín con el Hospital Montecelo y la Praza de Galicia. La Consellería de Infraestruturas e Vivenda reclama para este contrato seis buses urbanos, con la previsión de que resulten los más rentables de los proyectados en el área de Pontevedra. De los gastos previstos, valorados en 1.047.269 euros, calcula que recuperará 907.269 con la venta de billetes, y que solo tendrá que abonar a la adjudicataria 140.000.

Soutomaior-Pontevedra-Vigo


El ámbito de este contrato abarca once municipios entre Pontevedra y Tui y 110 entidades que aglutinan 487.070 habitantes, un 1,4% más que hace una década. La reordenación del transporte público en este ámbito se traducirá en la puesta en marcha de 19 líneas de autobús, cuyos trayectos tendrán longitudes muy distintas. Las más extensas serán dos: una que saldrá de A Xunqueira para llegar al castillo de Soutomaior (pasando por Vilaboa, Ponte Sampaio y Arcade) y otra que partirá de la estación de autobuses capitalina con destino a Tui (atravesando Figueirido, Paredes, Arcade, Redondela y Mos).

El resto de itinerarios tendrán un recorrido más reducido y fundamentalmente estarán enfocados a dar cobertura al rural. Hay líneas previstas para unir A Lama con Antas o para conectar Arcade con lugares próximos como Rial, Comboa, Aranza, Vilar y Paredes. Además, están contempladas otras que conectarán Ponte Caldelas y A Lama con Verducido.

Del conjunto de líneas, 16 serán compatibles con el transporte escolar para dar servicio a los escolares del CEIP de A Lama, el CPI Manuel Padín Truiteiro (Soutomaior), el CEIP de Ponte Sampaio, el CEP de Riomaior (Vilaboa) o el IES de Ponte Caldelas.

La Xunta calcula que este contrato necesita de una flota mínima de 16 autobuses, de entre 16 y 25 plazas. En términos económicos, da por sentado que el servicio será deficitario. De hecho, prevé un gasto anual de 528.750 euros, de los que tan solo recuperará 50.793 (el 9,6%) en la venta de billetes. La Administración gallega tendrá que abonar 347.341 euros por los viajes escolares y otros 317.556 euros a la adjudicataria de modo de compensación de las obligaciones de servicio.

Pontevedra-Bueu-Cangas-Vigo


Otro de los contratos prevé dar servicio a siete municipios repartidos entre Pontevedra, la costa morracense y Vigo. Concretamente, pretende dar cobertura a 63 entidades, en las que residen 464.518 habitantes. El anteproyecto propone la creación de 20 líneas, entre las que destacan cuatro por su extensión. Una de ellas enlazará la terminal de autobuses de Pontevedra con Bueu (pasando por Lourizán, Marín, Mogor, Loira y Cela, entre muchas otras paradas) y otra unirá la misma estación con Cangas (atravesando Vilaboa, Santa Cristina de Cobres, Meira, y Moaña, entre otros lugares).

El contrato también contempla la puesta en marcha de una línea entre Bueu y Vigo y otra entre Cangas y el Hospital Álvaro Cunqueiro. Junto a estas, se encuentran itinerarios de menos recorrido que unirán el municipio pontevedrés con Marín y con Vilaboa, y otros muchos que facilitarán la conexión entre el rural de Pontevedra, Marín, Vilaboa y Moaña.

Hasta 16 líneas compaginarán el servicio con el transporte escolar, dando cobertura a los escolares del IES Gonzalo Torrente Ballester, el CPI do Toural de Vilaboa, el CEIP A Carballeira de Lourizán, o el CEIP de Seixo.

La Administración autonómica pronostica que será necesario un mínimo de 20 autobuses, de los que dos tendrían más de 55 plazas. Los cálculos auguran que el contrato implicará un gasto de 1.176.639 euros que, al igual que el resto, arrojará un saldo negativo para las arcas públicas. La previsión es que los usuarios tan solo aporten 726.559 euros.

Pontevedra-O Grove


Otro de los contratos tiene por objetivo optimizar el transporte en el ámbito territorial integrado por Pontevedra, Poio, Marín, Meaño, Sanxenxo y O Grove, donde la Xunta cuantifica 46 entidades y 137.707 habitantes (un 2,8% más que en 2007). La propuesta parte del impulso de 20 líneas de autobús. La más larga saldrá de la estación de autobuses de O Grove en dirección a la terminal pontevedresa, haciendo 24 paradas distribuidas en distintos lugares como San Vicente do Mar, Portonovo, Sanxenxo, Raxó, Combarro, Poio y Lourido. El resto de trayectos son más pequeños y conectan, por ejemplo, Poio con los lugares de O Pumar y Vilar; Portonovo con otros destinos cercanos como Dorrón, Nanín y A Lanzada; y Vilalonga con Arén, entre muchas otras combinaciones.

16 de las líneas serán compatibles de transporte escolar, pudiendo ser utilizadas por los alumnos del IES de Sanxenxo, el IES de Poio, el IES de Vilalonga, el CEIP de Espedregada (Raxó) o el CEIP de Noalla-Telleiro. De entrada, la Xunta calcula que harán falta 19 autobuses y que los usuarios aportarán 585.905 euros de los 1.000.678 euros en los que se ha valorado el contrato. De hecho, la Xunta estima que en este caso hará a la empresa adjudicataria una compensación relativamente pequeña en comparación con el resto de contratos, de 150.450 euros. A este contrato se une un quinto, previsto para conectar O Grove con Vilagarcía de Arousa a través de 14 líneas que darán servicio a ocho ayuntamientos.

La Xunta proyecta más de 60 líneas de bus en el área de Pontevedra
Comentarios
ç