Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

LO QUE PERMITE Y LO QUE CASTIGA LA ORDENANZA MUNICIPAL DE 2008

Nuevas Generaciones pide controlar el acceso de menores al ‘botellódromo’

Una patrulla de la Policía Local en botellódromo de Pontevedra, en la explanada del Recinto Feiral
Una patrulla de la Policía Local en botellódromo de Pontevedra, en la explanada del Recinto Feiral
Nuevas Generaciones reclama mayor presencia policial en el Recinto Feiral y que se limiten las zonas para beber durante la fiesta de Peñas

Las juventudes del PP de Pontevedra quieren poner su granito de arena en la prevención de conductas adictivas como el alcoholismo. Por este motivo, solicitarán al Concello que controle el acceso de menores al Parque de Rosalía de Castro, en donde se encuentra el denominado ‘botellódromo’. "No tratamos de prohibir el botellón, pero hay que concienciarse de que es un problema de toda la sociedad: padres, educadores, instituciones y nosotros mismos", explicó este jueves la presidenta de la organización, Seila Varela.

Nuevas Generaciones reclama mayor presencia de la Policía Local en el Recinto Feiral y que se regule la entrada a este espacio. No dicen cómo, pero afirman que existen municipios en España con zonas similares en las que los agentes locales piden el carné de identidad a quienes usan este tipo de instalaciones para consumir alcohol.


"En el ‘botellódromo’ hay menos gente porque los jóvenes optan por locales en los que pagas dos euros y puedes beber; pero hay más menores", afirma Seila Varela


Varela reconoce que la práctica del botellón se ha reducido en la capital provincial. Lo atribuye a las nuevas alternativas para los jóvenes, entre ellas, la que desde hace un par de años promueven locales de copas, que ceden sus instalaciones, los vasos y los hielos a cambio de que los jóvenes paguen una simbólica entrada y aporten las bebidas (espirituosas o no).

"En el ‘botellódromo’ hay menos gente porque los jóvenes optan por locales en los que pagas dos euros y puedes beber", señala la presidenta local de Nuevas Generaciones, que sostiene -sin aportar datos- que en el Recinto Feiral «hay más menores» que antes consumiendo alcohol.


La versión de las juventudes ‘populares’ contrasta con la de la Policía Local. Agentes municipales afirman que las patrullas en este espacio, situado al lado de la Jefatura, son continuas durante los fines de semana. Aseguran, además, que el número de personas que practica botellón los sábados por la noche en este lugar son -de media- menos de una veintena.

El ORIGEN. El ‘botellódromo’ de Pontevedra se trasladó del Campillo de Santa María al Recinto Feiral en verano de 2008. Un informe policial revela que esta situación solucionó un problema de convivencia -que impedía a los vecinos dormir durante tres noches a la semana- y redujo las peleas, los actos vandálicos y las intoxicaciones etílicas en más de un 30% durante el primer año de aplicación de la ordenanza municipal que reguló esta situación.

Además de la presencia policial y de promover nuevas campañas de concienciación, Nuevas Generaciones también solicitó que se limiten las zonas para beber durante Peñas para no afectar a los residentes del casco viejo y a los turistas.

Nuevas Generaciones pide controlar el acceso de menores al...
Comentarios