Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

La zona este de la ciudad vuelve a sufrir un nuevo robo en trasteros

Trasteros asaltados con las puertas abiertas, en la mañana del miércoles
Trasteros asaltados con las puertas abiertas, en la mañana del miércoles
Doce cuartos del garaje fueron forzados la pasada madrugada en Juan Carlos I ► Un vecino avisó tras ver roto el cristal del coche

Vecinos de un edificio de la Avenida Juan Carlos I denunciaron este miércoles robos en los trasteros del garaje comunitario. Los afectados y demás vecinos de la zona muestran su preocupación tras repetirse la oleada de hurtos en el entorno de Valdecorvos.

El miércoles por la mañana, un vecino del edificio dio la voz de alarma. Se encontró con el cristal de su coche roto y la desaparición de algunas pertenencias. Acto seguido, vio que las puertas de varios trasteros estaban abiertas de par en par y se encargó de que los afectados comprobasen los trasteros. Un matrimonio del edificio, tras comprobar que su trastero había sido asaltado, denunció el robo del juego ‘Scalextric’ que pertenecía a su hijo.

En la entrada del bloque, una vecina cuenta que "el martes por la noche no había nada raro. Pero cuando salí por la mañana, sobre las 10.00, me encontré con que la instalación de acceso de la entrada al garaje estaba rota. Así que tuvo que ser de madrugada. Fue corriendo al garaje, pero ya vi que los trasteros asaltados habían sido los del otro lado del sótano".

Toño Taboada, uno de los afectados del robo, relata que "a mí me avisaron al mediodía. Resposables de la gestora de fincas nos advirtieron de que a un vecino le habían reventado el cristal del coche". "A mí personalmente no me robaron nada. Estaba todo el cuarto revuelto, pero no se llevaron ni la bicicleta de mi hija ni los víveres que teníamos almacenados", explica Toño.

En el sótano -2 del bloque de edificios, fueron forzadas un total de doce puertas. "Estos trasteros son los más alejados del sótano. Están todos juntos en un pasillo. Allí nadie te ve porque no circulan los coches", añade el vecino afectado. Los pestillos de las puertas estaban torcidos y los marcos de chapa rotos. "Debieron forzar las puertas con una máquina, porque todas se habían abierto de la misma forma. Eso no lo hicieron dando una patada", cuenta Toño. La aparente endeblez de las puertas de los cuartos es algo que se repetía en los anteriores asaltos. Los ladrones solían utilizar patas de cabra para forzar la puerta y llevarse los objetos que buscaban.

Las familias afectadas acudieron inmediatamente a la Comisaría de la Policía Nacional para denunciar los hechos.

PREOCUPACIÓN. "Es la primera vez que me pasa, pero según me han dicho, en esta calle ya han venido a robar más veces", cuenta Toño. "Otras veces se llevaban material deportivo y bicicletas, por eso me sorprendió que esta vez no se llevasen la de mi hija". El vecino que sufrió el ataque muestra su preocupación y asegura que "cuando los vecinos fuimos a denunciar, pedimos más vigilancia policial porque ya no es la primera vez que pasa".

Una vecina del bloque, alarmada tras enterarse de los hechos, comprobó que no habían robado en su trastero. "Pero no me extrañaría nada. En esta zona roban con frecuencia. Han llegado a entrar incluso en las casas de la parte de atrás del edificio", relata.

La zona este de la ciudad vuelve a sufrir un nuevo robo en trasteros
Comentarios