Lores da un nuevo tirón de orejas a Costas por no desbloquear las obras de Mollavao

"Hai un atraso inxustificable", critica el alcalde, que también se queja públicamente de la demora del plan fluvial de Ponte Sampaio
Vista de la calle Rosalía de Castro, en el barrio de Mollavao. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Vista de la calle Rosalía de Castro, en el barrio de Mollavao. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, dio este viernes un nuevo tirón de orejas a la Dirección General de Costas por el retraso que acumulan algunos proyectos municipales. Entre ellos, la construcción del nuevo vial de acceso a Mollavao, que implicaría la humanización de la calle Rosalía de Castro. 

"Non entendemos por que non se informa", lamentó el regidor del BNG, que recordó que esta obra cuenta con todos los permisos necesarios, incluidos los de la Xunta. "Hai un atraso inxustificable. Falei reiteradamente co delegado do Goberno en Galicia, coa subdelegada e co Ministerio para que axilizasen estas concesións e as modificacións", dijo Lores en referencia a otras actuaciones que están pendientes del organismo estatal, como la ampliación de la playa fluvial de Ponte Sampaio, que incluiría la creación de más zonas verdes y de esparcimiento a orillas del río Verdugo.

El líder nacionalista espera que en lo que resta de año "se tomen decisións" para poder impulsar obras que llevan tiempo comprometidas. 

El nuevo vial de acceso a Mollavao incluye la humanización de la calle Rosalía de Castro

La gasolinera de O Burgo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
La gasolinera de O Burgo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

REPSOL. A preguntas de la prensa sobre la situación administrativa de la gasolinera de O Burgo, cuyos terrenos quiere recuperar el Concello para uso público, Lores afirmó que la Administración local ha recurrido la petición de Repsol de aumentar su concesión al lado del río Lérez, de la que disfruta desde el año 1961.

La compañía había solicitado al organismo estatal, dependiente el Ministerio para la Transición Ecológica, un plazo de diez años más, hasta marzo de 2028, para continuar con su actividad. 

Costas denegó su petición inicial al considerar que su concesión en terrenos de dominio público marítimo-terrestre no podía prolongarse mucho más. Frente a esta resolución, Repsol presentó las correspondientes alegaciones, pero el proceso administrativo, que se inició en 2019, todavía no se ha resuelto.

Comentarios