Una Ley del PP de Rajoy bloquea 11,4 millones de euros del Orzamento de Pontevedra

El Concello solo podrá emplear el superávit del año pasado a amortizar deuda y no a obras y otras inversiones tras el veto popular en el Senado a los objetivos de estabilidad del Gobierno de Pedro Sánchez
El edil de Facenda, Raimundo González Carballo, en la rueda de prensa de este martes. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera El edil de Facenda, Raimundo González Carballo, en la rueda de prensa de este martes. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El veto del PP a los objetivos de estabilidad del Gobierno de Pedro Sánchez tendrá un impacto directo en las arcas públicas de Pontevedra. El Concello solo podrá emplear el superávit del año pasado, que superó los 11,4 millones de euros, a amortizar deuda y no a obras y otras inversiones, como se ha hecho en otros ejercicios. Y no podrá hacerlo por la aplicación de la Ley de estabilidad presupuestaria del año 2012, impulsada por el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la primera legislatura de Mariano Rajoy.

Aquella legislación está ahora en vigor por la reciente decisión de los populares de tumbar la senda de déficit y el techo de gasto de Sánchez. La formación de derechas se valió de su mayoría en el Senado para rechazar este procedimiento, que era el paso previo para la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado, que están prorrogados desde 2023. Aquella polémica votación tuvo lugar el pasado mes de marzo.

El concejal de Facenda de Pontevedra, Raimundo González Carballo, espera que este escenario financiero cambie y que la Administración central dé más manga ancha a los ayuntamientos para gastar, tal y como estaba previsto. La única forma de hacerlo en el actual contexto político, marcado por distintas citas electorales que distorsionarían las negociaciones entre el PSOE y los partidos de la oposición, es por la vía del decreto. "Esta normativa está pendente do Goberno. Neste momento, este Goberno progresista ten en vigor a Ley de Montoro", lamentó.

Casi 10,4 millones "libres" para obras y subvenciones

A pesar de este escenario, la economía local de Pontevedra "goza de boa saúde". Así lo subrayó este martes González Carballo durante la presentación de la liquidación del Orzamento de 2023, que permitirá sumar a las cuentas municipales algo más de 21,7 millones de euros. La incorporación de estos remanentes de tesorería elevarán el Presupuesto de la capital provincial de 94,73 a más de 116,5 millones de euros.

Algo más de la mitad de los 21,7 millones de euros están "trincados" por la Ley Montoro. El resto, cerca de 10,4 millones de euros quedarán "libres" para pagar obras, impulsar nuevos proyectos y subvenciones y gastos corrientes en bienes y servicios. El objetivo del Concello es aprobar una modificación de crédito para usar parte de estos fondos en la reforma de la sede municipal de Michelena, de la primera planta de la Casa Consistorial o en la dotación de crédito para las ayudas a clubes deportivos. "A intención é facelo canto antes", aseguró el edil de Facenda, que deberá contar con el apoyo de PSOE o PP para sacar adelante esta modificación.

La deuda, en "mínimos históricos"

La liquidación presupuestaria del ejercicio pasado también arroja buenos resultados en cuanto a la deuda, que marca "mínimos históricos". Al cierre de 2023, los préstamos que el Concello tiene pendientes con los bancos ascienden a 7.037.000 euros. "É a máis baixa", destacó el concejal del BNG.

Aún así, el nivel de ejecución del Orzamento ha sido más bajo que en el pasado. Alcanzó el 64,52% del total de pagos realizados. En el capítulo de inversiones, que se corresponden con obras y proyectos, el porcentaje de gasto fue del 29,91%, un 0,32% más que un año antes.

En cuanto a la relación con los proveedores, la agilidad del Concello en el pago de facturas también ha mejorado. El período medio previsto por Ley no permite que estos abonos superen el plazo de 60 días. En 2023, superó por poco las 30 jornadas, siendo mayo el mes más rápido (20,75 días) y marzo el más lento (31,75 días).

"Son datos positivos", recalcó el edil de Facenda, que recordó que Pontevedra cumple con las reglas fiscales de la era Montoro por tres motivos: "Temos estabilidade financeira porque hai superávit; os gastos estiveron dentro dos límites permitidos e a débeda está en mínimos históricos", presumió.

Comentarios