viernes. 30.07.2021 |
El tiempo
viernes. 30.07.2021
El tiempo

"Lores no acepta las reglas cuando no le conviene; o piensas como él o eres su enemigo"

Jacobo Moreira, presidente y portavoz del PP de Pontevedra en una imagen de archivo
Jacobo Moreira, presidente y portavoz del PP de Pontevedra en una imagen de archivo
Desde que comenzó el actual mandato, los principales caballos de batalla de Jacobo Moreira han sido el PXOM y el empleo y asegura que seguirá peleando por ellos hasta las próximas municipales. Si será el candidato del PP a la Alcaldía es todavía una incógnita, aunque asegura haberse sentido siempre muy respaldado por la militancia y por la cúpula de su partido

Hace tres años fue elegido presidente del PP local y en 2015 concurrió por primera vez a las elecciones municipales para tratar de conseguir la Alcaldía de Pontevedra. No lo logró, pero su partido obtuvo siete concejales y Jacobo Moreira se posicionó como portavoz del principal grupo de la oposición en el Concello.

Llegado el ecuador del mandato, ¿qué análisis hace de estos dos primeros años?

Ha sido un tiempo de oportunidades perdidas en el que no se ha avanzado. El alcalde se ha tomado dos años para darse cuenta de que su Gobierno no estaba funcionando y él mismo lo ha reconocido con un nuevo reparto de competencias. No hay un precedente en sus 18 años de Gobierno de un cambio tan drástico. Lores no tuvo más remedio que reconocer esas disfunciones que veníamos denunciando por parte de la oposición, pero lo que me preocupa es que ahora ha puesto el contador a cero y ya hemos perdido dos años. Todos hemos visto cómo ha tenido que aprobar los Presupuestos y cómo ni siquiera es capaz de cumplirlos. No ha querido bajar los impuestos pero, al mismo tiempo, al final del año le quedaron 5,5 millones sin gastar, mientras decía que no había dinero para obras en las parroquias. A día de hoy no hemos visto ni un solo proyecto ejecutado.

El alcalde sí señala unos cuantos.

Él señala el edificio de Benito Corbal, que es un proyecto de la Xunta; la Variante de Alba, también de la Xunta; la avenida Josefina Arruti, que la pagó Fomento; el paseo a Marín, que lo va a hacer la Administración del Estado... Para disfrazar esa carencia de proyectos dice que todos están impulsados desde el Concello. Eso no me vale. Al final, el BNG y el alcalde están más preocupados por su sucesión y su jubilación que por el futuro de la ciudad.

"Hay empresas que han sido invitadas expresamente al viaje a México y me gustaría saber cuáles y por qué motivos"

 

¿En qué cuestiones no está dispuesto a ceder y en cuáles va a insistir más de aquí al final del mandato?

Una es el Plan General, que no solo tiene repercusión para la atracción de empresas, sino también para los vecinos que no pueden edificar en sus terrenos. Por ejemplo, mucha gente de Ponte Sampaio prefiere comprar un piso en Arcade que hacer una casa en la finca que le dejaron sus abuelos, ya que no puede porque no hay un PXOM que lo permita. Por otra parte, también me preocupan los servicios sociales y el deporte. Clubs de Pontevedra tienen que ir a entrenar a otros ayuntamientos porque aquí no hay instalaciones. Si del Concello depende, a día de hoy los clubs siguen sin cobrar las subvenciones de 2015. Es una pena que el Ayuntamiento tenga dinero para grandes eventos, como el trialtón, que está muy bien, pero a fin de cuentas es contratar a una empresa y pagarle para que lo organice y, sin embargo, descuide el deporte de base. Hace años se prometieron cuatro campos de fútbol y a día de hoy no hay ni uno solo en obras. El pabellón de deportes tampoco se ha hecho. Además, la cuestión fundamental sigue siendo generar oportunidades de empleo. Hay que atraer empresas, captar proyectos, y para eso hay que actuar como un agente comercial de Pontevedra, no solo como una persona que viaja para pasarlo bien. En turismo tenemos una potencialidad tremenda que no se está sabiendo aprovechar.

Dice que hay que actuar como agente comercial para atraer empresas y proyectos de fuera. ¿Apoya la misión comercial a México que está organizando el Concello?

Es un viaje que hasta ahora de misión no tiene nada. La anécdota conocida describe perfectamente toda esta forma de actuar del Concello. ¿A quién se le ocurre decir que va a hacer una misión comercial empresarial y no hablar con los principales actores, que son los empresarios? Han tratado de rectificar, pero la actitud ha quedado clara. Además, se ha dicho que hay 20 empresas interesadas, pero no se ha dicho cuáles. Me consta que hay algunas que han sido invitadas expresamente y me gustaría saber cuáles, por qué motivos y por qué no se ha invitado a otras. Hay una falta de transparencia que indica que esto tiene más de viaje a México que de misión comercial. Viendo la agenda, va a haber tres días entre un evento y otro que no sabemos a qué se van a dedicar. Con la Cámara de Comercio no han contactado, con Aempe tampoco, con la AJE tampoco... Y estoy convencido de que tampoco con el Igape ni con el Ministerio de Asuntos Exteriores para hacer contactos en el extranjero y tener una agenda ya marcada.

Afirma que uno de los principales problemas sigue siendo el paro, ¿las políticas de empleo no son una responsabilidad que está más en manos de los gobiernos autonómico y estatal que de un ayuntamiento?

Facilitar las cosas para crear empleo es responsabilidad de todos, pero hay que empezar por la base. Si cualquier empresa ahora mismo se plantease venir a Pontevedra con un proyecto, desgraciadamente el alcalde tendría que decirle "lo siento mucho, pero en Pontevedra no hay ni un solo metro cuadrado de suelo industrial. Váyase a otro sitio". ¿Qué le ofrece el Concello a las empresas para que les resulte atractivo venir aquí? Está claro que al alcalde no le gusta mucho atraer empresas; es más partidario de sacarlas. La Xunta sí está dando apoyo con una nueva política con los ayuntamientos, para pedir colaboración para establecer reducción de impuestos y también para que haya ayuntamientos prioritarios para que vengan las grandes empresas. No veo que Pontevedra tenga nada que ofrecer. Otros alcaldes sí se mueven, hacen contactos, ofertan suelos y condiciones, realizan auténticas misiones comerciales, y aquí no, nunca ha sido una prioridad. Si analizamos todas las juntas de Gobierno de este mandato, no hay ni un solo acuerdo encaminado a crear empleo.

"Veo con mucha satisfacción que proyectos que parecían imposibles, hoy tienen financiación de Ence"

Señala que en Pontevedra no hay suelo industrial. Sin embargo, Ence ha podido permanecer en su ubicación junto a la ría gracias a la prórroga concedida por el Gobierno central, algo que, según el alcalde, es darle a esta firma privada un trato privilegiado que no se le da a otras.

Prórrogas de concesiones se le han dado a muchísimas empresas en España y trato privilegiado no hay ninguno. Es una empresa que ha tenido una concesión y, ya que va a seguir aquí y eso le va a suponer un beneficio y una serie de posibilidades, lo que hemos buscado es que Pontevedra participe de esos beneficios. Para mí es gratificante ver como muchos clubs deportivos, entidades sociales... tienen unos fondos de los que no disponían. Es lo que yo siempre quise cuando me decanté por la permanencia de Ence: que hubiese una rentabilidad social. Veo con mucha satisfacción que proyectos que parecían imposibles, hoy en día tienen una financiación garantizada, desgraciadamente no de la Administración, sino de una empresa privada, pero que deriva de un acuerdo que supieron cerrar Núñez Feijóo y Alfonso Rueda en sus negociaciones con Ence. Es un hito y va a durar todo el tiempo que siga ahí la empresa. Es algo que podía haber hecho el alcalde hace años y no hizo.

La concesión de ayudas del plan social de Ence ya está en marcha, pero todavía falta materializar otros compromisos, como la aportación para el saneamiento de la ría. ¿Para cuándo esa parte?

Se está trabajando y hay una mesa sobre el saneamiento de la ría en la que, entre otras cosas, se está hablando de la ampliación de la EDAR, para la que Ence va a aportar 15 millones. Y también hay otra serie de compromisos, como la rehabilitación del Pazo de Lourizán, que por ahora no ha podido cristalizar porque hay un boicot político que, además, peca de mucha ignorancia, porque ya en los años 40 había una pastera que colaboraba en el Pazo de Lourizán para llevar a cabo proyectos. Lo que sucede es que hay personas que, dependiendo de la empresa de la que hablemos, no quieren que participe en proyectos beneficiosos para todos.

Pero sobre el Pazo de Lourizán hay un convenio entre la Deputación y la Xunta que establece que es esta última la que debe encargarse de su restauración...

La Xunta ha dicho que consigue financiación para rehabilitarlo, pero la Deputación le mira el color al dinero y, como viene de Ence, dice que no lo quiere. La Deputación es como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer, así que el Pazo de Lourizán seguirá degradándose por una cuestión de partidismo político y cerrazón.

Volviendo al plano municipal, este mandato Lores no cuenta con mayoría absoluta, lo cual, a priori, debería poner las cosas más fáciles a la oposición. ¿Se nota esa diferencia?

El BNG era más dialogante cuando gobernaba con pactos que ahora. De hecho, debería notarse en que hubiese más búsqueda de acuerdos, pero, desgraciadamente, nos encontramos un Gobierno que no cumple los acuerdos del Pleno. Se saltó las normas para aprobar los Presupuestos, porque no aceptó que el Pleno tuviese un posicionamiento diferente al suyo, y por eso tenemos el Presupuesto en los tribunales. Se ha vulnerado el derecho de la oposición a presentar enmiendas, se ha saltado el Pleno como entidad, lo cual es ilegal, y Lores no sabe manejarse y no acepta las reglas del juego cuando no le conviene. O piensas como él o eres su enemigo.

"Cuando el PP convoque su congreso tomaremos la mejor decisión entre todos; hoy toca seguir liderando la oposición"

Lores afirma que está en su mejor momento político.

Se referirá a que está cómodo porque no tiene proyectos. Dice que está recogiendo los frutos de lo sembrado, pero lo que está haciendo es vivir de rentas, de lo que ha hecho en los ocho primeros años, porque en los diez siguientes no ha hecho nada. Esos frutos de los que habla ya los ha vendido, los ha revendido, y de tanto revenderlos acaban pudriendo. Todos los proyectos que está anunciando son de la Xunta y del Estado. Los únicos que ha hecho él en este mandato son una explanada para autocaravanas y un banco corrido en A Ferrería. Ese es el balance del Concello. De la Deputación ya ni hablemos, pues no tiene ni una sola obra ejecutada en Pontevedra.

Durante estos dos años ha habido varios acuerdos entre los grupos de la oposición; sin embargo, Marea ya ha roto la baraja en algunas ocasiones, como en la aprobación de los Presupuestos...

Marea tiene grandes contradicciones. Llegó a decir que los Presupuestos de Lores solo los firmaría Donald Trump y al final quienes firmaron fueron ellos. Critican cosas como el convenio de la Plaza de Toros, cuando eso ya estaba en el Presupuesto cuya aprobación facilitaron. El paso del tiempo los está retratando como populistas que no tienen fundamento, criterio propio, que solo buscan titulares, y por eso son gente poco de fiar.

¿Qué cree que hubiese pasado si Marea no se abstuviese en el Pleno de los Presupuestos y Lores hubiese presentado la moción de confianza que anunció?

Supongo que la moción de confianza la habría perdido, pero no había caso de moción de censura porque yo lo descarté desde el principio. Soy de los que piensan que quien gana las elecciones debe gobernar y por eso, tras los comicios de 2015, le dije a Lores que no tenía que buscar pactos absurdos, que íbamos a dejarle gobernar en solitario. Aunque él no opina lo mismo, como se comprobó cuando en 2007 el PP consiguió doce concejales y él solo siete.

Este mismo año el PP pontevedrés va a celebrar su congreso y decidirá el candidato que presentará a las próximas elecciones municipales. ¿Se va a presentar?

Nosotros tenemos nuestro calendario propio y cuando se convoque el congreso tomaremos la mejor decisión para el partido, con el objetivo de seguir haciéndolo subir. Hemos mejorado mucho los resultados en las últimas elecciones. El objetivo será recuperar la Alcaldía de Pontevedra y estoy convencido de que lo vamos a conseguir, pero hoy por hoy no toca hablar del congreso. Toca seguir liderando la oposición.

Pero faltan solo unos meses...

Cuando llegue el momento y se convoque el congreso tomaremos la mejor decisión entre todos.

¿Se siente respaldado por su partido?

Sí, sin duda. Siempre he sentido el apoyo de la militancia. Yo gané con más de un 97% de los votos. En otros congresos que se están haciendo no veo a nadie que llegue a ese nivel de apoyo y precisamente eso nos dio la fortaleza para recomponer el partido y seguir sumando miembros. Estamos haciendo un calendario muy activo de contacto no solo en la ciudad, sino también en las parroquias. También estoy súper satisfecho con el apoyo del partido a nivel provincial, regional y nacional. Nos sentimos muy bien tratados.

"Lores no acepta las reglas cuando no le conviene; o piensas como...
Comentarios
ç