miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo
miércoles. 21.08.2019
El tiempo

La lluvia amenaza de nuevo al Entroido pontevedrés

Obreros trabajando este miércoles en la ampliación de aceras de Benito Corbal. RAFA FARIÑA
Obreros trabajando este miércoles en la ampliación de aceras de Benito Corbal. RAFA FARIÑA

El Concello decidirá si suspende el desfile del sábado a última hora ▶ Las obras de Benito Corbal se aceleran para permitir el paso de las carrozas

La lluvia amenaza de nuevo la celebración del Entroido en Pontevedra, que el año pasado tuvo que posponer alguna de sus actividades, como la Noite Pirata, debido al mal tiempo. La concejala de Festas, Carme da Silva, confirmó este miércoles que la decisión de si se suspende o no el desfile del sábado se tomará a última hora para tratar de no alterar el calendario que manejan las comparsas, que participan en otros carnavales de la comarca.

"O único problema que temos agora mesmo son as predicións meteorolóxicas", reconoció la edil, que recordó que los grupos que actúan en el desfile no pueden arriesgarse a dañar su material e instrumentos musicales en caso de que llueva. Aún así, el último informe de Meteogalicia revela que durante el sábado lucirá el sol en Pontevedra.

Los preparativos de la programación carnavalesca continuarán sin cambios. De hecho, la Policía Local ha diseñado ya el plan de tráfico previsto para la jornada del sábado.

El operativo conllevará el cierre de varias calles del centro entre las 16.30 y las 18.00 horas. Las zonas afectadas serán Xosé Malvar, Loureiro Crespo, Benito Corbal, Michelena, Praza de España y Alameda, así como otras vías como Cobián Areal, Casimiro Gómez, Lepanto y Javier Puig.

La calle Xosé Malvar, desde donde partirá el desfile, estará cortada desde algo antes, las 15.00 horas, para facilitar la llegada de las carrozas. El aparcamiento quedará prohibido en todo el viario por el que pase el desfile desde las 8.00 horas. En Echegaray no se podrá aparcar en el margen izquierdo a partir de las 15.00 horas.

770 VALLAS. El dispositivo de tráfico se inició este miércoles con la instalación de las señales con la prohibición de estacionar, que se acompañarán de 770 vallas. El desplazamiento de cualquiera de estos elementos conlleva multas de 3.000 euros. Además, desobedecer una señalización circunstancial como esta está penada con 200 euros de sanción.

En paralelo al plan de tráfico, los trabajos de la ampliación de las aceras en Benito Corbal se han acelerado para facilitar el paso del desfile previsto para este sábado. Los operarios han terminado la actuación en uno de los márgenes y el miércoles ultimaban el ensanche de las zonas peatonales en el otro.

La lluvia amenaza de nuevo al Entroido pontevedrés
Comentarios