jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

UNA ACTIVIDAD QUE DA TRABAJO A MÁS DE 15.000 PERSONAS EN TODA LA PROVINCIA

Los empleados del sector de la alimentación exigen mejoras a la patronal

Asamblea de trabajadores celebrada en el local sindical de Pontevedra, en la calle Pasantería
Asamblea de trabajadores celebrada en el local sindical de Pontevedra, en la calle Pasantería
Rechazan la oferta para el nuevo convenio colectivo ►"Queren retrotraelo ás condicións de hai 15 anos", denuncia UGT

La negociación del convenio colectivo vuelve a enfrentar a la patronal de la alimentación con sus trabajadores, que exigen mejoras en sus condiciones sociales y salariales. Los empleados rechazan la última oferta de los empresarios al entender que son lesivas para sus intereses y van en contra de los derechos adquiridos en los últimos años. Y así se lo manifestaron este domingo a los sindicatos, que convocaron asambleas en Pontevedra, Vilagarcía y Vigo para explicar la situación a la que se exponen.

El secretario de Organización de UGT en la comarca y responsable de la federación de Alimentación, Carlos Esperón, considera que la propuesta de los empresarios supone un paso atrás para los empleados del sector. "Queren retrotraer o convenio ás condicións de hai 15 anos, tanto no eido económico como no social", explica.

La patronal quiere que el convenio colectivo, que está prorrogado desde el 31 de diciembre de 2015, tenga una vigencia de cinco años. Para los tres primeros, no contemplan ninguna mejora salarial y solo prevé un aumento de las nóminas de un 0,25% para los dos últimos, es decir, para 2019 y 2020.

La aspiración de los empresarios también pasa por la supresión de la promoción interna, a través de una modificación de categorías profesionales; cambios en las compensaciones por movilidad geográfica de los trabajadores; la congelación del complemento antigüedad y la supresión del cien por cien del salario durante las bajas laborales.

Comisiones Obreras, CIG, UGT y USO, las centrales con representación en el sector, harán una nueva propuesta a los empresarios para tratar de avanzar en las negociaciones y evitar el inicio de un conflicto, que podría desembocar en la convocatoria de movilizaciones e incluso de una huelga. Cabe recordar que el último paro protagonizado por los trabajadores de la alimentación tuvo lugar en 2013.

El próximo día 26, patronal y parte social volverán a reunirse. En este encuentro, las centrales sindicales solicitarán mejoras en la jornada laboral, las vacaciones, la conciliación y en la nómina. Reclamarán una subida lineal de 50 euros al año por trabajador.

Los empleados del sector de la alimentación exigen mejoras a la...
Comentarios
ç