miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo

Las autoescuelas confían en aliviar en agosto el cúmulo de aspirantes a conseguir el carné

Varios alumnos, en el centro de exámenes de Tráfico
Varios alumnos, en el centro de exámenes de Tráfico
Unas 70 personas se examinaron este jueves en Pontevedra en una jornada casi normal

Unas 70 personas se examinaron este jueves en Pontevedra para obtener el carné de conducir. Fue una jornada casi normal después de tres días consecutivos de huelga de los examinadores de Tráfico. Casi, porque a pesar de que los jueves y viernes no hay parón, de los ocho funcionarios de la provincia algunos están disfrutando de sus vacaciones, por lo que las agendas cambian.

"Foi como un día normal e corrente de verán -explicaba este jueves Alberto Veiga, director de la autoescuela sanxenxina Onza, a última hora de la mañana-. O problema que temos é que días coma hoxe temos a xente acumulada dos días que non houbo exames".

La incertidumbre es total para los futuros conductores en días de huelga, ya que en Pontevedra de ocho examinadores solo seis la secundan. "Nós presentamos as listas 48 horas antes e o xefe de Tráfico, dependendo dos examinadores dispoñibles, fai o reparto. Despois depende de se o examinador que che toca secunda a folga ou non". El que acude a su puesto examina a unos doce alumnos por día, pero muchos se quedan compuestos y sin examen. "É fastidiado porque hai xente que vén de todos os puntos da provincia. Chegas aquí con dez rapaces e non examinan a ningún. Hai xente que pide o día no traballo...".


"
Os examinadores non piden nada desorbitado. O problema non é seu, é un problema do sector da autoescola"


La gran esperanza de las autoescuelas es el mes de agosto, subraya Veiga, ya que este mes se suspende la huelga, que, si nadie lo remedia, continuará en septiembre de forma indefinida. "Temos esperanza de que chegue agosto e aí vaise traballar. No verán unha autoescola coma a nosa fai o 60% ou 70% do traballo anual, tranquilamente. Se fixeran a folga no inverno examinábanse todos nun día".

Por el contrario, en verano se crea "embotellamento e confusión" por lo que "a xente ten medo a quitar o carné" y ya se está notando un bajón en las matrículas. "Cando fagamos números de verdade notarase. Ao sector fíxolle dano. Un 25% menos é moitísimo para nós", apunta.

VACACIONES. Serán en septiembre y octubre cuando quede clara la magnitud del problema, ya que en agosto, aunque no haya huelga, "de oito collen cinco vacacións, así que se paraliza todo. Non vai haber sitio para todos os que teñan que examinarse. "Os líos son a finais de agosto ou principios de setembro, cando os rapaces non se puideran examinar e teñan que marchar... Non lle vexo fácil solución".

Sobre las peticiones de los huelguistas ( entre otras cosas, aseguran que llevan diez años de espera de un complemento específico acorde con las características del puesto: elevada complejidad técnica, peligrosidad, penosidad y gran responsabilidad dentro de la seguridad vial) el director de Onza considera que "non piden nada desorbitado", aunque "non llelo van dar".

Según Veiga, no se trata de un problema concreto de estos funcionarios de Tráfico, sino de todo el sector de la autoescuela. "Só hai que ver as instalacións da DGT. Teñen 18 ordenadores para facer o teórico, para unha poboación de 750.000 persoas. Na miña aula teño 25. Menos o dos puntos, que deixa cartos, a ninguén lle interesa a formación. Hai que poñer as cousas claras. A formación non é a debida e na forma de avaliar tampouco se ten en conta nada, nin condución segura, nin eficiente... Unha vez que vas na estrada podes aprender debaixo dun camión", lamenta Veiga, quien también echa de menos la presión social.

Las autoescuelas confían en aliviar en agosto el cúmulo de...
Comentarios