Jueves. 14.12.2017 |
El tiempo
Jueves. 14.12.2017
El tiempo

Las trampas contra la avispa asiática se instalarán al lado de zonas con colmenas y colegios

Trampa instalada por un vecino de Campañó al lado de sus colmenas
Trampa instalada por un vecino de Campañó al lado de sus colmenas
El Concello de Pontevedra inicia el reparto de más de 300 artefactos para capturar a las reinas ►Los comuneros valoran el uso de arpas eléctricas

El Concello inició este martes el reparto de las trampas para capturar a las avispas asiáticas, también llamadas velutinas. Y lo hizo con la colaboración de la Mancomunidade de Montes de Pontevedra, que en la que los comuneros de Campañó están jugando un papel muy activo. El presidente de este colectivo, José María Domínguez, calcula que se distribuirán más de 300 artefactos -los habrá de dos tipos- para luchar contra este insecto, que ya ha colonizado la comarca.

"As velutinas poden causar moitos estragos na flora e na fauna local. En 15 días son quen de comer unha colmea adulta. Chegan incluso a comer a animais mortos. Aliméntanse da proteína da carne. É alucinante", explica Domínguez, que es apicultor aficionado. Las colmenas que posee en el monte Castrove ya están protegidas contra este insecto, que llegó a Pontevedra en 2016. "O ano pasado eliminamos uns once niños en Campañó e un par deles en Vilariño (Poio)", comenta. En tan solo una semana, uno de los artilugios instalados al lado de sus panales capturó a seis avispas reinas. "É moi importante capturalas nesta época, que é cando saen para facer niños primarios", añade.

José María Domínguez Pte. comuneros de Campañó
"As velutinas poden causar moitos estragos na flora e na fauna local. En 15 días son quen de comer unha colmea adulta
"

Los nidos primarios son provisionales y su tamaño es similar al de una pelota de tenis. En ellos se instala la velutina reina después del período de hibernación. Es el paso previo a la puesta y aparición de los nidos maduros, que pueden llegar a medir más de un metro y que pueden contener más de 2.000 ejemplares de este insecto.

El presidente de la Comunidade de Montes de Campañó informó de que la mayor parte de las trampas se instalarán en zonas próximas a colmenas o colegios. No solo se quiere evitar que las avispas generen pérdidas en el sector de la apicultura, sino también que no supongan un peligro para los vecinos, especialmente los niños.

Los expertos señalan que las velutinas son muy territoriales. Si se sienten amenazadas pueden perseguir a sus agresores durante largas distancias y atacar en grupo.

LOS ATRAYENTES. A pesar de que el reparto de trampas incluye los recipientes y los atrayentes comerciales, lo cierto es que muchos vecinos optan por soluciones caseras para combatir a la avispa asiática. Los artefactos pueden fabricarse con una simple botella de plástico de dos litros. Hay que recortar la parte superior y situarla boca abajo, en forma de embudo.

Para producir el líquido, la solución más eficaz es la siguiente: mezclar un litro de vino blanco con un litro de cerveza negra. Añadirle zumo de arándanos y dos cucharadas de miel. "O resultado hai que deixar repousalo durante tres días, para que fermente. Logo xa se pode colocar", explica José María Domínguez, que indica que las trampas son más eficaces si en ellas se coloca una avispa velutina muerta.

El presidente de los comuneros de Campañó calcula que una docena de apicultores de la parroquia instalarán los artefactos que distribuirá el Concello de forma gratuita. Aún así, se exploran otras formas para luchar contra esta amenaza. Una de ellas es el método troyano, que consiste en colocar veneno en la parte superior de avispas vivas -cortándole l as patas traseras- y liberarlas con un objetivo: que lleven el insecticida al nido para tratar de acabar con él desde dentro. Su riesgo es que puede dañar a las abejas.

El otro sistema supone la instalación de arpas eléctricas para electrocutar a las velutinas. "Estase a ver, pero é moi custoso", apunta Domínguez.

Las trampas contra la avispa asiática se instalarán al lado de...